SUPERAn LAS DE TODO EL MES DEL AÑO PASADO

La 'profanación' dispara las visitas al Valle de los Caídos: 19.000 personas en cuatro días

La profanación de la tumba de Franco la pasada semana ha tenido su primer efecto. En los primeros cuatro días de noviembre, hubo más visitas de las que registró todo el mes en 2017

Foto: Valle de los Caídos. (iStock)
Valle de los Caídos. (iStock)

Vuelve el interés por el Valle de los Caídos. Como ocurrió el pasado verano, cuando las visitas se dispararon en plena ofensiva del Gobierno anunciando la exhumación de Francisco Franco, el incidente del pasado miércoles en el que un hombre profanó la tumba del dictador con pintura roja ha desatado de nuevo el número de visitantes. Según ha podido saber este diario de cifras oficiales, en los primeros cuatro días de noviembre, en torno a 19.000 personas se han acercado a ver el conjunto situado en Cuelgamuros. Aunque es cierto que estos días han coincidido con el puente de Todos los Santos y unas condiciones metereológicas que han acompañado el ánimo de turistas y familias, el fuerte incremento responde a lo ocurrido el último día de octubre y el debate abierto en canal por el Ejecutivo que ha implicado incluso al Vaticano.

Las cifras hablan por sí solas. El mes de noviembre del año pasado contó con un total de 17.563 visitas, cerca de 1.500 menos de las que ha tenido en solo cuatro días. En Patrimonio Nacional ya auguraron la semana pasada, cuando saltó a la luz la profanación de la tumba que se hizo viral en redes sociales, que en los últimos dos meses de este año y muy especialmente en noviembre (cuando se cumple el 43 aniversario de la muerte del dictador) las cifras, indudablemente, irían a más. Y la primera repercusión ha llegado en el primer fin de semana tras el incidente. El día que se registraron menos visitas, se alcanzaron igualmente las 4.544.

Lo que parece claro es que en estos últimos meses, desde que Pedro Sánchez aterrizó en La Moncloa con la promesa de dar cumplimiento estricto a la Ley de Memoria Histórica y sacar al dictador del Valle de los Caídos, el interés ha ido en aumento y el número de visitas ha superado ampliamente las recibidas durante el mismo periodo del pasado año. Pero los datos demuestran el repunte en los momentos de mayor polémica y debate social. Ocurrió en el mes de agosto, cuando se produjo el máximo anual, con 60.000 visitas cuando todos los telediarios y medios de comunicación abrían sus portadas con el asunto. Septiembre y octubre doblaron las visitas recibidas en 2017, pero fueron bajando con respecto al verano.

En el caso concreto de octubre, el conjunto custodiado por la abadía benedictina recibió 41.866 visitas, 11.000 menos de las registradas el mes anterior, cuando más de 53.000 personas se desplazaron hasta allí. Eso sí: en lo que va de año, 308.639 personas han visitado el monumento, un 26% más de quienes lo hicieron en los mismos meses de 2017 (hasta el 31 de octubre, el acumulado fue de 244.292 visitas, siendo el puente de la Fiesta Nacional el que más visitantes tuvo el mes pasado, al recibir a 13.500 personas).

Refuerzo en la seguridad

Que el mes de noviembre será complicado nadie lo pone en duda. Como publicó este diario tras el incidente del miércoles, en Patrimonio Nacional entienden como una "llamada de atención" la profanación de la tumba y reconocen que puede hacerse muy necesario un refuerzo de la seguridad en este momento tan delicado. Criterio que comparte el Gobierno de Pedro Sánchez. El objetivo pasaría por incrementar la seguridad para evitar que otra anécdota acabe en susto.

En el interior de la basílica hay dos tipos de seguridad: la de Patrimonio —cuyos empleados prestan apoyo a la comunidad benedictina— y la de la propia abadía, que tiene las competencias de custodia de la basílica, hospedería y escolanía situadas en el valle. En el exterior del recinto sí hay presencia de la Guardia Civil, dependiente de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, que apunta que podría aumentarse para ejercer un mayor control y filtro de las personas que después acceden al interior.

Así lo confirmó a este diario el delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes, hace unos días: "Sí, lo reforzaremos siempre que sea necesario y dependerá de la valoración que hagan en su momento Guardia Civil y Policía Nacional, los primeros en el Valle de los Caídos y los segundos en la ciudad de Madrid. Es pronto para saber qué despliegue hará falta para el 20-N, pero 'a priori' la lógica nos lleva a reforzar la seguridad, y también es lo más prudente en estos momentos”, aseguró.

La seguridad en el exterior del recinto, de hecho, ya se ha venido incrementando desde este verano, cuando creció el número de visitantes, y ahora, "cerca del 20-N y de la exhumación de Franco", que se pretende ejecutar para antes de fin de año, "todavía más". En los próximos días, en efecto, Policía y Guardia Civil harán su valoración técnica operativa —influyen factores como el número de concentraciones pedidas y autorizadas, la previsión de manifestantes—, pero la orden que por lo pronto ha recibido la Benemérita por parte de Uribes es que esté "muy atenta".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios