el partido de rufián se abstuvo en la votación

Triple reprobación de Delgado en las Cortes: Sánchez no logra contentar a ERC

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, se convierte en el primer miembro de un Ejecutivo que alcanza la cifra, récord hasta ahora, de sufrir tres reprobaciones parlamentarias

Foto: Dolores Delgado. (EFE)
Dolores Delgado. (EFE)

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, se ha convertido en el primer miembro del Ejecutivo de Pedro Sánchez que suma y alcanza la cifra, récord hasta ahora, de sufrir tres reprobaciones entre las aprobadas por el Congreso y por el Senado. Después de que ambas Cámaras pidieran su dimisión o destitución por mentir sobre sus relaciones con el comisario Villarejo y por dejar solo en primera instancia al juez Pablo Llarena frente a las demandas de Carles Puigdemont en Bélgica, ahora el Congreso descalifica su labor general al frente del departamento.

Triple reprobación de Delgado en las Cortes: Sánchez no logra contentar a ERC

El Grupo Popular, con el apoyo de Ciudadanos, se apuntó el tanto de la triple reprobación parlamentaria de Delgado gracias a la ayuda imprevista de los diputados de ERC que con su abstención fueron decisivos a la hora de la votación: 167 diputados en su contra frente a los 162 parlamentarios socialistas, podemitas, independentistas del PDeCAT y nacionalistas del PNV que la defendieron.

El nuevo revolcón en el Congreso del Gobierno de Sánchez se registró a las 24 horas del último espectáculo del diputado de ERC Gabriel Rufián que acabó con su expulsión después de insultar al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. El presidente del Gobierno dejó solo a su ministro en el Congreso, luego culpó y equiparó en responsabilidades a Pablo Casado y a Rufián de "la crispación" de la vida parlamentaria para restar importancia al ataque de sus aliados independentistas a Borrell. Pero a ERC no le han valido esos 'detalles' del inquilino de la Moncloa para salvar a Delgado de la desautorización parlamentaria.

El pleno del Congreso fue escenario del mal momento que pasan las relaciones entre el PSOE y los independentistas de ERC, sin cuyos 9 diputados Sánchez no puede mover ni un proyecto en la Cámara. Rufián perseveró en los pasillos en insultar a Borrell, ministro huérfano de respaldo expreso alguno en su grupo parlamentario. Tampoco contentó a los republicanos la noticia de que el Gobierno, con la propia Delgado como brazo ejecutor, había destituido a Edmundo Bal, el abogado del Estado que pretendía defender que los responsables de la intentona secesionista del pasado otoño en Cataluña, con el jefe de ERC Oriol Junqueras a la cabeza, podían haber cometido delito de rebelión.

En la propia moción aprobada en el Congreso el PP se incluye un capítulo para descalificar a la ministra de Justicia por imponer sus criterios de conveniencia política a la labor técnica de los funcionarios de la Administración de Justicia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios