Es noticia
Menú
El 'casadista' Mariscal y la 'indepe' Cunyat; unidos pese a sus diferencias políticas
  1. España
situados en posiciones opuestas

El 'casadista' Mariscal y la 'indepe' Cunyat; unidos pese a sus diferencias políticas

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso conoció a Coralí Cunyat i Badosa, defensora de Puigdemont, cuando ésta era senadora designada por el Parlament de Cataluña

Foto: El portavoz adjunto del grupo popular en el Congreso, Guillermo Mariscal. (EFE)
El portavoz adjunto del grupo popular en el Congreso, Guillermo Mariscal. (EFE)

A lo largo de la Historia se han dado muchos matrimonios y parejas "contra natura" donde el amor y el afecto se sobreponen a las diferencias políticas. España tampoco se libra de estar entre los países en los que, de vez en cuando, se dan este tipo de situaciones.

El último matrimonio (2005) que fue noticia por este motivo lo protagonizaron el entonces diputado por Cantabria del Partido Popular, José María Lassalle y la diputada del PSC, hoy ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. Aunque en el año 2016 formalizaron su divorcio.

Foto: Meritxell Batet y José María Lassalle (Gtres)

Ahora se da otro caso en el PP con connotaciones aún más morbosas por cuanto la pareja se sitúa en posiciones antagónicas, casi podría decirse que 'enemigas', al defender una de ellas explícitamente la independencia de Cataluña.

placeholder Coralí Cunyat i Badosa. (Senado)
Coralí Cunyat i Badosa. (Senado)

En efecto. El diputado por Las Palmas desde hace 13 años, Guillermo Mariscal Anaya (1974), portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso tras apoyar a Pablo Casado en la lucha interna para sustituir a Mariano Rajoy, conoció a Coralí Cunyat i Badosa (Girona, 1976) cuando ésta era senadora designada por el Parlament de Cataluña en la IX y X Legislatura. Cunyat era militante de la antigua Convergencia Democrática de Cataluña y posteriormente del PDeCAT, muy ligada políticamente al fugado Carles Puigdemont. Hasta el punto de que el 'exprtesident' la hizo gerente de la Feria de Girona donde debería haberse celebrado el acto de entrega de los Premios Princesa de Girona y que finalmente hubo que trasladar a otro lugar por la ofensiva independentista contra la Corona. Formó parte del equipo del prófugo de la Justicia cuando éste era alcalde de Girona, figurando en las listas electorales como número 4.

Cunyat i Badosa ha venido protagonizando una activa campaña pro Puigdemont, colgando fotos en Twitter y Facebook (si bien sus perfiles en ambas redes sociales sólo pueden consultarse previa autorización). Y recientemente ha hecho lo propio con el sucesor, Quim Torra. En líneas generales, es una firme defensora del secesionismo.

El amor es siempre más fuerte que cualquier convicción política. Mariscal y Cunyat se convirtieron en pareja de hecho hace algunos años y tuvieron una niña en común. Pese a la beligerancia política de la dama independentista, Mariscal no tiene inconveniente en pasear a su pareja por Gran Canaria y asistir colgado de su brazo a los actos del Partido Popular de Gran Canaria, incluso después de que sus compañeros de militancia política no puedan salir a las calles de Cataluña.

placeholder El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)

Ataques 'ad hominem'

La cuestión no tendría más importancia en el escenario político del momento. Sin embargo Mariscal, antiguo protegido del ministro José Manuel Soria, cuenta ahora entre sus amigos al mismísimo Pablo Casado, al que conoció cuando éste era jefe de las juventudes de Nuevas Generaciones. Actualmente Mariscal es el portavoz adjunto en el Grupo Parlamentario e intenta conformar y consolidar la tendencia 'casadista' para hacerse con el control del PP canario en el congreso del próximo mes de mayo. Este grupo de 'casadistas', entre los que también se encuentran Rosa Rodríguez, Manuel Fernández, María del Carmen Hernández Bento, diputada nacional y ex delegada del gobierno, Águeda Montelongo (Fuertenventura) , Astrid Pérez (Lanzarote), jerarcas del PP de la toda vida, y Cristina Tavío, se suelen reunir con cierta frecuencia con Soria para informarle de sucesos y recibir consejos del exministro. Están en contra del 'sorayo' Asier Antona, presidente del partido en Canarias.

Mariscal, antiguo protegido del ministro Manuel Soria, cuenta ahora entre sus amigos a Casado, al que conoció cuando éste era jefe de NNGG

Las pretensiones de Mariscal no son nuevas. Ya intentó en su día, con el apoyo de su amigo íntimo Carlos Aragonés, descollar en política con desigual éxito aunque con escaño en el Parlamento nacional. Ahora alardea de que será él quién supervisará las listas electorales, quizá el mayor poder interno en cualquier formación política.

Dicen que ha pedido a su compañera sentimental “discreción” en sus manifestaciones públicas en favor de dos bestias negras del PP, Puigdemont y Torra.

Jacques-Alain Miller, en un famoso ensayo publicado hace algunos años, afirmaba que "el amor es el sentimiento que realmente muñe los discursos políticos". No parece aquí que las posiciones políticas, si son sinceras, puedan argumentar mejor el discurso. O quizá sí. Por ejemplo, si a la boda, por un lado, asistiese Pablo Casado y por el otro, al alimón Puigdemont y Torra. ¿Quién dijo miedo?

A lo largo de la Historia se han dado muchos matrimonios y parejas "contra natura" donde el amor y el afecto se sobreponen a las diferencias políticas. España tampoco se libra de estar entre los países en los que, de vez en cuando, se dan este tipo de situaciones.

Cataluña Canarias Pablo Casado Carles Puigdemont Quim Torra José Manuel Soria
El redactor recomienda