el cis erró por casi 10 puntos con el PSOE

¿Por qué han vuelto a fallar las encuestas?: "El voto se decide cada vez más tarde"

El CIS no adelantó la irrupción de Vox pero es que su encuesta se cerró un mes antes de las elecciones. La prohibición de publicar sondeos distorsionó la foto electoral

Foto: Susana Díaz tras los resultados de las elecciones. EFE
Susana Díaz tras los resultados de las elecciones. EFE

Vox ha destrozado los mejores augurios de las encuestas. Los 12 escaños obtenidos en las elecciones andaluzas superan con mucho la mejor de las previsiones que ningún sondeo le otorgó durante la campaña. Solo al cierre de los colegios electorales, la empresa GAD3 pronosticó una horquilla de entre ocho y 10 escaños, muy por encima del resto. ¿Qué ha pasado? Las encuestas han fallado, sí, sobre todo la del CIS de Tezanos, pero los expertos apuntan a que la prohibición de publicar encuestas las últimas semanas de campaña tiene la culpa porque en realidad los sondeos privados que manejaban los partidos sí estaban palpando el auge.

El pasado miércoles, antes de las elecciones, Narciso Michavila, presidente de GAD3, el único instituto de encuestas que ha seguido día a día hasta el final porque iba a publicar para 'ABC' un sondeo nada más cerrar las urnas, ya adevertía de que Vox estaba subiendo y de que podía llegar a los seis escaños. Pero en España esos resultados no se podían publicar. La ley electoral, de 1985, impide difundir encuestas los últimos cinco días de campaña.

Con dos partidos, un cambio de voto era algo drástico, muy meditado. En las andaluzas, con cinco opciones, el salto de última hora era más sencillo

"La gente cada vez decide más tarde el voto, pero como el voto también la película que va a ver en el cine, la compra...", explica Michavila. La percepción de muchos votantes de Vox era esa, que conforme avanzaba la campaña fue creciendo la ola. Fue la última semana de campaña cuando Susana Díaz centró su discurso en Vox para movilizar el voto socialista con el temor a la ultraderecha. No consiguió su objetivo pero sí que puso los focos en el mensaje de Santiago Abascal. Y probablemente contribuyó a que despegara una campaña que ya iba lanzada.

Tradicionalmente, con dos partidos mayoritarios, un cambio de voto era algo drástico, muy meditado. En las elecciones andaluzas, con cinco opciones de voto con posibilidad de conseguir escaño, más otros como Pacma y Equo, la paleta de opciones es mucho más rica. Conforme las propuestas se acercan es más fácil que un votante tradicional del PP se pase a Vox o a Ciudadanos y eso puede ocurre en una campaña electoral.

"La volatilidad en la intención de voto en el corto y medio plazo formará parte del paisaje en el nuevo ciclo electoral"

Desde la consultora electoral Public coinciden en lo mismo. En su análisis electoral un punto destaca cómo 'Las campañas importan. La mayoría decide al final'. Ahí explica: "Viene sucediendo en la mayoría de los procesos electorales celebrados en el último lustro, tanto en España como fuera de nuestras fronteras: El votante posterga cada vez más la decisión de voto, dejándola para el final. Esta dinámica, unida a una campaña que podríamos calificar 'de biorritmos bajos', ha provocado las sorpresas de última hora. Una semana antes, las encuestas publicadas venían recogiendo una clara tendencia ascendente de Vox; tendencia que se aceleró en los últimos días, como confirmaría el sondeo publicado al cierre de urnas. Por tanto, la volatilidad en la intención de voto en el corto y medio plazo formará parte del paisaje en el nuevo ciclo electoral".

Andrés Medina, analista de esta consultora y hombre que pasó años en Moncloa haciendo análisis electorales para Rajoy, coindide. "Esperamos hasta el último minuto de la película para elegir. Las campañas importan y mucho, no sobre si ha habido un despiste o no, sino para decidir si a la gente le inspira confianza un candidato o no".

Tezanos, en una conferencia junto a Alfonso Guerra. EFE
Tezanos, en una conferencia junto a Alfonso Guerra. EFE

"Nuestro sondeo que daba entre seis y ocho escaños estaba terminado el viernes", señala Michavila. No fue, pues, un sondeo a pie de urna, sino una recopilación viendo la evolución de todos los sondeos diarios que GAD3 realizó durante la campaña. Si la ley electoral no fuera tan rígida, los electores habrían podido ir a votar con un panorama de la situación más cercano a la realidad. "En Reino Unido o Francia lo habráimos podido publciar, pero España tiene una legislación muy atrasada, creo que solo por detrás de Italia", añade. Esto probablemente perjudicó a la izquierda.

De los sondeos el que más se alejó fue el del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que dirige el catedrático emérito de Sociología José Félix Tezanos. En su encuesta del pasado. El pasado 14 de noviembre, el barómetro del CIS pronosticó un escaño a Vox por Almería. Los siguientes sondeos le dieron entre tres y cuatro escaños. Michavila, que ha sido muy crítico con Tezanos, señala que en este caso la no aparición de Vox en ese barómetro no es achacable al peculiar sistema de cocina de Tezanos.

"Al césar lo que es del césar. No se le puede achacar a Tezanos que no viera a Vox, porque entocnes no estaba. Entonces no lo veíamos ninguno", admite Michavila, que probablemente ha sido el más crítico con Tezanos. La encuesta del CIS es, con diferencia, la mayor de las realizadas. Pero sus 4.920 entrevistas se hicieron entre el 15 y el 31 de octubre, más de un mes antes de la votación.

Andrés Medina también defiende en este punto a Tezanos: "La encuesta se terminó a más de un mes de las elecciones, no se puede matar a nadie. Esto confirma que la decisión de voto la gente la posterga más y espera acontecimientos hasta el final y creo que de forma honesta, no es que la gente mienta. A quien publica una encuesta de hace un mes no se le puede pedir lo mismo que al que lo hace al final". Y añade: "Es un sinsentido que no se puedan publicar encuestas. Hoy estamos más que preparados que para andar con subterfugios", en alusión a las encuestas en clave que se publican en redes. Tezanos ha opinado en público que las encuestas no captan las dinámicas de cambio del voto y que como cada vez la gente decide más tarde y que por lo tanto a las encuestas cada vez les cuesta más aproximarse a la realidad.

Otra cosa es la estimación que daba Tezanos al PSOE. Desde su llegada al CIS, este optó por un método sin cocina que beneficiaba al PSOE. Aplicando su sistema de tomar la intención directa de voto más la simpatía, sin cocina, habría dado al PSOE un 42,3% de los votos. Sin embargo, en el último momento Tezanos rectificó y usó un sistema de cocina que daba al PSOE un 37,4% en estimación de voto. Finalmente el PSOE obtuvo un 27,95% del voto, nueve puntos y medio menos de lo que pronosticó el CIS. De haber aplicado el sistema que instauró en septiembre, el descalabro habría sido aún mayor, de 14 puntos. Con la polémica, Tezanos pidió esperar al resultado electoral para opinar sobre su modelo. "El 3-D podremos decir si el modelo se aproxima más a la realidad", afirmó entonces. Ya ha llegado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios