CORONA, GOBIERNO, CONGRESO, SENADO, CGPJ...

Exhibición de unidad del constitucionalismo en el homenaje a las víctimas del 17-A

Este viernes se repite una fotografía que no se ve desde el pasado verano. Todas las instituciones del Estado acuden al aniversario de los atentados en Barcelona y Cambrils

Foto: Felipe VI junto a varios políticos en la manifestación del año pasado. (EFE)
Felipe VI junto a varios políticos en la manifestación del año pasado. (EFE)

Unidad absoluta y homenaje a las víctimas sin tintes políticos. Es el mensaje al que Gobierno, Casa Real, partidos constitucionalistas y organizaciones unionistas encabezadas por Sociedad Civil Catalana llevan semanas apelando para este 17 agosto, el primer aniversario de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils que dejaron 16 víctimas mortales. A las diez y media de la mañana tendrá lugar el acto principal en la Plaza de Cataluña y allí se reunirán todas las instituciones del Estado en una fotografía que no se repite desde el pasado verano. El Rey, el presidente del Gobierno, los presidentes del Congreso y del Senado y el Poder Judicial coincidirán con el 'president' de la Generalitat, la alcaldesa de Barcelona y los principales líderes nacionales que acuden hoy a la ciudad condal.

[Siga en directo los homenajes a las víctimas de los atentados de Barcelona]

Después de semanas llenas de incertidumbre sobre la organización de los actos y, especialmente, sobre la acogida del jefe del Estado en Cataluña tras algunos episodios tensos en estos últimos meses —el desencuentro en los Juegos Mediterráneos de junio o las declaraciones del propio Quim Torra insistiendo en que ninguna autoridad catalana "había invitado" a Felipe VI a este aniversario— se espera un clima de 'tregua' y neutralidad institucional (nunca vista hasta ahora en la Generalitat) para garantizar que el homenaje a las víctimas no se desnaturalice en ningún sentido. Como publicó este diario, desde el Govern ya reconocen de puertas adentro que el monarca debía asistir y, por eso, pretenden pasar el trago lo antes posible sin mayores sacudidas políticas. Otra cosa es que círculos independentistas más radicales se desmarquen de esta postura y actúen por su cuenta.

En todo caso, desde la Generalitat y las principales organizaciones soberanistas (ANC y Òmnium) no hay ninguna consigna de boicot al Rey, sino más bien lo contrario. Apelan a una celebración normal donde los protagonistas sean las víctimas y sus familiares, y animan a acudir por la tarde al acto paralelo que tendrá lugar frente a la cárcel de Lledoners, donde se encuentran encarcelados algunos miembros del antiguo Govern como Oriol Junqueras, para homenajear también al 'exconseller' de Interior, Joaquim Forn, y al 'major' de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, a los que consideran los responsables del operativo durante los atentados del pasado año. El propio Torra acudirá junto a la plana mayor del actual Gobierno autonómico.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez mantiene conversaciones con la Generalitat desde principios de mes para asegurar que el clima en el que desarrollen los actos sea de respeto absoluto. Ya lo anticipaba el propio jefe del Ejecutivo el pasado 6 de agosto tras reunirse con el Rey en Marivent (Palma de Mallorca) cuando, además, confirmó que a los actos no solo iría Felipe VI, sino que le acompañaría la Reina. "Contra el terrorismo y la solidaridad, no hay fisura posible", advirtió. Y en esa línea ha continuado trabajando su gabinete. Al presidente le acompañarán los ministros de Interior y Justicia, Fernando Grande-Marlaska y Dolores Delgado respectivamente hoy en Barcelona. El sábado, otros miembros de su gabinete acudirán al homenaje que se celebrará en Cambrils (Tarragona).

Felipe VI junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el 'president' Quim Torra. (EFE)
Felipe VI junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el 'president' Quim Torra. (EFE)

En los partidos constitucionalistas ha calado la sensación de que se cumplirá la 'tregua', al menos durante la concentración presidida por los Reyes. En el PP de Pablo Casado insisten en que esperan que realmente "se produzca un respeto total hacia el jefe del Estado" y exige al Gobierno, eso sí, que ponga "las medidas necesarias" para evitar insultos o increpaciones al monarca. Junto al nuevo líder popular estará la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat; así como los presidentes del Congreso y el Senado, los populares Ana Pastor y Pío García Escudero; además del diputado y exdirector general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó. También acudirán los diputados autonómicos catalanes encabezados por Xavier García Albiol.

En Ciudadanos tienen la esperanza de que se confirme la neutralidad institucional de la Generalitat, aunque reconocen que estarán vigilantes ante la actuación de las autoridades catalanas. Desde la formación de Albert Rivera, que asistirá a los actos con Inés Arrimadas, esperan que los independentistas "dejen a un lado la simbología partidista" y participen en un homenaje que solo debe estar dirigido a las víctimas. También asistirán diputados autonómicos de las filas naranjas como Matías Alonso, el tercer secretario de la Mesa del Parlament, Joan García; y el diputado nacional por Tarragona, Sergio del Campo. En cuanto al PSC, estará presente Salvador Illa, secretario de Organización; Jaume Collboni, ex segundo teniente de alcalde de Barcelona; y Ferran Pedret, portavoz adjunto en el Parlament. También acudirá el diputado socialista en el Congreso, Rafael Simancas.

Ramos de flores depositados en el mural de Miró de la Rambla de Barcelona. (EFE)
Ramos de flores depositados en el mural de Miró de la Rambla de Barcelona. (EFE)

La izquierda defiende al Rey

También los principales partidos de la izquierda española han salido en defensa de la presencia del Rey en Barcelona. Unidos Podemos lo hizo desde el primer momento, reprochando a Torra que usara los actos para "escenificar las diferencias" políticas. Fue el portavoz en el Senado, Ramón Espinar, el que insistió en que "mientras Felipe VI sea el jefe del Estado, tiene que acudir a este tipo de actos, que tienen que ver con un terreno que no es el de la política". El senador afirmó, como han hecho otros dirigentes de la formación morada, en que el 17-A debe servir "para estar todos los que nos solidarizamos con las víctimas" independientemente de la ideología.

Precisamente, el pasado domingo, el exjuez Baltasar Garzón y el portavoz de Izquierda Unida en el Principado de Asturias, Gaspar Llamazares, publicaron un artículo en 'eldiario.es' en el que también respaldaban ampliamente la asistencia del monarca. "Sea un presidente de la república o sea un rey, como es nuestro caso, en el homenaje a las víctimas de un atentado terrible, el jefe del Estado tiene la obligación de estar ahí, en representación de todos. No es aceptable pues ningún veto político a su presencia, como tampoco lo sería la ausencia o el veto al actual 'president' de la Generalitat de Cataluña", zanjaron ambos en un alegato lleno de críticas hacia algunos círculos independentistas. "Tales intenciones suponen la politización inaceptable de un acto de humanidad donde no hay ni puede haber diferencias, mucho menos utilización política partidista", concluían.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios