fue acusado de 400 "homicidios"

Muere Luis Montes, el defensor de la muerte digna que abrió el debate de la eutanasia

El que fuera coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, en Madrid, fue acusado de 400 "homicidios" por sedaciones paliativas. Finalmente, fue absuelto

Foto: El médico anestesista del Hospital Severo Ochoa, y presidente de la asociación Morir Dignamente, Luis Montes. (EFE)
El médico anestesista del Hospital Severo Ochoa, y presidente de la asociación Morir Dignamente, Luis Montes. (EFE)

Luis Montes (Salamanca, 1949), presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), y que en 2005 fue acusado —y posteriormente absuelto— de aplicar la eutanasia a 400 enfermos terminales, ha muerto este jueves de un infarto cuando se dirigía en su vehículo a Molina de Segura (Murcia), confirman fuentes de la asociación DMD.

El caso Leganés, como se bautizó a la acusación que enfrentó Montes, sirvió para abrir el debate sobre la eutanasia, práctica de la que este médico se volvió abanderado años más tarde. Montes saltó del anonimato a la primera página de los diarios sin pretenderlo. El que fuera coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, en Madrid, fue acusado de 400 "homicidios" por sedaciones paliativas a pacientes terminales entre 2003 y 2005. La Justicia tardó tres años en limpiar su nombre, pero eso no evitó el "linchamiento moral" al que fue sometido por parte de la Comunidad de Madrid.

El Gobierno de la entonces presidenta regional, Esperanza Aguire, y su consejero de Sanidad, Manuel Lamela, fue protagonista del calvario de este hombre. Lamela llevó a Montes a los juzgados después de conocer dos denuncias anónimas a las que dio credibilidad —sobre la supuesta mala praxis médica en el Severo Ochoa por una sedación excesiva de enfermos terminales— que fueron remitidas por la Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias de Madrid y la Asociación El Defensor del Paciente.

El mismo día en que recibieron la denuncia, Sanidad suspendió a Montes y comenzó una inspección en el hospital. La decisión no fue aceptada por los trabajadores del Severo Ochoa, cuentan las crónicas de 2005, que se manifestaron para exigir su restitución y pedir la dimisión de Lamela.

Manifestación contra el cese de Montes tras declarar en los juzgados. (EFE)
Manifestación contra el cese de Montes tras declarar en los juzgados. (EFE)

De las 339 historias revisadas desde 2003, en 151 hubo sedación, en 94 consentimiento familiar y en 57 no consta, mientras que en 25 pacientes se destacaron "incidencias" y se detectó "caos organizativo", por lo que fueron cesados el coordinador de Urgencias, el gerente y el director médico. En 2007, el caso quedó sobreseído después de que el Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid dictaminara que se produjo mala praxis médica, pero no podía acreditarse relación alguna entre esta y las muertes, lo que es imprescindible en materia penal para apreciar la existencia del delito.

Por su parte, Luis Montes presentó una querella contra las asociaciones denunciantes y un recurso contencioso administrativo contra la decisión de la consejería de relevarlo de su puesto. En abril de 2011 se conoció la sentencia por la que se condenaba a Miguel Ángel Rodríguez, antiguo portavoz del Gobierno de José María Aznar, al pago de 30.000 euros como autor de un "delito continuado de injuria grave realizado con publicidad" contra el doctor.

En 2015, Montes fue fichado por la candidatura crítica de Podemos a la Comunidad de Madrid. Durante los últimos años de su vida, Montes puso el centro de su trabajo en la despenalización de la eutanasia y el acceso universal a los cuidados paliativos, poniendo especial foco en el derecho a la autonomía, la libertad individual y la voluntad del paciente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios