El Rey defiende los anhelos de las nuevas generaciones: trabajo, igualdad, conciliar...
  1. España
tradicional discurso navideño

El Rey defiende los anhelos de las nuevas generaciones: trabajo, igualdad, conciliar...

Puso nombre y apellidos a las verdaderas preocupaciones de los jóvenes, dirigiéndose a los que no encuentran el empleo para el que se preparon o los que no alcanzan un salario digno

placeholder Foto: Felipe VI pronuncia su discurso de Navidad desde el Palacio de La Zarzuela. (EFE)
Felipe VI pronuncia su discurso de Navidad desde el Palacio de La Zarzuela. (EFE)

El Rey apostó en su tradicional discurso de Nochebuena por lanzar un mensaje de respaldo a los jóvenes, mirando a los problemas reales que enfrentan y preocupan a las nuevas generaciones y que son “muy serios”, quiso matizar. El monarca puso nombre y apellidos a sus verdaderas preocupaciones, acercándose a la realidad del sector de la sociedad más desconectado de la institución que encabeza. Y no se dejó ni una en el tintero.

Foto: El Rey Felipe VI pronuncia el tradicional mensaje de Navidad, el quinto de su reinado, desde el Palacio de La Zarzuela. (EFE)

Se dirigió a todos aquellos que se forman para un determinado empleo que no termina de llegar, los que siguen luchando por un salario digno o quienes quieren formar una familia y encuentran continuas trabas para iniciar su proyecto de vida o en la ardua tarea de la conciliación. A todos estos jóvenes se dirigió este 24 de diciembre en un discurso muy conciso que no pretendía lanzar frases de contenido general, sino abordar con exactitud los anhelos de millones de personas.

Felipe VI miró al pasado para defender los valores de la Transición, “la convivencia es el mayor patrimonio que tenemos los españoles”, y pidió a los protagonistas que vivieron la llegada de la democracia y la libertad “transmitir esos principios para que no se pierdan ni se olviden”. Pero el Rey miró sobre todo al futuro, advirtiendo que “hacer partícipes” a los más jóvenes de ese periodo de nuestra historia es necesario, pero “no es suficiente”.

Aseguró que “como sociedad” existe “una deuda pendiente” con la juventud, recordando que “somos responsables de su futuro” y reconociendo que las circunstancias de hoy “no son, ni mucho menos, las más fáciles”. El Rey lanzó un mensaje de firme compromiso, resaltando los constantes “interrogantes” que las nuevas generaciones afrontan cada día en busca de su porvenir. Y no dudó en poner en valor sus cualidades, muchas veces cuestionadas: “Tenéis talento. Creéis en la paz, estás abiertos al mundo porque sois y os sentís europeos, sois solidarios, estáis comprometidos con las causas sociales, con la lucha contra el cambio climático”, enumeró el Rey.

placeholder Felipe VI. (EFE)
Felipe VI. (EFE)

Y siguió: “Queréis vivir y convivir, pero tenéis problemas serios”. El monarca ponía así el foco una vez más en las preocupaciones que de verdad inquietan a los jóvenes, más allá de la cohesión social y territorial —el conflicto de Cataluña siempre presente en los medios de comunicación—, señalando situaciones concretas con las que muchos se pueden identificar cada día: “Sabéis que es muy difícil encontrar trabajo sin adecuada formación. Muchos la tenéis, pero a veces os veis obligados a ocupar un puesto que no es para el que os habéis preparado o que no responde a vuestras expectativas”, dijo el Rey.

“Os tenemos que ayudar a que podáis construir un proyecto de vida personal y profesional, con un trabajo y un salario dignos"

Apeló en ese momento al compromiso de toda la sociedad al respecto: “Os tenemos que ayudar” insistió, “a que podáis construir un proyecto de vida personal y profesional, con un trabajo y un salario dignos, a tener un lugar adecuado donde vivir y, si así lo queréis, a formar una familia y poder conciliar con la vida laboral”. El Rey no quiso olvidarse de ninguno de estos 'problemas reales' y dedicó palabras y minutos a todos ellos. “La responsabilidad de todos es que vuestra capacidad, motivación, ilusión y esfuerzo venzan a las dificultades y construyamos un país mejor”, concluyó, sin dejar de insistir en la necesidad de una España “más cohesionada socialmente y comprometida con la igualdad real entre hombres y mujeres”.

Foto: Nube de palabras del mensaje de Navidad 2018 del Rey Felipe VI.

Precisamente, al inicio de su discurso don Felipe reconocía que a lo largo de los últimos años —desde 2014, cuando habló por primera vez a los españoles como Rey una Nochebuena, meses después de su proclamación— se dirige a la sociedad cada 24 de diciembre para “transmitir mis inquietudes y reflexiones sobre nuestra democracia”, dijo, y también sobre otras cuestiones como “economía y el paro o la educación, la corrupción o la violencia contra las mujeres”. Sobre este último punto el monarca insistió: “Una violencia, de tan triste actualidad [en clara alusión al asesinato de la joven zamorana Laura Luelmo] y que merece siempre nuestra repulsa, la condena más enérgica y el empeño de toda la sociedad para erradicarla de nuestra vida”, zanjó.

Rey Felipe VI Casa Real Conciliación Laura Luelmo Violencia de género Paro
El redactor recomienda