Es noticia
Menú
¿Qué implican para Urdangarin el segundo grado y el principio de flexibilidad?
  1. España
es el régimen más común

¿Qué implican para Urdangarin el segundo grado y el principio de flexibilidad?

El marido de la infanta Cristina ha obtenido el segundo grado penitenciario después de pasar dos meses en la prisión abulense de Brieva y estudia una 'petición especial' para salir en Navidad

Foto: Iñaki Urdangarin, a la salida de un juzgado (Gtres)
Iñaki Urdangarin, a la salida de un juzgado (Gtres)

Iñaki Urdangarin ha obtenido el segundo grado penitenciario después de pasar dos meses en la prisión abulense de Brieva. Así lo dictaminó, a petición unánime de la Junta de Tratamiento de la cárcel, el director del centro, que ha ratificado la decisión una semana después y ha aprobado su internamiento definitivo en un pequeño módulo donde cumple condena completamente solo. Pero, ¿qué implica esta concesión?

Antes de su ingreso en prisión, los internos son separados siguiendo criterios de sexo, edad y antecedentes delictivos, conforme a lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley General Penitenciaria. Además de estos aspectos, existe un sistema de grados que determina el nivel de control de los presos: medidas estrictas en caso de primer grado, ordinarias para el segundo y régimen abierto cuando se refiere al tercero.

El segundo grado es el régimen más común, que se concede a todos los presos a excepción de los que demuestren "peligrosidad extrema o inadaptación manifiesta". Gracias a él, un recluso puede solicitar sus primeros permisos penitenciarios cuando haya cumplido un cuarto de condena, con lo cual Urdangarin tendría que esperar 17 meses y medio, es decir, hasta diciembre de 2019. A partir de entonces podrá disfrutar de 36 días al año de salidas si así lo decide la Junta de Tratamiento.

Hay una alternativa para acelerar los beneficios penitenciarios de un interno, que consiste en solicitar la participación en un Programa Individualizado de Tratamiento (PIT) para que se le pueda aplicar el artículo 100.2 del actual reglamento de prisiones. Este apartado introduce el principio de flexibilidad, que permitiría la incorporación progresiva al régimen de libertad.

Urdangarin estudia acogerse al principio de flexibilidad para obtener un régimen de semilibertad sin completar la mitad de la condena


Urdangarin estudia solicitar esta fórmula lo antes posible con el objetivo de intentar obtener los primeros permisos antes de cumplir una cuarta parte de su condena, según fuentes jurídicas consultadas por este periódico. No obstante, los expertos verían "inusual" que si finalmente se le empezase a aplicar el 100.2 este otoño pudiera obtener algún permiso durante las navidades de 2018.

A fin de cuentas, esta medida supone obtener una especie de tercer grado sin necesidad de completar la mitad de la pena, que serían 35 meses para Urdangarin. Para hacer valer dicha posiblidad, la Junta de Tratamiento debe ponderar la personalidad, el historial individual del recluso, así como su arraigo laboral y familiar para garantizar el éxito de la reinserción.

El tercer grado se aplica a los internos capaces de vivir en "semilibertad". Se trata de una reclusión a medias que permite disfrutar de 48 días de permiso al año y acudir a prisión sólo para dormir de lunes a jueves, con fines de semana libres, en caso de tener un empleo. Ante la situación de que no regresase al centro después de un permiso o de cualquier salida autorizada, volvería automáticamente a la clasificación de segundo grado.

Iñaki Urdangarin ha obtenido el segundo grado penitenciario después de pasar dos meses en la prisión abulense de Brieva. Así lo dictaminó, a petición unánime de la Junta de Tratamiento de la cárcel, el director del centro, que ha ratificado la decisión una semana después y ha aprobado su internamiento definitivo en un pequeño módulo donde cumple condena completamente solo. Pero, ¿qué implica esta concesión?

Iñaki Urdangarin Instituciones Penitenciarias Sistema penitenciario
El redactor recomienda