LA CUENTA ATRÁS DEL 39º CONGRESO FEDERAL

Gestación subrogada, república, eutanasia: las enmiendas calientes que debatirá el PSOE

El concláve del próximo fin de semana también deliberará sobre asuntos incómodos o que generan gran división interna, como la maternidad por sustitución, contra la que se han alzado las feministas

Foto: Mario y Sergio, protagonistas del documental 'Welcome Home: una historia de familia', sobre la maternidad subrogada, en mayo de 2016. (EFE)
Mario y Sergio, protagonistas del documental 'Welcome Home: una historia de familia', sobre la maternidad subrogada, en mayo de 2016. (EFE)

Plurinacionalidad, la abstención como una equivocación, una revolución en el modelo de partido, la política de alianzas. Serán parte de los centros de atención en el PSOE en apenas una semana, cuando ya haya dado comienzo el 39º Congreso Federal. Pero no son esos los únicos temas de conflicto. Sí los más nucleares. Pero hay otros, de los que deberá debatirse, que generan cierta controversia interna. Uno es la gestación subrogada, que también ha suscitado debate en otras formaciones, desde el PP a Podemos, y que divide igualmente a los socialistas. Otro es la eutanasia, y no solo la regulación de la muerte digna. Y un clásico de los cónclaves socialistas: la consecución de la III República. Esta última está abocada al fracaso, pero también todas las referidas a la aceptación de la maternidad de alquiler, una cuestión muy sensible y contra la que ya están organizándose las feministas del partido para evitar que salga adelante.

[Consulta aquí en PDF la última memoria de enmiendas a la ponencia marco]

Y lo más seguro es que todas las apuestas por la defensa de la gestación por sustitución queden derrotadas, porque esa es la posición del secretario general, y la que manifestó solo tres días antes de las primarias. Sin circunloquios. "No estoy a favor de utilizar el cuerpo de la mujer para la prostitución, para la trata ni para la maternidad subrogada. Está plasmado en nuestro documento y lo defenderemos desde la ejecutiva federal", sostuvo Pedro Sánchez en un acto con feministas en Madrid el pasado 18 de mayo, en el que recibió el respaldo de la histórica luchadora de los derechos de la mujer Carlota Bustelo.

Sánchez fue el único candidato que se posicionó claramente en contra de la maternidad por sustitución, y lo hizo en un acto con feministas

En efecto, el proyecto del madrileño era elocuente [aquí en PDF]. "Los vientres de alquiler suponen una mercantilización de las mujeres. Se deberán promover y facilitar los mecanismos de adopción", sostenía el texto, que se ha traducido en enmiendas a la ponencia marco que redactaron Eduardo Madina y José Carlos Díez. Sus rivales en las primarias, Susana Díaz y Patxi López, habían obviado esta cuestión durante su campaña, y el texto oficial dejaba esta materia abierta, para hacer que el 39º Congreso fijara posición: aunque se condenaba el "discurso amable" que rodea la gestación subrogada, y condeba la "mercantilización" de las mujeres, el documento impulsado por la gestora advertía de que los socialistas eran conscientes de que se había abierto una discusión sobre este asunto y en la sociedad y que el PSOE debía afrontar desde sus "principios y valores, con absoluta libertad".


El planteamiento completo de JSE

Esa formulación era deliberadamente vaga porque en la cúpula provisional ya se veía venir que habría enmiendas a ese pasaje con toda seguridad. Y las ha habido. Algunas más completas y contundentes y otras más matizadas, como refleja la última memoria de enmiendas enviada esta semana a los delegados por Ferraz, y que comprende las 5.609 propuestas de modificación repartidas en un documento PDF de 1.950 páginas, a las que ha tenido acceso este periódico [aquí en PDF]. Una de las enmiendas más argumentadas y duras se aprobó en el 'congresillo' de Juventudes Socialistas de España (JSE) de hace una semana. Aduce un doble objetivo: que una mujer "nunca se vea empujada a ofrecer su capacidad de gestar a cambio de dinero por necesidad o por imposición" y que "las familias españolas no recurran a la gestación subrogada en el extranjero", donde no se pueden garantizar los derechos de las féminas. JSE, por tanto, apuesta por una regulación propia "con unas condiciones mínimas sine qua non muy claras".

Hay enmiendas que piden rechazar la gestación subrogada, las que abren la puerta a la altruista y las que ven bien una compensación limitada

Entre estas, que la gestante participe durante todo el proceso de forma "informada, libre y voluntaria", que pueda abortar en cualquier momento, que la práctica no tenga nunca "carácter lucrativo o comercial, existiendo una compensación económica fijada por la Administración pública" y que cubra los gastos derivados del embarazo, parto y puerperio, los medicamentos, la baja laboral, la ropa o cualquier imprevisto. JSE, en esa enmienda numerada como 2.056, aboga por prohibir las agencias de gestación subrogada (a excepción del asesoramiento jurídico) y subraya que las condiciones socioeconómicas de la gestante y de los padres intencionales deben ser "estables", para evitar la explotación de mujeres pobres. También quiere que se impida un mercado paralelo y que solo puedan acceder a esta técnica las parejas con problemas para gestar y/o concebir.

Pedro Sánchez, junto a la diputada asturiana Adriana Lastra, el pasado 2 de abril en Gijón. (EFE)
Pedro Sánchez, junto a la diputada asturiana Adriana Lastra, el pasado 2 de abril en Gijón. (EFE)


Enmiendas hay para todos los gustos sobre esta materia: las que hablan de abrir el debate (las elevadas por Gipuzkoa, Sevilla o Valladolid), las que piden que solo se regule aquella de forma altruista y sin ningún tipo de compensación económica (Cataluña, Ciudad Real, Lugo, Toledo, Murcia, A Coruña, Sevilla, Huesca...), las que demandan expresamente que se rechace esa práctica y hasta una, enviada por el 'congresillo' de Málaga, que reclama que esta cuestión sea sometida a consulta de las bases.


Organización automática

Las feministas han reaccionado de forma inmediata. El colectivo ha publicado una carta abierta al millar de delegados elegidos para el cónclave para pedirles que no abran la veda a la regulación de la maternidad por sustitución porque "anula" derechos fundamentales, da por válida la "explotación" de las mujeres y porque los derechos "son inalienables" y no se pueden comprar ni vender. La diputada Adriana Lastra, una de las mujeres de la máxima confianza de Sánchez, sostenía este viernes en una entrevista en '20 minutos' que "la única enmienda" que le preocupaba es la citada de JSE que aboga por "regularizar los vientres de alquiler".

Lastra ya ha advertido de que las mujeres del PSOE harán lo posible para que las enmiendas a favor de los vientres de alquiler sean tumbadas a la primera

"Espero que no salga adelante, y además las feministas del partido ya se están organizando para tumbar esa enmienda en comisión", aseguraba la parlamentaria asturiana. Una coordinación que ratifica a este diario la portavoz socialista de Igualdad en la Cámara Baja, la susanista Ángeles Álvarez. El rechazo a esta técnica recorre las tres candidaturas y es muy probable que quede derrotada sin problemas, gracias a la mayoría de delegados de que dispone Sánchez. Las enmiendas que apuntan hacia la legalización solo llegarían vivas al plenario del cónclave si superan el 20% de los votos en la comisión.


Respecto a la eutanasia, la ponencia marco [aquí en PDF] también optó por una redacción poco arriesgada. Apuntaba que la sociedad española "empieza a estar ya preparada para afrontar un tema sumamente complejo" como ese. Y el PSOE, decía el texto, quiere participar de ese debate, "para avanzar desde las actuales legislaciones de muerte digna, con todas las consecuencias".

Nino Torre, secretario general de JSE, acarreando los avales de Susana Díaz a Ferraz, el pasado 4 de mayo. (EFE)
Nino Torre, secretario general de JSE, acarreando los avales de Susana Díaz a Ferraz, el pasado 4 de mayo. (EFE)

Las enmiendas de Sánchez no planteaban tocar ese punto de la ponencia. Pero sí han llegado a Ferraz propuestas que piden su legalización. De nuevo, la más explícita y completa es la de JSE (la 1.997). La organización juvenil, dirigida por el asturiano (y susanista) Nino Torre, reclama regular la eutanasia "en todas sus modalidades (directa, activa e indirecta), con varias condiciones, como el sufrimiento extremo del paciente, una solicitud de tratamiento emanada de una decisión "personal, libre, voluntaria y explícita" o una información "clara, completa y comprensible sobre su estado de salud". También se pide despenalizar al equipo médico que ayude al suicidio asistido y que se oferte la opción de la eutanasia activa como los cuidados paliativos.

¿Cada 12 años referéndum?

También son varias las enmiendas que inciden en el reconocimiento de la "identidad republicana" del PSOE. Pero otras van mucho más allá. JSE o Madrid piden que los socialistas trabajen para alcanzar "la Tercera República" en España "como un proyecto plural, democrático, social y ciudadano"; Gran Canaria, que el partido establezca que su modelo de Estado "ideal" es la "República federal"; Gipuzkoa, que se abra un debate serio sobre la Jefatura del Estado; Cataluña, que se camine hacia una "República federal, consecuentemente democrática y definitivamente laica"; Lugo, que Bciudadano para elegir monarquía o república.

Juventudes plantea la rebaja de la edad de voto a los 16 años, trabajar por la III República o eliminar la figura del afiliado directo que Sánchez desarrolló

Juventudes siempre suele actuar de avanzadilla del PSOE. Y hay propuestas de largo aliento que se debatirán también en este 39º Congreso. Una es la rebaja de la edad de voto a los 16 años, que reclaman de forma directa. Sánchez incluyó la posibilidad de abrir este debate en sus programas electorales de 2015 y 2016. O sea, su postura era más matizada. La organización de Nino Torre repesca asimismo la medida 1:12, para que "nadie pueda ganar en un año menos de lo que el directivo mejor pagado de su misma empresa gane en un mes".

Una bandera republicana ondea en la calle de Alcalá de Madrid en abril de 2010. (EFE)
Una bandera republicana ondea en la calle de Alcalá de Madrid en abril de 2010. (EFE)


Juventudes también aprobó una cuestión controvertida: eliminar la figura del afiliado directo. Es decir, la del militante que se inscribe a través de la web y que no depende orgánicamente de ninguna agrupación. Fue una medida contemplada en la conferencia política de 2013 que impulsó Alfredo Pérez Rubalcaba y que desarrolló Sánchez una vez llegado al poder. En este proceso de primarias los registrados online, aunque no demasiado numerosos (4.199, sobre un censo total de 187.782), sí han sido importantes, y muchos se han volcado con el restituido secretario general. En Madrid, por ejemplo, de los 827 votos de afiliados directos emitidos, el 82,59% de las papeletas fueron para Sánchez.

Una conferencia monográfica de organización y estatutos para después de los congresos

Pedro Sánchez pretende aprobar la arquitectura básica del nuevo modelo de partido que ha diseñado y que plasmó en el documento con el que compitió en las primarias, 'Por una nueva socialdemocracia', en este 39º Congreso, pero es consciente de que la profunda revolución interna que desea emprender necesita de una conferencia monográfica de organización y estatutos.

Esta previsión la ha incluido como enmienda a la ponencia marco (la numerada como 5.605), para que esta convención específica se celebre "en el plazo máximo de un año". O sea, antes de la primavera de 2018 y después, por tanto, de la celebración del 39º Congreso Federal y los cónclaves regionales (que acabarán, como tarde, a primeros de octubre), provinciales y locales o de distrito. Esa conferencia de organización y estatutos funcionaría como ha ocurrido con este y otros congresos: con enmiendas y aportaciones enviadas desde la militancia y las federaciones. Pero para entonces el liderazgo de Sánchez estará más asentado, y en teoría más tranquilo el patio interno. También la ponencia marco de la gestora planteaba esa moratoria para poner al día los estatutos y los reglamentos internos. 

No obstante, el secretario general sí quiere sacar la semana que viene los principios básicos de su modelo de partido: que no se pueda tumbar al líder con la dimisión de la mitad más uno de los miembros de la ejecutiva, regular las consultas a las bases o las primarias para elegir jefe de filas a doble vuelta y con máximo y mínimo de avales.

Sánchez sí está dispuesto a transaccionar otras cuestiones más controvertidas, como la extensión de las primarias abiertas a simpatizantes para designar candidato electoral: entiende que no se puedan llevar a cabo en pequeños municipios porque serían más fácilmente manipulables por poderes ajenos al PSOE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios