ACUSADOS DE DEFRAUDAR UN MILLÓN ella y cuatro familiares

Fiscalía se querella contra la mujer de Posada por delito fiscal al repatriar 5,8 millones

La Fiscalía va contra Blanca de la Mata y cuatro familiares por operaciones "simuladas" para repatriar dinero "de origen desconocido". La empresa Varma figuraba en Panamá y Malta

Foto: Jesús Posada y su esposa, Blanca de la Mata, en la boda de la hija de Aznar en El Escorial. (EFE)
Jesús Posada y su esposa, Blanca de la Mata, en la boda de la hija de Aznar en El Escorial. (EFE)

La Fiscalía de Madrid ha presentado una querella contra Blanca de la Mata, esposa del expresidente del Congreso y hoy diputado popular Jesús Posada, y cuatro familiares de esta. Los acusa de defraudar cada uno un millón de euros en su negocio de bebidas —la sociedad Varma, una de las principales distribuidoras de alcoholes de España— en 2012, cuando Posada era presidente del Congreso. Según la acusación, la familia De la Mata usó una sociedad instrumental en Reino Unido para simular venta de acciones y ampliaciones de capital para eludir al fisco al repatriar 5,8 millones de euros "de origen desconocido". La sociedad ya aparecía en los papeles del Paraíso por mover la sede de su 'holding offshore' (Varma Importaciones y Exportaciones, Viesa) de Panamá a Malta el año que entró en vigor el intercambio de información entre España y Panamá. La empresa no ha querido comentar la noticia.

El pasado 5 de marzo, la Agencia Tributaria denunció a Blanca de la Mata Pobes, José Manuel de la Mata Pobes, Teresa Valeria Martín de la Mata y María Isabel de la Mata Pobes ante la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid. La sociedad Varma ya reconocía en sus cuentas de 2016 que estaba siendo investigada por Hacienda, pero señalaba que no esperaba que hubiera ninguna contingencia de esa inspección, según publicó 'eldiario.es'. “La sociedad dominante está siendo inspeccionada por el impuesto sobre sociedades relativo al ejercicio finalizado a 30 de junio de 2012, y a la fecha de formulación de las presentes cuentas anuales todavía no han finalizado las actuaciones inspectoras. La dirección y sus asesores fiscales estiman que no se derivarán pasivos significativos para la sociedad consecuencia de esta inspección”, afirma en las cuentas. No solo ha habido contingencias, sino que Hacienda ha visto indicios de delito fiscal, al igual que la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid, que presentó una querella contra ellos unas semanas después.

La querella detalla una serie de complejas operaciones societarias utilizadas "para repatriar fondos extranjeros de origen desconocido sin tributar por los mismos". Para ello usaron —siempre según la querella— la firma británica Foodchoice Investment. Entre 2005 y 2009, esta fue entrando en el capital de Varma, de la que llegó a tener el 12,86% del capital. Pagó por esas acciones 5,85 millones de euros.

La operación quería "repatriar fondos extranjeros de origen desconocido sin tributar por los mismos"

"Foodchoice había adquirido las acciones de Varma por un precio 4,7 veces mayor que su valor teórico". Según la Fiscalía, "la venta fue absolutamente simulada, por cuanto la sociedad Foodchoice era claramente instrumental, perteneciendo a los socios de Varma". Con esta operación, la familia De la Mata consiguió "repatriar a España capital extranjero desde Foodchice sin contraprestación real, ya que las participaciones seguían bajo el control de la familia. Foodchoice no era un inversor tercero, sino que sus propietarios eran los querellados, miembros de la familia De la Mata".

En 2012, ya con Posada como presidente del Congreso, realizaron otra operación que la Agencia Tributaria y la Fiscalía consideran simulada. Varma absorbió entonces Sixservix Omega, otra sociedad de la familia. Esa operación no fue declarada al fisco al acogerse a un régimen especial de fusiones, pero, según la Fiscalía, "la aplicación de dicho régimen no resulta correcta por cuanto que la operación se realizó exclusivamente con un propósito de fraude fiscal", ya que cada uno de los cinco miembros de la familia evitó declarar por IRPF unas plusvalías de 3,5 millones.

Sixservix Omega era la empresa dueña de los inmuebles en los que tiene la sede Varma y es de los mismos dueños. Según la Fiscalía, la operación pretendía diluir Foodchoice (la sociedad instrumental en Londres de la familia De la Mata) por debajo del 5%. De esta forma, no tendrían que declararlo en el impuesto de sociedades ni en las cuentas anuales. Por eso valoró los inmuebles de Sixservix en 56,7 millones, pese a que sus activos inmobiliarios valían 10,1 millones. Estos activos fueron "sobrevalorados artificial, desproporcionada e injustificadamente".

Además, en la operación de fusión infravaloraron Varma "artificialmente". El resultado fue que tras la absorción de Sixservice Omega en Varma, Foodchoice pasó de tener el 12,86% de Varma a solo el 4%. Así, la sociedad pantalla casi había desaparecido tras meter en España cerca de seis millones desde el extranjero. "Foodchoice aceptó esta pérdida tan importante en Varma, sin realizar objeción alguna, porque esta empresa era una mera sociedad interpuesta que pertenecía a los querellados", sostiene la Fiscalía.

Jesús Posada y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
Jesús Posada y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

Toda la operación estaba diseñada para diluir Foodchoice una vez que los fondos del extranjero ya habían entrado en España. En su querella, el fiscal relata que "la consecuencia de esta valoración de Sixservix y de la infravaloración de Varma no fue otra que el empeoramiento de la posición del único partícipe de Varma que no era propietario de Sixservice", esto es, Foodchoice. Y añade: "Esta drástica reducción no sería admitida por ningún inversor real, pero en el presente caso era indiferente, porque dicha sociedad, que pertenecía a los querellados, tuvo como finalidad permitir a los mismos repatriar fondos, y una vez cumplida su función, se pretendía excluir prácticamente la presencia de una sociedad interpuesta extranjera".

Hacienda considera que con estas operaciones cada uno de los cinco miembros de la familia con participaciones dejó de declarar alrededor de 3,5 millones. Por eso, la cuota defraudada es de un millón de euros para cada uno (hay pequeñas variaciones, según sus acciones). Considera que cada uno es autor de un delito fiscal en el IRPF de 2012. La acusación de la fiscalía supone que en 2012, el año de la amnistía fiscal, en plena crisis, la esposa de la tercera autoridad del Estado cometió con su empresa familiar un delito fiscal al defraudar un millón de euros por no declarar dinero que había repatriado años antes a través de una sociedad pantalla.

Varma es un gigante de la distribución de bebidas alcohólicas. Factura al año en España 188 millones

Varma es un imperio de la distribución de bebidas alcohólicas. Según sus cuentas, en 2016 facturó en España 188,8 millones, 10 más que el año anterior. En su web, detalla que fue fundada en 1942 por Hilario de la Mata y la gestión ahora está en manos de sus hijos. Es dueña de las Bodegas del Marqués de Vargas en La Rioja y tiene participaciones en Ron Barceló, además de distribuir marcas como Cutty Sark, Glenfiddich, Hendrick's, Jack Daniel's, Disaronno, Moskovskaya y Stolichnaya. La querella se dirige contra el presidente del grupo, Pelayo de la Mata, contra el vicepresidente, José Manuel de la Mata, y dos de las hermanas y una sobrina que controlan el resto de las participaciones.

La Fiscalía no entra en el origen de los millones que los socios de Varma repatriaron con esas operaciones al margen del fisco. Pero Varma tiene un claro aire 'offshore'. En la causa hay rastro de sociedades en Islas Vírgenes, Suiza y Andorra, según fuentes próximas al caso. La empresa controla el 75% de Importaciones y Exportaciones Varma (Viesa), la filial que se encarga de comercializar la empresa matriz en el exterior, que factura más de 150 millones. Viesa tiene a su vez dos empresas participadas en Malta, Viesa Malta Limited y otra filial de esta, Viesa Trading Limited. La primera fue constituida en mayo de 2011 y la segunda, en junio de ese mismo año. Viesa Malta es la nueva ubicación fiscal de Viesa Panamá, que se había creado 10 años antes, en mayo de 2001. Los cambios aparecían en los papeles del Paraíso, una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación publicada en España por El Confidencial y La Sexta.

El cambio de domicilio fiscal de Viesa (de Panamá a Malta) se produjo el mismo año que entró en vigor el convenio de doble imposición e intercambio de información entre el país centroamericano y España. Tras esa firma, los datos de los contribuyentes españoles que elegían Panamá para crear empresas con un alto grado de opacidad fluyeron con más facilidad entre ambos gobiernos. La familia De la Mata decidió entonces que Viesa emigrara a Malta. La empresa Varma no ha querido comentar la noticia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios