contraria a las políticas de carmena y colau

Encuentro Villacís-Valls para lanzar una estrategia electoral común en Madrid y BCN

Las dos ciudades están hoy lideradas por los llamados "ayuntamientos del cambio". Villacís y Valls harán su campaña sobre ejes muy similares: vivienda, okupación, seguridad, basuras...

Foto: El candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, el pasado martes durante su intervención. (Fundación Rafael del Pino)
El candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, el pasado martes durante su intervención. (Fundación Rafael del Pino)

El candidato a la alcaldía de Barcelona apoyado por Ciudadanos, Manuel Valls, y la portavoz municipal del partido en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, mantuvieron una reunión el pasado martes por la tarde aprovechando la visita a la capital del ex primer ministro francés, que presentaba su primer libro en la Fundación Rafael del Pino. El encuentro sirvió para hacer un diagnóstico común cuando está a punto de terminar la legislatura de los llamados "ayuntamientos del cambio" que gobiernan ambas ciudades, y para abordar los ejes electorales y las principales cuestiones en las que coincidirán los dos candidatos de cara a 2019.

El problema de la vivienda fue uno de los platos fuertes de la cita. También abordaron otros fenómenos coincidentes en las dos ciudades más grandes de España y que ambos 'combatirán' en su propuesta para los próximos comicios: el auge del 'top manta' y otras actividades ilegales que generan inseguridad en las urbes, la okupación, la pérdida de peso en inversiones y en proyección internacional y los altos niveles de suciedad en las calles. Precisamente, el exdirigente galo protagonizó un encuentro cuyo título desvelaba el programa electoral por el que apostará y que se parece mucho a la idea desgranada por Villacís en estos años de oposición: "El entorno ciudadano en el siglo XXI: una Barcelona cosmopolita, próspera y segura".

En el caso de Madrid, la portavoz naranja —que debe someterse a un proceso de primarias el próximo enero, aunque su candidatura se da por segura— viene marcando una estrategia clara durante estos últimos meses e insiste en enmarcar la candidatura de Ahora Madrid —en la que se encuentra Podemos, ahora sumida en un terremoto político— dentro del "populismo". Igual que Ciudadanos a nivel nacional y europeo, el entorno de Villacís adelanta que uno de los ejes de su campaña en la capital también pasará por trasladar la batalla de "populismo contra liberalismo".

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís. (EFE)

En ese sentido, la dirigente centrista busca polarizar en el panorama político madrileño con la actual alcaldesa, Manuela Carmena, aprovechando las horas más bajas de los dos partidos tradicionales. Ni PP ni PSOE tienen claras sus candidaturas a seis meses de las elecciones.

En cuanto a Valls, que liderará una plataforma transversal constitucionalista en la que estará Ciudadanos, también centrará su campaña contra los "populismos" que, en Cataluña, además se integran con el nacionalismo. Precisamente durante el acto del pasado martes, el ex primer ministro francés quiso insistir en que "la defensa de los valores de libertad y democracia están amenazados en Europa por culpa de populistas y nacionalistas" e insistió en que la victoria de su candidatura en la ciudad condal sería precisamente "la mejor respuesta al populismo", mirando directamente a Ada Colau.

Ideas similares y estrategias, en muchos casos, gemelas. Otra de las cuestiones que Valls abordó es una máxima en el ideario de Ciudadanos en Madrid. El exdirigente galo se refirió a las empresas, insistiendo en que, sin ellas, "no hay ni economía, ni empleo, ni redistribución de la riqueza". Insistió en la defensa de las pymes y autónomos, "necesitamos a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas" —otra de las grandes banderas de Ciudadanos, también en Madrid— y aseguró que "lo peor que tiene el populismo es responsabilizar de los problemas a otro cuando uno no es capaz de resolver", concluyendo con que para los populismos "la empresa es parte del enemigo". La crítica es compartida por Villacís en Madrid, donde reprocha en gran medida "las trabas y dificultades" que, a su juicio, el gobierno de Carmena pone a las empresas y a los inversores en la capital.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), junto a la regidora madrileña, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), junto a la regidora madrileña, Manuela Carmena. (EFE)

Madrid-Barcelona, objetivo de Cs

Ciudadanos tiene claro que escalará posiciones en la inmensa mayoría de ayuntamientos tras las elecciones del próximo año. Así lo reflejan todas las encuestas —externas e internas—, aunque en este momento todos los esfuerzos están puestos en las autonómicas andaluzas del 2 de diciembre. No solo el partido de Rivera, todas las formaciones están a la espera de comprobar las consecuencias del nuevo mapa político tras el vuelco nacional de la moción de censura. El PP medirá si existe algún 'efecto Casado' (en Ciudadanos lo ponen en duda), el PSOE testará sus primeros meses en el Gobierno, Podemos afrontará su crisis interna y el apoyo al Ejecutivo socialista y la formación naranja deberá constatar si su auge en las encuestas es real. Cuando pase Andalucía, toda la presión política y mediática mirará a mayo de 2019.

Y en ese punto, Ciudadanos reconoce que no duda de su mejora en las urnas, aunque el verdadero broche de oro, apuntan fuentes de la dirección, sería gobernar alguno de los dos grandes ayuntamientos. Hay muchas esperanzas puestas en Madrid, pero también en Barcelona, aunque entienden que es difícil. Valls, en todo caso, se distancia de representar a un solo partido. Para los de Rivera, su triunfo sería el fracaso del independentismo y eso es equivalente a ganar las elecciones por sí mismos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios