para atacar políticamente la cuestión catalana

Zapatero propone volver al Estatut tumbado por el Constitucional en 2010

En su opinión, este es el punto de partida para cualquier solución. “No hay otro camino que volver al momento en que se produjo la fractura”

Foto: El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, durante la inauguración de unas jornadas organizadas por el Colegio General de la Abogacía Española. (EFE)
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, durante la inauguración de unas jornadas organizadas por el Colegio General de la Abogacía Española. (EFE)

Volver al Estatut de Cataluña que tumbó el Tribunal Constitucional en 2010. Esta es la receta del expresidente José Luís Rodriguez Zapatero para atacar políticamente la cuestión catalana. Según Zapatero, aquella sentencia “fue un error”, toda vez que la norma catalana “respetaba la Constitución”.

En su opinión, este es el punto de partida para cualquier solución. “No hay otro camino que volver al momento en que se produjo la fractura”, ha asegurado durante unas jornadas sobre el 40 aniversario de la Constitución organizadas por el Consejo General de la Abogacía.

Y es que Zapatero apuesta claramente por la reforma de la Constitución. Según Zapatero, el origen de ese desencuentro está en el recurso que presentó el PP contra un Estatut aprobado por el parlamento autonómico y ratificado por los ciudadanos en referéndum. Para el expresidente, el gran reto de España es la reforma territorial, lo que exige “lealtad” y hacer política. “Si no se aborda con generosidad la cuestión catalana”, ha dicho Zapatero, “tendremos un conflicto abierto, grave, durante muchos años”.

En este mismo foro, Miguel Herrero de Miñón, uno de los padres de la Constitución, ha reclamado que si se reforma la Constitución, se reconozca que “España es asimétrica”, lo que históricamente no se ha reconocido, y eso explica muchos conflictos constitucionales. Lo que reclama Herrero es reformar la Constitución por la vía de una mutación interna, es decir, sin acudir a una reforma agravada de enorme complejidad.

Según Herrero, consejero vitalicio del Consejo de Estado, “convendría pensar que España es asimétrica. Tiene dos asimetrías: una económica entre norte y sur y otra identitaria entre centro y periferia”, y que “las identidades hay que reconocerlas, porque la Constitución debe reconocer la realidad y encauzarla”. No obstante, ha afirmado que “no todas las revisiones hay que hacerlas formalmente en el texto constitucional, sino en la interpretación del significado”, lo que llama mutación, y ha puesto como ejemplo los casos de EEUU, Reino Unido e Italia. Herrero continúa pensando que la mejor manera de reconocer la identidad nacional de Cataluña es mediante una disposición adicional en la Constitución que la habilite, como sucede en el caso del País Vasco con los territorios históricos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
88 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios