detenido el patriarca de los charlines

Sito Miñanco, Manuel Charlín, Laureano Oubiña... Los viejos narcos nunca mueren

El ocaso no acaba de llegar para los clanes gallegos dos décadas después de la operación Ocaso, como muestran las últimas páginas escritas en los historiales delictivos de los principales capos

Foto: Oubiña, Miñanco y Charlín, en fotografías realizadas durante los juicios por la operación Nécora y en la actualidad.
Oubiña, Miñanco y Charlín, en fotografías realizadas durante los juicios por la operación Nécora y en la actualidad.

Casi tres décadas después de que se iniciase la operación Nécora, que desmanteló los clanes más importantes del narcótrafico, encabezados por Sito Miñanco, Laureano Oubiña y Manuel Charlín, los patriarcas arousanos han vuelto a copar los focos este 2018, y no solo por el protagonismo de su biografías en la trama de la exitosa serie 'Fariña'. José Ramón Prado Bugallo, alias 'Sito Miñanco', era detenido y enviado a prisión el pasado mes de febrero imputándosele delitos de tráfico de drogas, blanqueo y pertenencia a organización criminal de extrema gravedad; Oubiña tenía un conflicto la pasada semana con la policía en su Cambados natal tras obligarlo a retirar un puesto en el que promocionaba su libro y camisetas con el mensaje 'Winston de batea y otras hierbas' —en alusión al tabaco de contrabando— durante la Festa do Albariño, y el patriarca de los Charlines era detenido este miércoles, junto a uno de sus hijos, en el marco de una macrooperación contra el tráfico de drogas en varios puntos de España relacionada con el decomiso de una "importantísima cantidad de cocaína", que podría superar las dos toneladas y media, cerca de las islas Azores.

Manuel Charlín ya confesó hace más de 20 años que no sabía "vivir dentro de la ley", una afirmación que lo acompañó como un mantra desde sus primeras entradas en prisión en los años ochenta y que ahora volvería a evidenciarse tras su última detención relacionada con el narcotráfico, cuando cuenta ya con 85 años de edad. Como varios de los encausados en la operación Nécora, el patriarca de los Charlines comenzó su actividad en el contrabando durante el franquismo, trasladando desde Portugal todo tipo de productos de estraperlo a través de la 'raia' —la frontera seca luso-galaica—, incluido el tabaco, en el que acabó especializándose para posteriormente centrarse en la más rentable cocaína.

Sito Miñanco, Manuel Charlín, Laureano Oubiña... Los viejos narcos nunca mueren

El ocaso de los narcotraficantes arousanos que se presagiaba después de cada detención o entrada en prisión nunca acabó de llegar, como demuestran las últimas páginas escritas este 2018 en sus historiales delictivos. De hecho, el 1 de octubre de 1999 ya se bautizó una intervención contra el tráfico de drogas como operación Ocaso. Oubiña logró escapar, presagiando un mal augurio para el buscado 'ocaso', que iba a resistirse en la costa gallega, donde aquellos que faenaban en el Gran Sol se habían reconvertido en avezados pilotos de planeadoras entre las bateas. Todavía hoy, Oubiña nunca ha sido condenado por asuntos directamente relacionados con la 'coca', aunque su última detención asociada con el narcotráfico se produjo el pasado mes de abril.

"Los viejos 'narcos' nunca mueren", podría rezar otra de las camisetas que pretendía vender Oubiña, especificando la fecha y lugar de nacimiento de Manuel Charlín: Vilanova de Arousa, 17 de noviembre de 1932. Ahora, cuando está cerca de cumplir los 86 años, ese ocaso tantas veces presagiado como errado podría estar más cerca. Además de Charlín y su hijo Melchor, en la operación de este miércoles también fueron detenidos otros dos históricos: Jacinto Santos Viñas y José Andrés Bóveda Ozores, alias 'Charly'.

Por no llegar, no ha llegado ni el ocaso del conocido como 'Winston de batea'. Y es que en esta última macrooperación incluso se ha podido ver a uno de los agentes de la Policía Nacional incautando una caja de tabaco, presuntamente de contrabando, tras inspeccionar el local de Mario Otero, hostelero de la localidad de Boiro que ocupó la vicepresidencia del club de fútbol local, siguiendo la estela del Cambados de Miñanco. En esta ocasión no de Winston, sino de Marlboro, pues los gustos de los consumidores sí han cambiado. Como decía una de las camisetas que vendía Oubiña en la Festa do Albariño, a poca distancia de donde en 1994 fue asesinado Manuel Baúlo, jefe del clan de los Caneos, por sicarios colombianos: 'Winston de batea y otras hierbas'.

Agentes trasladan tabaco incautado en un local de hostelería en Boiro (A Coruña). (EFE)
Agentes trasladan tabaco incautado en un local de hostelería en Boiro (A Coruña). (EFE)

Suponga o no esta última operación el ocaso de una generación de narcotraficantes que quiso emular a Pablo Escobar, no hay ni la mínima garantía de que no perduren sus sagas. A la sobrina de Manuel Charlín, Yolanda, la detuvieron en 2013 por su vinculación con el mayor laboratorio de heroína desmantelado hasta la fecha en la Unión Europea. Acaba así en la cárcel como antes lo habían hecho otros hijos y nietos del patriarca. En la operación Ocaso también fue detenido el hijastro de Oubiña, David Pérez, junto a su madre, Esther Lago, ya fellecida, y otras 15 personas más.

"Yo no sé vivir dentro de la ley", repetiría Charlín en primera persona del singular pero definiendo a los principales patriarcas del resto de clanes del narcotráfico gallego. Sus últimos meses en libertad tampoco fueron fáciles. El pasado 11 de abril, dos encapuchados, de quienes se dijo que tenían acento sudamericano, asaltaron su casa armados para propinarles una paliza a él y a su hijo Melchor, que tuvieron que ser hospitalizados. No se produjo ningún robo y el suceso se relacionó con un ajuste de cuentas. La trama de 'Fariña' sigue engordando con nuevos capítulos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios