El TC designa a Conde-Pumpido para coordinar todos los asuntos del 'procés'
  1. España
por el "inusitado volumen" en solo un año

El TC designa a Conde-Pumpido para coordinar todos los asuntos del 'procés'

Más de 20 recursos continúan vivos y nada hace prever que el goteo constante sobre Cataluña vaya a detenerse

placeholder Foto: Conde-Pumpido, en un desayuno informativo. (EFE)
Conde-Pumpido, en un desayuno informativo. (EFE)

El magistrado del Tribunal Constitucional Cándido Conde-Pumpido ha sido designado para coordinar los asuntos penales relacionados con el 'procés'. El presidente del tribunal de garantías, Juan José González Rivas, ha decidido encargarle la gestión de todos los recursos vinculados con el proceso de independencia de Cataluña, que han alcanzado un inusitado volumen en solo un año, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

La avalancha ha provocado que el presidente se haya decidido por poner orden y ha confiado al que fuera fiscal general del Estado la tarea de agilizar el trabajo. Se ocupará, por tanto, de ordenar aquellos asuntos que plantean cuestiones comunes para facilitar su resolución. En ningún caso afectará a las ponencias de cada uno de los magistrados que se ocupan de cada caso de forma separada y cuya autonomía queda a resguardo como no puede ser de otra manera.

El Gobierno de Mariano Rajoy protagonizó muchos de esos recursos a partir de los acontecimientos que arrancaron en septiembre de 2017. Una batería de una veintena de escritos en respuesta a distintas iniciativas del Govern y del Parlament en esas semanas que se convirtieron en la antesala de la aplicación del 155. La Ley de Transitoriedad Jurídica, base de la ruptura con España, o la Ley de Referéndum son dos de las muestras, aunque las siguieron muchas más.

La intervención de Cataluña por parte del Gobierno central dio pie a otra serie de recursos. Podemos formalizó un escrito en diciembre, al igual que el propio Parlament. El argumento de la Cámara Baja fue que el 155 vulneró el principio de autonomía y de participación política y se aplicó de forma "desproporcionada" ante una "mera declaración retórica" del expresidente catalán Carles Puigdemont. Los de Pablo Iglesias incidieron por su parte en la necesidad de acotar la intromisión en la libertad de las instituciones.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el ministro de Exteriores, Josep Borrell, en el Congreso. (EFE)

El TC ve en ellos una oportunidad para fijar doctrina constitucional en un terreno hasta hace poco inexplorado. Acotar, fijar límites, definir los procedimientos frente al uso de ese artículo abierto que da pie a la excesiva interpretación.

Los acusados en la causa que sigue el Tribunal Supremo por el 'procés' no se han quedado atrás y han formulado, por su parte, otra serie de cuestiones que levantan argumentos similares a la vista de las providencias de admisión a trámite de algunas de ellas. Este mismo lunes, el tribunal de garantías se inclinó por unanimidad por admititr un recurso de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell sobre la recusión formulada contra el juez Pablo Llarena y volvió a incidir en la especial trascendencia constitucional de la cuestión que afecta a una faceta de un derecho fundamental.

La etapa Sánchez

En la etapa de Pedro Sánchez ya se han producido, al menos, anuncios que hacen barruntar más entrada de papel en el TC. Los de Pedro Sánchez anunciaron en julio que no se quedarían impasibles ante la moción aprobada por el Parlament, en la que se reafirmaba la declaración de soberanía del 9 de noviembre de 2015. En total, según las fuentes consultadas, permanecen vivas 22 cuestiones y nada hacer prever que el goteo vaya a detenerse.

Cándido Conde-Pumpido Tribunal Constitucional Independencia de Cataluña Jueces
El redactor recomienda