la carrera por la sucesión de rajoy en el PP

La 'obsesión' de Margallo: presentarse por libre para frenar a Sáenz de Santamaría

El exministro de Exteriores se ha convertido en el primer dirigente del PP que anuncia su decisión de pedir los 100 avales requeridos para optar a la presidencia del partido

Foto: El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo y la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)
El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo y la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

El exministro José Manuel García-Margallo se ha convertido en el primer dirigente del PP que anuncia su decisión de pedir los 100 avales requeridos con el fin de optar a la presidencia del PP. El preaviso del ahora diputado para presentar su candidatura a la sucesión de Mariano Rajoy, por libre, sin consultar a nadie y como siempre para frenar la posible aspiración al cargo de Soraya Sáenz de Santamaría, ha sorpendido (o desagradado) a los teóricos partidarios de los demás dirigentes del partido.

Aunque hasta el próximo lunes no se abre el plazo en el PP para presentar las candidaturas, Margallo se adelantó a proclamar su voluntad de competir por el cargo, pero para invitar así indirectamente a Alberto Núñez Feijóo a que dé ya el paso. En ese supuesto, dice que él se retiraría.

En la sede de Génova, la mayoría del aparato trabaja para que haya una candidatura 'unitaria'. Aunque evitan dar nombres en público, insinúan que prefieren al presidente de la Xunta como sucesor y que "integre", antes o después, tanto a Soraya Sáenz de Santamaría como a María Dolores de Cospedal.

La 'obsesión' de Margallo: presentarse por libre para frenar a Sáenz de Santamaría

La apuesta del equipo saliente es evitar una guerra civil como las del PSOE y mantener a ambas como valores seguros para encabezar después las listas en las elecciones municipales, autonómicas y europeas de mayo del próximo año. Fuentes de ese sector de la dirección del PP consideran que las declaraciones del Margallo solo son una salida de tono propia del "afán de protagonismo" y de su "obsesión contra Soraya" que no benefician a nadie, y tampoco a Feijóo. Pero también insisten en que el exministro "va por libre, como siempre", y su movimiento no tendrá ningún recorrido.

La consigna de Génova, como ya dijo Rajoy al convocar el congreso extraordinario, es pedir a los aspirantes a la sucesión que piensen en la unidad del partido y no entren en los ataques personales. El coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, repitió tras el amago de Margallo que los precandidatos a la presidencia de la formación deben presentarse "en positivo y nunca en contra de nadie".

La presidenta del PP en la Comunidad Valenciana y mujer de confianza de Cospedal, Isabel Bonig, se desmarcó del anuncio del exministro (diputado por Alicante) al recalcar que era una cuestión personal "sin ningún apoyo de la dirección, ni provincial de Castellón, Valencia y Alicante, ni regional". Y Feijóo eludió desde Galicia hacer comentarios. "Tiene derecho a presentarse", es lo único que dijo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios