Es noticia
Menú
El malestar de ERC frena la renovación exprés de RTVE y bloquea los candidatos
  1. España
EL FUTURO DE LA RADIOTELEVISIÓN PÚBLICA

El malestar de ERC frena la renovación exprés de RTVE y bloquea los candidatos

Los republicanos siguen dolidos con el PSOE porque no avaló el martes en el Congreso su moción, en la que pedía diálogo "sin condiciones" con Cataluña. El acuerdo para presidir RTVE no está cerrado

Foto: Adriana Lastra conversa con el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ante el socialista Rafael Simancas, este 28 de junio. (EFE)
Adriana Lastra conversa con el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ante el socialista Rafael Simancas, este 28 de junio. (EFE)

La nueva presidencia de RTVE no tiene nombre aún. No hay acuerdo cerrado ni, en principio, votos para sacarla adelante. La negociación se le ha complicado sobremanera al Gobierno. No solo porque no ha logrado cerrar con Unidos Podemos el candidato que se situará al frente de la corporación, sino porque ERC, muy dolida con el PSOE por el rechazo a una moción suya en la que defendía un diálogo incondicional con la Generalitat, está ahora muy lejos de querer acordar nada con el Ejecutivo.

El problema es que sus nueve votos son fundamentales para los socialistas, tanto para que salga aprobado un consejo de administración interino como para convalidar el real decreto ley de renovación exprés de RTVE. Las conversaciones entre el PSOE y el partido de Pablo Iglesias continúan este viernes, porque aún hay cierto margen: las candidaturas han de estar registradas en Congreso y Senado en la mañana del próximo lunes. Todo ello en medio de un notable galimatías legal y de procedimiento parlamentario.

placeholder El periodista Arsenio Escolar, exdirector de '20 Minutos', en febrero de 2015. (EFE)
El periodista Arsenio Escolar, exdirector de '20 Minutos', en febrero de 2015. (EFE)

El tramo central de la negociación entre socialistas y morados comenzó en la tarde del miércoles, cuando la portavoz de la ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, y el secretario de Comunicación del partido, Juanma del Olmo, se reunieron con el director de Gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, para pactar el nombre del nuevo presidente de RTVE. El nombre que ofreció el Ejecutivo fue el del periodista y filólogo Arsenio Escolar (Torresandino, Burgos, 1957), exdirector del gratuito '20 Minutos' y presidente de la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas. Pero nunca fue una opción real, porque Podemos dijo que no desde el primer momento, según fuentes conocedoras de las conversaciones.

La formación morada vetó a Escolar porque buscaba otro perfil para dirigir la radiotelevisión pública. Quería una mujer, y más joven. Charlaron entonces Pablo Iglesias y Pedro Sánchez —con un hilo de comunicación constante desde la moción de censura que tumbó a Mariano Rajoy— y el líder de Podemos puso sobre la mesa el nombre de Ana Pardo de Vera (Lugo, 1974), directora de 'Público' desde septiembre de 2016 —antes había sido la redactora encargada de cubrir la información del Gobierno socialista— y asesora de comunicación de la Vicepresidencia de Política Territorial y del Ministerio de Defensa durante los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero.

El Gobierno puso sobre la mesa el nombre de Arsenio Escolar, no aceptado por Podemos, que postuló a Ana Pardo de Vera, directora de 'Público'


En la mañana del jueves, trascendía que Escolar era la apuesta de Sánchez, aunque nunca tuvo posibilidades reales de salir adelante. Una filtración que irritó a Podemos, que ya había expresado su oposición, sobre todo porque se hacía ver que el periodista se perfilaba para presidir RTVE. La opción de Pardo de Vera, mientras, seguía sobre la mesa, pero a media mañana La Moncloa dijo que no, y se comenzó la búsqueda de otros candidatos, entre los cuales emergió, entre otros, el nombre de Rosa Cullell, consejera delegada de Media Capital (Grupo Prisa). Hasta el Congreso se desplazó Iván Redondo para continuar negociando con Podemos, del lado de la portavoz socialista, Adriana Lastra, y de su número dos en el grupo, el experimentado Rafael Simancas. Entre los interlocutores existía el acuerdo de que socialistas y morados pactaban el nombre y los de Iglesias se encargaban de atraer a ERC. Una pata clave que para nada estaba segura.

Foto: Rafa Hernando, portavoz del Grupo Popular en el Congreso, este 26 de junio en la Cámara Baja. (EFE)

Tono más duro

La semana pasada, cuando el PSOE buscaba apoyos para sacar adelante su real decreto ley de renovación exprés de RTVE, los republicanos ya habían advertido de que para prestar su respaldo a ese texto Sánchez tenía que hacer un gesto de distensión hacia Cataluña. La vía era votar a favor de la moción que ya habían registrado, y que instaba al Ejecutivo a "establecer un diálogo bilateral con el Govern de la Generalitat", "sin condiciones ni renuncias, con el objetivo de alcanzar una resolución democrática al conflicto existente entre el Reino de España y Cataluña". Ese texto se debatía este mismo martes, 26 de junio, en el pleno del Congreso. Los socialistas plantearon una enmienda de sustitución en la que planteaban la reactivación de la comisión bilateral Generalitat-Estado como marco de relación "permanente" entre los dos gobiernos para "abordar los conflictos pendientes y alcanzar las oportunas soluciones acordadas y democráticas". ERC rechazó esa modificación y pidió que se votase su moción en sus términos, según la redacción original. El PSOE la rechazó, y eso molestó mucho a los republicanos, como después visibilizaron el miércoles en la sesión de control.

Otro de los nombres que han emergido en las últimas horas es el de Rosa Cullell, consejera delegada de Media Capital, del Grupo Prisa

Para ERC, la propuesta era "capital", lo "troncal". Porque abría la puerta, entendían, a engrasar la relación con Cataluña, y porque desean que se hable de todo, "sin condiciones y sin renuncias". O sea, también del referéndum de autodeterminación. Los socialistas exigían a su vez un compromiso con el marco legal y la búsqueda de la resolución del conflicto por cauces constitucionales. "Si no quieren acordar en lo grande, no nos interesa lo pequeño, RTVE", señalaba este jueves un alto mando de ERC en el Congreso, sin poder ocultar su disgusto y decepción con el PSOE. ERC no está muy interesada, de entrada, en incorporarse al consejo de la corporación pública, y eso que los socialistas sí les habían ofrecido una silla. Los republicanos consideran que la situación es muy distinta a la de 2007, cuando sí entraron en la cúpula de RTVE y sentaron al cineasta Francesc Bellmunt.

placeholder Ana Pardo de Vera, en unas jornadas de la Universitat de les Illes Balears, en abril de 2018. (Twitter)
Ana Pardo de Vera, en unas jornadas de la Universitat de les Illes Balears, en abril de 2018. (Twitter)

El problema para el PSOE es que necesita a ERC. Para sacar adelante el consejo interino necesita o mayoría de dos tercios en la primera votación —que es imposible de conseguir si no se suma el PP— o mayoría absoluta y que la candidatura la respalden cuatro grupos en la segunda vuelta, a las 48 horas. Es decir, que Sánchez necesita a Unidos Podemos, ERC y PNV, además de a fuerzas del Mixto como PDeCAT y Nueva Canarias. Los populares no tienen aún una posición cien por cien clara —aunque sí que rechazan por completo el real decreto ley y lo llevarán a los tribunales— y Ciudadanos sí que ya ha adelantado que no va a entrar en ninguna negociación ahora y que se reserva para cuando se aborde la renovación de la radiotelevisión pública por concurso.

El Gobierno renueva RTVE por decreto ley de forma urgente y transitoria

Si ERC no entrara finalmente en el acuerdo, el problema se agravaría para el PSOE por otra razón. El Gobierno quiere elegir al nuevo consejo de administración antes de convalidar el real decreto ley. Y puede no tener mayoría suficiente en la Cámara Baja, porque forzosamente tendría que sacarlo adelante con los apoyos con los que triunfó la moción de censura. No hay opción alguna a que PP y Ciudadanos respalden ese texto. Así que si ERC se queda fuera, el Ejecutivo cosecharía un bofetón parlamentario mayúsculo en la primera iniciativa que ha llevado al Congreso. El Gobierno solo tiene un mes para convalidar su decreto, y este fue publicado y entró en vigor el pasado 23 de junio. Sería una significativa y dolorosa derrota para el Gobierno de Sánchez perder esa votación.

Foto: Isabel Celaá, ministra portavoz del Ejecutivo, este 22 de junio junto al secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver. (EFE)

Varias sesiones para una tramitación acelerada

La negociación entre PSOE y Unidos Podemos continuará a lo largo de este viernes. El tiempo apremia. El Gobierno demandó la convocatoria de pleno para la elección de los consejeros de RTVE, y Ana Pastor fijó el del Congreso para el lunes 2 de julio a las 16 horas, y Pío García-Escudero el del Senado para el martes 3. En la carrera de San Jerónimo el plazo para presentar candidaturas concluye el mismo lunes a las 12 del mediodía, y en la Cámara Alta, ese mismo día, pero a las 14 horas. Es decir, que en la mañana del lunes los nombres tienen que quedar registrados.

Si ERC no entrara en el acuerdo, el PSOE tendría un problema añadido: no podría ver convalidado su real decreto ley. Tiene un mes máximo de plazo

La tramitación acelerada de la renovación de RTVE exigirá varias sesiones. El Congreso celebrará su primer pleno para elegir a los seis consejeros que le corresponden el lunes, y si no se alcanzan los dos tercios, habrá una segunda votación el miércoles, donde ya solo se exigirá mayoría absoluta y aval de cuatro grupos. En el Senado, los plenos serán el martes 3 y el jueves 5 de julio, con el mismo juego de mayorías. Si la Cámara Alta, donde el PP disfruta de mayoría absoluta, no designa a los cuatro miembros de la cúpula de RTVE que le corresponden, se abre entonces un plazo de diez días naturales —hasta el 18 de julio— para que el Congreso los elija por el mismo procedimiento en tres sesiones plenarias. Si no hay forma de nombrar un nuevo consejo, entonces el Gobierno propondría un administrador único de la corporación, y para salir adelante su designación necesitaría dos tercios en primera vuelta y mayoría absoluta, a las 48 horas, en segunda ronda.

En caso de que consiga conformar un consejo interino, nacerá lastrado por su previsible falta de pluralismo y por la fórmula que le dio origen, al partir de un real decreto ley del Gobierno. Pero los grupos tendrían que ponerse manos a la obra para proceder al nombramiento de una cúpula definitiva, para un mandato de seis años, y elegida por concurso público, la vía más estable y la que los trabajadores de la casa quieren porque entienden también que es la que garantiza una mayor independencia.

En el PSOE y en Podemos esperan que las negociaciones lleguen a buen puerto. Que ambos partidos sean capaces de pactar una propuesta que "guste a los demás grupos que también tienen que convalidar el real decreto ley y que garantice que, transitoriamente, se le va a devolver la dignidad a RTVE hasta que se aplique el concurso, que es lo que de verdad va a garantizar la independencia real", en palabras de una dirigente morada. Para cuando se ponga en marcha la convocatoria pública, está asegurada una mayor pluralidad del comité de expertos encargado de cribar a los candidatos, porque así lo exigió el decreto del Ejecutivo. Claro que eso solo será posible si es finalmente convalidado. Y eso no está cien por cien amarrado. Mientras, los trabajadores de RTVE siguen con su protesta. Hoy celebran su #ViernesNegro10 con un 'hashtag' muy elocuente: #DeTodosYDeNadie.

El Gobierno explora dos vías para sacar a Franco del Valle de los Caídos

Los preparativos para la salida de Francisco Franco del Valle de los Caídos avanzan. Este jueves, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, adelantó en 'Los desayunos de TVE' que el Ejecutivo ya ha hablado con la familia del dictador y con la Iglesia para que la exhumación se realice "a la mayor brevedad" y de la manera más "impecable" y "exquisita" posible

"Ya hemos hecho los contactos suficientes, estamos viendo las fórmulas jurídicas y luego será la acometida material de trasladar esos restos", explicó Calvo, reivindicando que el Gobierno cumple un mandato del Congreso y lo va a hacer "cuanto antes, mejor", informa EFE. Poco después, el portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, subrayó que la decisión de los enterramientos en el Valle "no nace" de la Iglesia ni tampoco le corresponde a ella "su permanencia o no", porque toca al ámbito familiar o político.

Fuentes del Gobierno insistieron a este periódico que aún se estudia qué vía jurídica es la más adecuada para proceder a la exhumación de Franco: si basta con una orden ministerial, si hace falta un real decreto o un real decreto ley, y en este último caso requeriría una convalidación del Congreso. 

Además, el Ejecutivo trabaja en dos vías. Una, menos aparatosa, es que la familia del dictador reclame los restos, para lo cual la salida no necesitaría de muchos pasos legales, ya que es cumplir la voluntad de sus allegados. La segunda es que el Gobierno asuma tanto el desenterramiento de Franco como su traslado al camposanto que la familia elija. En cualquier caso, en La Moncloa sostenían ayer jueves que no depende la exhumación de la labor que pueda hacer la Dirección General de Memoria Histórica, que este viernes creará el Consejo de Ministros como una división dentro del Ministerio de Justicia. La premisa, en cualquier caso, es proceder a la operación sin "espectáculo" y de la forma menos "dolorosa" y más "respetuosa" posible. 

Este 29 de junio quien presidirá el Consejo de Ministros es la vicepresidenta, Carmen Calvo, puesto que Pedro Sánchez se encuentra en Bruselas, en el Consejo Europeo. El Gobierno aprobará un plan de choque para que los niños de familias más vulnerables puedan ir a campamentos organizados por ayuntamientos y otras instituciones, en los que reciban comida y tengan actividades de ocio, según avanzó Calvo. El plan, diseñado en 15 días por la Alta Comisionada para la Lucha contra la Pobreza Infantil, la exsenadora asturiana Luisa Carcedo, supone duplicar los recursos que se destinaron el año pasado y se pondrá en marcha el lunes, ya que el cierre de los comedores escolares hace que los chavales puedan no recibir tres comidas al día. 

La nueva presidencia de RTVE no tiene nombre aún. No hay acuerdo cerrado ni, en principio, votos para sacarla adelante. La negociación se le ha complicado sobremanera al Gobierno. No solo porque no ha logrado cerrar con Unidos Podemos el candidato que se situará al frente de la corporación, sino porque ERC, muy dolida con el PSOE por el rechazo a una moción suya en la que defendía un diálogo incondicional con la Generalitat, está ahora muy lejos de querer acordar nada con el Ejecutivo.

RTVE Senado Medios de comunicación Pedro Sánchez Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Mariano Rajoy Rafael Simancas Adriana Lastra Moncloa Ciudadanos PNV Francisco Franco Valle de los Caídos Carmen Calvo Ana Pastor
El redactor recomienda