El PSOE homenajeará a Chacón el 10 de abril en un acto con Zapatero, Sánchez e Iceta
  1. España
SE CUMPLE EL PRIMER ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO

El PSOE homenajeará a Chacón el 10 de abril en un acto con Zapatero, Sánchez e Iceta

La dirección y el grupo parlamentario trabajan a contrarreloj para el acto con que el partido quiere rendir tributo a la exministra de Defensa. Será en el Congreso, y presidido por Ana Pastor

placeholder Foto: Carme Chacón, en noviembre de 2015 en Barcelona, en la campaña de las generales de diciembre de ese año. (EFE)
Carme Chacón, en noviembre de 2015 en Barcelona, en la campaña de las generales de diciembre de ese año. (EFE)

Ocurrió a las puertas de la Semana Santa de 2017. El 9 de abril. Un Domingo de Ramos. Carme Chacón moría en su domicilio de Madrid, recién vuelta de un viaje de trabajo de Miami, con solo 46 años. Su corazón, que padecía una enfermedad congénita, se detuvo repentinamente. La noticia sobrecogió a todo el PSOE, un partido ya muy roto y que se preparaba para el combate final de las primarias. Ha pasado casi un año desde entonces, y el PSOE, algo más recompuesto pero con las heridas sin cicatrizar, se dispone a rendir tributo a la exministra de Defensa, referente también indudable del socialismo catalán. Será el martes 10 de abril, a mediodía. En el Congreso de los Diputados.

El homenaje comenzó a organizarse hace muy pocos días, apenas una semana. Ya rondaba en la mente de la dirección desde antes, pero el tiempo se había echado encima. Micaela Navarro, la presidenta del PSOE andaluz y vicepresidenta segunda de la Cámara Baja, recordó el aniversario en una conversación con la portavoz parlamentaria, Margarita Robles, y la maquinaria comenzó a ponerse en marcha. La jefa del grupo parlamentario coordinó los pasos siguientes con Ferraz y con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que no puso problema ninguno en colaborar.

El acto, que se pretende "emotivo" y "desde el cariño", no está del todo perfilado. No ha habido tiempo y el parón de la Semana Santa ha impedido avanzar. Pero los elementos principales sí están cerrados. Para empezar, la fecha. La dirección quería organizar el homenaje el 9 de abril por la tarde, porque los lunes no hay actividad parlamentaria. Ese día, sin embargo, ya estaba ocupado en la agenda socialista: el PSC ha reservado la fecha para realizar su propio tributo a Chacón en la nueva sede del partido, en la barcelonesa calle de Pallars. La familia de la exministra se marchaba de viaje a partir del 11 de abril y hasta finales de mes, por lo que el único hueco posible era el martes 10 de abril, a mediodía, tras la reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces, y antes de la sesión plenaria, que comienza a las 15:00.

El 9 de abril habrá otro acto de despedida a la extitular de Defensa, pero organizado por el PSC, y en su nueva sede central en Barcelona


El segundo elemento cerrado ya son los oradores. En el acto en la Cámara baja intervendrán José Luis Rodríguez Zapatero y los líderes de PSOE y PSC, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, además de la presidenta de la institución, la popular Ana Pastor. El expresidente fue uno de los dirigentes socialistas que más acusó la pérdida de su ministra, y el que se ha mostrado a disposición de los homenajes que se le han dedicado desde su fallecimiento. El pasado febrero, presidió la entrega de los primeros premios Carme Chacón otorgados por la agrupación madrileña de Entrevías-El Pozo. La galardonada fue la extitular de Sanidad Leire Pajín, amiga de la dirigente catalana. Sánchez no puso objeción alguna al acto —Chacón estuvo en su primera ejecutiva, aunque dimitió para intentar provocar su caída— e Iceta organizó la gran ceremonia de despedida de la exministra de Defensa en Barcelona unos días después de su marcha.

Foto: La exministra de Defensa Carme Chacón, el pasado 18 de febrero en Valencia. (EFE)

Coincidencia con consejos de Gobierno

Aún no se han cursado invitaciones, pero se espera que acuda al acto en el Congreso la mayor parte del grupo y miembros de la dirección. Más difícil lo tendrán los barones para acudir a Madrid. Por ejemplo, Susana Díaz, amiga de Chacón, preside todos los martes el Consejo de Gobierno, por lo que cuenta con un argumento de peso para no tomar el AVE hasta la capital. Otro presidente autonómico, el extremeño Guillermo Fernández Vara, sí querría acercarse pero, como Díaz, tiene reunión semanal de su Ejecutivo.

Chacón, que padecía una cardiopatía congénita, empezó a crecer desde su llegada al Gobierno, en 2007, hasta llegar a disputar el liderazgo del PSOE

Aquel 9 de abril de 2017 la noticia de la abrupta muerte de la exministra de Defensa devastó a todo el PSOE. Su cuerpo fue hallado sin vida en su casa de Madrid, después de que sus padres y una muy amiga suya, María, comprobaran que no atendía llamadas ni recibía mensajes. Cuando se acercaron los efectivos del Summa a su vivienda, solo pudieron certificar su fallecimiento. Aunque durante años había hecho ver que podía llevar una vida completamente normal, no estaba al cien por ciel. Su corazón sufría una cardiopatía congénita, "un bloqueo auricular y ventricular completo". El corazón al revés que latía a solo 35 minutos por minuto y que le impedía, por ejemplo, jugar al baloncesto o ser madre.

placeholder El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, con los padres de Chacón, Baltasar y Esther, en el homenaje a la exministra en Barcelona, el 19 de abril de 2017, a los diez días de su súbito fallecimiento. (EFE)
El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, con los padres de Chacón, Baltasar y Esther, en el homenaje a la exministra en Barcelona, el 19 de abril de 2017, a los diez días de su súbito fallecimiento. (EFE)

Pero Chacón luchó contra esas cartas marcadas todo lo que pudo, aunque no dejó de ser consciente de su enfermedad, y sus amigos más cercanos relatan cómo había mentalizado a su hijo, al pequeño Miquel —fruto de su matrimonio con el exsecretario de Estado de Comunicación Miguel Barroso, del que se divorció pocos meses antes de su muerte—, de que quizás algún día podía irse.

Foto: Carme y Mire Chacón. (Instagram)

Chacón ingresó en 1994 en el PSC, y entre 1999 y 2003 fue concejala en el Ayuntamiento de Esplugues de Llobregat (Barcelona) y primera teniente de alcalde. Desde entonces, creció rápidamente. Se sentó en la ejecutiva del PSC y en la de Zapatero, nada más tomar las riendas del PSOE, en 2000. Cuando llegó a La Moncloa, en 2004, la destinó a la vicepresidencia primera del Congreso. Un calentamiento del lado del también ya fallecido Manuel Marín que le sirvió como trampolín para acceder, en 2007, al Ministerio de la Vivienda. En 2008, el presidente la nombró titular de Defensa. Era la primera mujer en España que ocupaba esa cartera. La imagen de Chacón en la recta final de su embarazo y pasando revista a las tropas se convirtió en todo un símbolo y en una instantánea icónica en todo el mundo.

placeholder Pedro Sánchez, el pasado 19 de abril, a su llegada al homenaje a Chacón en Barcelona. (EFE)
Pedro Sánchez, el pasado 19 de abril, a su llegada al homenaje a Chacón en Barcelona. (EFE)

El cargo permitió a Chacón cultivar su perfil de mujer de Estado y agigantar su figura. Todo parecía preparado para que ella asumiera el relevo de su jefe cuando llegara el momento. Pero la legislatura se torció y el PSOE atravesaba un momento de máxima zozobra. Zapatero anunció que no optaría a un tercer mandato y eligió como su sucesor a su vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Ella se retiró de escena y renunció a disputarle la candidatura presidencial de 2011, pero meses después sí daría el paso para intentar conquistar el liderazgo del PSOE. Contra él, contra Rubalcaba. Pero perdió en el 38º Congreso Federal, en Sevilla, en febrero de 2012, por solo 22 votos.

Foto: Susana Díaz, firmando en el libro de condolencias por la muerte de su amiga Carme Chacón, este 10 de abril. (EFE)

El apoyo a Díaz

Tras su derrota, se sintió orillada por la dirección. Eso, y el crecimiento del desafío soberanista, le llevó a renunciar a su escaño y volar hasta Estados Unidos para ejercer como profesora en el Miami Dade Collage. En el cónclave extraordinario de 2014, Sánchez la incorporó a su ejecutiva, pero la distancia entre ambos fue visible casi desde el principio. Nunca hubo química y su papel era prácticamente testimonial.

Dirección y grupo quieren que la ceremonia sea "plural", "emotiva", que no sea patrimonio de nadie. Será un momento para mostrar unidad

Repitió como cabeza de lista por Barcelona en 2015 —la circunscripción para la que consiguió el mejor resultado de la historia del PSC, 25 escaños, en 2008—, pero rehusó liderarla una cuarta vez, en las generales de 2016. En septiembre, la suya fue una de las 17 firmas de miembros dimisionarios de la dirección registradas en Ferraz. Desde entonces, se había apartado de la primera línea. Tan solo se había permitido un fugaz regreso para mostrar su apoyo a Susana Díaz, aunque desde el principio tuvo la sensación de que la baronesa andaluza iba a ser abatida por Sánchez. Y tenía razón. Fue literalmente arrollada por él.

placeholder Mireia Chacón y Xavier Tàpia, hermana y cuñado de la exministra, en el homenaje en Barcelona. (EFE)
Mireia Chacón y Xavier Tàpia, hermana y cuñado de la exministra, en el homenaje en Barcelona. (EFE)

Chacón murió antes incluso de que se librara la batalla final. Su repentino fallecimiento supuso una tregua dentro de la lucha fratricida por el poder del PSOE, aunque también evidenció que ni siquiera en su capilla ardiente se plegaban las armas. No hubo foto de unidad entre los tres candidatos, y Díaz y Sánchez no se cruzaron en ningún momento. Y en el gran acto de homenaje en Barcelona tampoco estuvieron siquiera cerca. Ese muro insalvable entre los dos aún sigue en pie.

Los tres candidatos del PSOE coinciden en el acto de homenaje a Carme Chacón

El primer aniversario del fallecimiento de Chacón no pilla al PSOE tan maltrecho, pero sí con heridas por sanar. Pero la sala Ernest Lluch del Congreso no será previsiblemente el escenario de más tensiones. La ejecutiva federal y la dirección del grupo parlamentario insisten en que están trabajando a fondo para que este nuevo tributo a la mujer que más cerca estuvo de gobernar el partido sea "plural", "emotivo", de "todos" y no patrimonio de nadie. El único obstáculo por ahora es el tiempo. Porque ahora se cruza el parón de la Semana Santa y la inminente presentación de los Presupuestos. El recuerdo de Chacón puede hacer más por unir al partido que quizá otras convocatorias programadas para exhibir la cohesión interna. Todo se verá ese 10 de abril. Cuando se cumpla un año y un día de la desaparición de una dirigente fundamental de la historia del socialismo español.

Muerte Carme Chacón Micaela Navarro Bibiana Aído Leire Pajín PSC Susana Díaz Moncloa Enfermedades cardiovasculares Guillermo Fernández Vara Miguel Barroso Ana Pastor Congreso de los Diputados José Luis Rodríguez Zapatero Pedro Sánchez Miquel Iceta Primarias PSOE Barones del PSOE 39° Congreso Federal del PSOE PSOE Carme Chacón Margarita Robles
El redactor recomienda