pinchazos telefónicos con el doctor abreu

Villar Mir falsificó con su médico que tenía gripe para no acudir ante la Guardia Civil

El empresario dio instrucciones por teléfono a su galeno, que nunca le llegó a explorar: "Tiene que decir que padezco un fuerte ataque gripal, no sé si lo de guardar cama una semana sea un poco excesivo"

Foto: El empresario y abogado Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
El empresario y abogado Juan Miguel Villar Mir. (EFE)

El pasado 8 de enero, Juan Miguel Villar Mir, fundador del grupo empresarial que lleva su nombre y uno de los investigados más relevantes del caso Lezo, estaba citado ante la Guardia Civil a las 9.30 horas para que le tomaran las huellas dactilares. El juez de la Audiencia Nacional que lleva la instrucción quería avanzar en la investigación de la comisión de 1,4 millones de euros que presuntamente pagó la constructora OHL por llevarse las obras del tren a Móstoles y Navalcarnero. Las huellas encontradas en unos documentos pueden tener la llave. Sin embargo, Villar Mir, marqués y exministro de Hacienda, siguió las instrucciones de su abogado para que un médico de confianza le emitiera un parte de baja falso por una gripe que no tenía y eludiera así la citación judicial.

La Guardia Civil incorpora esta novedad en un reciente informe policial aportado al sumario al que ha tenido acceso El Confidencial. "Curiosamente Villar Mir llega a aleccionar al doctor Abreu sobre lo que este debe poner en el certificado médico oficial a petición de su abogado", señala la Benemérita, que incorpora las grabaciones del teléfono de Villar Mir, que ha seguido pinchado durante varias fases de la instrucción por orden del juez. "Le he preguntado al abogado que cosa conviene decir y él me dice que cree bueno una cosa muy sencilla (...) Tiene que decir que padezco un fuerte ataque gripal o la expresión médica que tú creas oportuna, y que estoy sujeto a medicación y debo guardar reposo (...) Oye, no sé si lo de guardar cama una semana, quizás sea un poco excesivo", le comenta el empresario a su galeno.

El informe policial añade además que el médico preveía entregar "el certificado a un vigilante sin ni siquiera llegar a explorar al paciente" siguiendo las instrucciones que Villar Mir le dio. "Mañana si por la razón que tú no estás no te preocupes yo te lo dejo un sobre allí con, con mi colegiado, el sello y todo ¿eh? (...) con el vigilante de lo dejo allí (...) a tu nombre en un sello cerrado", le responde el doctor Luis Abreu. "Nótese que en ese momento Villar Mir ni siquiera preveía estar en casa", relata la Guardia Civil. No podía estar por tanto enfermo. "Me ha 'pillao' esto fuera de Madrid y yo calculo que voy a llegar a casa, probablemente como a las dos y media", le asegura el empresario al médico.

Finalmente, el investigado no compareció a la citación judicial (lo hizo en una posterior, días después), "aportando a través de su procuradora un certificado médico oficial. Del análisis de las conversaciones interceptadas se evidencia que no se trata en realidad de una circunstancia sobrevenida y sí de una actuación preconcebida y perfectamente planificada para evitar acudir al mandato judicial y por tanto realizar la diligencia de investigación interesada". La Guardia Civil incluye este suceso en unos de los informes en los que solicita al magistrado continuar con los teléfonos intervenidos de algunos de los investigados.

El ex consejero delegado de OHL, Tomás García Madrid (d), otro de los investigados en la causa. (EFE)
El ex consejero delegado de OHL, Tomás García Madrid (d), otro de los investigados en la causa. (EFE)

El informe también revela que Villar Mir, de 86 años, estaba dispuesto a acudir a la cita con la Guardia Civil pero que al final decidió no acudir inventándose lo de la gripe debido a la recomendación de su letrado, Carlos Domínguez. "El abogado me dice que como es poco importante, que como él cree que va a conseguir que lo aplacen, porque me citan el lunes a las nueve y media y entonces es mucho madrugar. Y que él cree que lo conseguirá, pero que a lo mejor te tendría que pedir si no que me dieras un certificado de que estoy resfriado", le comenta el empresario al doctor.

En esta pieza, que investiga si OHL pagó comisiones por llevarse la obra ferroviaria, ya están investigados Juan Miguel Villar Mir; su yerno el empresario Javier López Madrid; el empresario Adrián de la Joya (titular de la cuenta suiza donde fue a parar el dinero); Tomás García Madrid, ex consejero delegado de OHL; Rafael Martín de Nicolás, exconsejero de OHL y director general de construcción área España, y Felicísimo Ramos, sin cargo concreto dentro de la compañía. También lo está Ignacio González, el supuesto destinatario del dinero. Él siempre lo ha negado y Adrián de la Joya declaró que se quedó con el dinero cuando López Madrid le dijo que era para pagar sobornos a cargos públicos, concretamente a Ildefonso de Miguel, gerente del Canal de Isabel II y estrecho colaborador de González. Este también está investigado y ha negado taxativamente que recibiera ninguna cantidad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios