califica de "invasión" el asalto a la valla

De Cataluña a Ceuta: Vox pide un muro de hormigón y sus afiliaciones se disparan

El secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, pasa de ser el impulsor jurídico de la causa contra el desafío independentista catalán al abanderado de la lucha radical contra la inmigración

Foto: Javier Ortega Smith, ayer en la valla de Ceuta. (Vox)
Javier Ortega Smith, ayer en la valla de Ceuta. (Vox)

Los más de 600 inmigrantes que saltaron el pasado jueves la valla de Ceuta que separa España de Marruecos provocaron heridas de diversa consideración a más de una veintena de guardias civiles que trataron de evitar sin éxito el asalto masivo. Todos ellos volvieron el viernes a trabajar para no dejar tirados a los pocos compañeros que tienen para apaciguar un virtual próximo ataque, según explican fuentes de la corporación, que aseguran también que el episodio del jueves enervó a la mayor parte de los agentes, que se encuentran ahora "decaídos", sienten impotencia y tienen rabia por lo vivido. Sin embargo, no son estos funcionarios los únicos que experimentan esa sensación.

El asalto y sus consecuencias sobre los guardias civiles han provocado una reacción popular entre los vecinos de la población que ha tratado de encauzar el partido político Vox, que ha hecho de la lucha radical contra la inmigración una de sus principales banderas. El secretario general de esta formación, Javier Ortega Smith, se trasladó de hecho de inmediato hasta la ciudad autónoma para aprovechar electoralmente el tirón de la situación. Y lo consiguió, qué duda cabe. Vox logró más de un centenar de afiliados en pocas horas y roza ya los 9.000 adeptos en todo el territorio nacional.

En su visita, Ortega Smith improvisó un mitin ante decenas de vecinos que aplaudían cada una de sus intervenciones y que acabó con un "viva Ceuta, viva la Policía Nacional, viva la Guardia Civil y viva España" que los asistentes vocearon con energía. Antes, el número dos de la formación afirmó que "la valla es ineficaz". "Necesitamos que se construya un muro lo suficientemente alto para que la frontera no pueda ser saltada; necesitamos cambiar la ley para que quien entre ilegalmente en España salga por donde ha entrado", resumió el responsable de Vox, que en declaraciones a El Confidencial va incluso más allá.

Unos 400 inmigrantes subsaharianos lograron acceder a Ceuta, hace unos días, tras un salto masivo de la valla fronteriza. (EFE)
Unos 400 inmigrantes subsaharianos lograron acceder a Ceuta, hace unos días, tras un salto masivo de la valla fronteriza. (EFE)

Los inmigrantes, asegura, "utilizan técnicas militares y portan escudos, máscaras antigás, botellas de ácido, garfios, radiales y móviles de última generación". "Se mueven perfectamente coordinados, se embadurnan el cuerpo con grasa para que no les queme el ácido; hay 50.000 en la zona colindante con Ceuta y Melilla esperando el momento para saltar y, según informes de los servicios de Información de las fuerzas de seguridad, un millón avanza hacia Europa", asegura Ortega Smith, quien no duda en sentenciar que todo esto ocurre "con la connivencia del Gobierno de Marruecos".

Un muro resbaladizo

El número dos de Santiago Abascal, presidente del partido, asegura, por otra parte, que los agentes que la Comandancia de la Guardia Civil tiene para frenar estos asaltos "están completamente desasistidos". "Debería haber al menos 250 funcionarios para controlar esto; pero es que además a los pocos que hay ni siquiera les dejan utilizar el material antidisturbios, por lo que su capacidad de respuesta se reduce considerablemente", insiste Ortega Smith, que detalla que el muro del que habla debería medir al menos 10 o 12 metros para poder servir de algo, tendría que ser "resbaladizo" y contar con medios de vigilancia adecuados.

Las filas del partido se mostraban preocupadas por la llegada de Pablo Casado al despacho presidencial de Génova 13, ya que lo veían como un líder que podía recuperar a los votantes del PP que se marcharon a Vox. Ahora, sin embargo, creen que pueden volver a dar la batalla, sobre todo en el campo de la inmigración, que les está dando simpatizantes de todo tipo. Hasta algún independentista preocupado por cómo ha cambiado la procedencia de los vecinos de su barrio en los últimos años, confiesa uno de los dirigentes de Vox.

Ortega Smith ha liderado la pelea en los tribunales contra los políticos y líderes catalanes que desafiaron al estado con su proceso secesionista y es conocido en los medios sobre todo por sus apariciones ante el Tribunal Supremo en el marco de esta causa, que mantiene en prisión a varios exconsejeros y al expresidente autonómico Carles Puigdemont en una situación de destierro en la práctica después de que el juez Pablo Llarena retirara la orden de detención contra él porque el tribunal alemán que le custodiaba no había accedido a enviarle a España por el delito de rebelión.

Esta visibilidad que ha dado el procedimiento judicial a Vox, sin embargo, no ha repercutido tanto en afiliaciones como el asunto de la inmigración, cuyo alcance no solo se mide en número de asociados. En las redes sociales, los mensajes relacionados con este asunto son los que experimentan más resonancia. El partido encabeza, tras Podemos, los mensajes que cuentan con más Me gusta en Facebook y más retuits en Twitter, como destacan desde el propio partido, que no duda en lanzar frases llamativas tanto a través de estos soportes digitales como en sus mítines.

Valla fronteriza de Ceuta que separa España de Marruecos. (Reuters)
Valla fronteriza de Ceuta que separa España de Marruecos. (Reuters)

En el evento mencionado de Ceuta que Ortega Smith protagonizó, este criticó duramente la posición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en relación con la embarcación Aquarius nada más llegar a la Moncloa. "La solidaridad es incompatible con la ingenuidad y la seguridad de nuestras fronteras con la demagogia de quienes aceptan barcos como el Aquarius que no son otra cosa que pateras de las organizaciones del tráfico de personas", subrayó el dirigente en alusión a la decisión de Sánchez de aceptar a los inmigrantes que en él viajaban tras la negativa de Italia de acogerlos.

"Veintipocos agentes se han enfrentado heroicamente a una masa de más de 700 energúmenos que venían a agredirles a ellos y a la soberanía nacional (...); en las próximas elecciones recordemos a esos políticos que por cobardía, por traición o por buenismo han abandonado al pueblo español en sus fronteras, el pueblo ceutí se lo recordará; o tenemos políticos valientes que den la cara en defensa del interés general de España y del particular de los españoles o habrá que cambiar a esos políticos por españoles valientes", sentenció el dirigente de Vox para concluir el acto en el que aseguró que los ceutíes estaban siendo "el parapeto de una auténtica invasión hacia España y hacia Europa".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
103 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios