Atentados 11M: ¿Es posible otro 11-M? La amenaza del terrorismo yihadista está muy viva. Noticias de España
14º ANIVERSARIO DE LOS ATENTADOS DE MADRID

¿Es posible otro 11-M? La amenaza del terrorismo yihadista está muy viva

Los expertos académicos y policiales, además de las evidencias que muestran los datos y la propaganda yihadista, sugieren que el riesgo de atentados no mengua en España y Europa

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

Cuando se cumplen 14 años de los atentados de Madrid que costaron la vida a casi 200 personas, el riesgo de atentados yihadistas no ha decrecido a pesar de que el autodenominado Estado Islámico haya perdido territorio y poder en Oriente Próximo en los últimos meses. La pulsión por atentar en España y Europa está más viva que nunca.

"La amenaza no ha disminuido en absoluto, sino que se ha aumentado", sostiene Pedro Baños, coronel de Infantería y experto en Geopolítica. Asegura el autor de 'Así se domina el mundo' que las causas que dieron lugar al nacimiento de la organización del Estado Islámico o Daesh "no han desaparecido, sino que se han magnificado, y los yihadistas que residen en Europa tienen instrucciones de que deben actuar allí donde se encuentren, de modo que lo ocurrido en Cataluña podría volver a suceder". En los atentados de Cataluña de agosto pasado murieron 16 víctimas y ocho terroristas.

Las valoraciones recogidas de varios analistas académicos y policiales giran en torno a la misma línea argumental. Inquieta el hecho de que los yihadistas emigrados a Siria e Iraq retornen a sus países de origen habiendo adquirido pericia de combate. También preocupa que los residentes radicalizados en Europa actúen en su suelo siguiendo los consejos de la maquinaria propagandística del yihadismo que les anima a ello.

Sin ir muy lejos, el pasado 2 de marzo en Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y Ciberseguridad (CNPIC), del Ministerio de Interior, advirtió de una campaña de incitación para atentar en España distribuida por Telegram en canales habituales de difusión de menajes yihadistas. El anuncio ilustrado con la imagen de la Sagrada Familia y trilingüe —árabe, inglés y español— solicitaba: "Si no tenéis un arma, tenéis un camión o un cuchillo". Las tildes fueron perfectamente puestas.

Propaganda contra España de comienzos de marzo en el foro yihadista Muharrir al Ansar.
Propaganda contra España de comienzos de marzo en el foro yihadista Muharrir al Ansar.

"El señalamiento de España como objetivo no ha disminuido con respecto a 2004, ya que desde la perspectiva de estos grupos no importa mucho si tienes tropas en Iraq porque no deja de ser Al Andalus y nuestro país siempre es encuadrado dentro de la gran coalición internacional a la que combaten", explica Manuel R. Torres, profesor de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla e investigador del terrorismo.

De los 380 muertos en la Unión Europea por ataques yihadistas en el último decenio, 362 fueron asesinados entre 2015 a 2017

No en vano, el nivel de alerta terrorista 4 (riesgo alto) no se ha modificado desde junio de 2015. Los hechos y los datos muestran una tendencia al alza de la amenaza terrorista en Europa y de manera singular en España. En 2017 se realizaron en nuestro país hasta 52 operaciones policiales contra individuos y grupos radicalizados, un año récord según datos del Ministerio de Interior.

Además, resulta llamativo que de los 380 muertos en países de la Unión Europea por ataques yihadistas en el último decenio, 362 fueron asesinados en el trienio que va desde 2015 a 2017, lo que marca una tendencia que habla de que el terror no está menguando.

Los datos son elocuentes

Los números relacionados con la actividad yihadista y la lucha antiterrorista en Europa y España muestran curvas ascendentes por dos razones fundamentales: los Estados están alerta y los islamistas radicales están siendo capaces de mantener el clima propicio para ejercer la violencia.

Así, no es casualidad que hasta el 40 por ciento del total de las investigaciones incoadas por la Fiscalía de la Audiencia nacional desde 2014 se refieran a asuntos relacionados con el terrorismo yihadista, según narra su última Memoria.

Otro dato que habla por sí solo se refiere a los 151 reclusos por delito de terrorismo yihadista a finales de octubre pasado. Hay más islamistas radicalizados que nunca entre las rejas de las prisiones españolas, si exceptuamos el año 2006 en que había uno más como consecuencia de los procesos judiciales derivados del 11-M.

En cuanto al número de detenidos en operaciones policiales en España, desde 2015 hay un repunte importante, hasta el punto de que en 2017 se produjeron 76 arrestos, la cifra más alta del último decenio.

Más allá de esos números, Carola García-Calvo, investigadora principal del Programa sobre Terrorismo Global del Real Instituto Elcano, llama la atención sobre el hecho de que la naturaleza de la amenaza proviene ahora de células y redes bien organizadas, según explica a este diario y se recoge también en el trabajo académico que publicó junto al experto Fernando Reinares "Actividad yihadista en España, 2013-2017: de la Operación Cesto en Ceuta a los atentados en Cataluña".

Pero el incremento de presuntos yihadistas detenidos no es exclusivo de nuestro país. Según los últimos datos facilitados por Europol, el número de arrestados se cuadriplicó entre 2012 y 2016 en una línea claramente ascendente y que coincide con el mayor auge y expansión territorial del protoestado creado por Daesh en Siria e Iraq.

De los 718 detenidos en países de la UE en 2016, según Europol, 429 lo fueron en Francia, 69 en España y 62 en Bélgica. Precisamente, esos tres países conforman un eje geográfico norte-sur que ha sido usado por numerosas células terroristas para planificar sus acciones, como hizo el propio grupo de terroristas que perpetró los atentados del 11-M.

La pérdida del paraíso en Siria e Iraq

Los gobiernos de muchas capitales se han confabulado por intereses divergentes para liquidar la organización del Estado Islámico: Moscú, Teherán, Damasco, Bagdad, Washington… Esta situación de destrucción del Daesh propicia que muchos milicianos estén huyendo a otros conflictos como los que se dan en el sudeste asiático o el Sahel, pero también que unos cuantos centenares regresen a sus países europeos de origen. La investigadora Carola García-Calvo apunta que se estima en unos 1.500 individuos los que ya han vuelto a Europa.

Oficiales de la lucha antiterrorista informan a este diario que desde 2013 son 140 los que han viajado a Siria desde España para unirse a las filas del Estado Islámico. Al mismo tiempo señalan esas mismas fuentes que todos están identificados y que de los 25 que han regresado están todos en prisión o en libertad vigilada.

El profesor Manuel R. Torres estima que los retornados suponen un gran problema de seguridad "porque la gente se radicaliza más en los destinos de conflicto, adquiere habilidades nuevas y establece una red de contactos internacional que facilita la actividad yihadista". Añade este experto que el principal problema no lo ve en los retornados que salieron de España porque aquí están muy controlados y "entran en prisión preventiva inmediata", sino en los que recalan en lugares del norte de Europa con "paradigmas judiciales muy garantistas, puesto que el movimiento en el espacio Schengen es libre y un solo individuo cualificado puede poner patas arriba un país entero".

"Los yihadistas que viven en Europa tienen instrucciones de actuar allí donde se estén, así que me preocupan más estos que los de Próximo Oriente"

Sin embargo, uno de los grandes expertos mundiales en islamismo radical, el francés Olivier Roy, muestra su escepticismo acerca de que los retornados de Siria supongan una amenaza grave para España y Europa porque "están identificados, no pueden volver con sus familias ni a sus vecindarios y tienen una falta de apoyo logístico para esconderse y actuar". Agrega Roy que "muchos de los individuos más peligrosos han muerto en acción, por lo que la amenaza proviene más de los que han iniciado recientemente en el yihadismo".

El reverso de la moneda de la pérdida de territorio y poder del Estado Islámico está precisamente en que la mayor amenaza provenga de los individuos ya radicalizados o en proceso de radicalización en España y que ya no encuentran en Siria una tierra de promisión para hacer la yihad.

"Los yihadistas que viven en Europa tienen claras instrucciones de actuar allí donde se encuentren, así que me preocupan más estos que los que están en Próximo Oriente", explica el coronel Pedro Baños.

Jornada de duelo tras los atentados de Cataluña en agosto de 2017. (EFE)
Jornada de duelo tras los atentados de Cataluña en agosto de 2017. (EFE)

La propaganda, a toda máquina

Solo seis días después de los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto pasado, el Estado Islámico, a través de un vídeo protagonizado por Muhammad Yasin Ahram Pérez, un joven nacido en Córdoba, decía: "A los cristianos españoles, no olvidéis la sangre derramada de los musulmanes por la Inquisición española. Vengaremos vuestra matanza".

Efectivamente, España es un lugar común en la propaganda yihadista. Ya sea por la realidad histórica de Al Andalus, por la "ocupación" de Ceuta y Melilla, por su presencia militar en países de mayoría musulmana o por ser miembro de una supuesta gran coalición internacional contra el islam, nuestro país aparece constantemente en los escritos y vídeos de la maquinaria mediática del yihadismo.

Según ha recogido el profesor Manuel R. Torres, España fue mencionada en 250 comunicados de organizaciones yihadistas relevantes entre 1998 y 2017. Más destacable aún es que los picos anuales sucedieron en 2016 y 2017, con 33 y 27 menciones, respectivamente.

"La extensa narrativa creada por el Estado Islámico ('únete a la heroica vanguardia de los mártires victoriosos') ha sido seriamente debilitada por su derrota militar", cuenta Olivier Roy. Por esa razón, explica el investigador francés, la fuerza de su amenaza depende ahora mucho de cómo construir una nueva narrativa "en la escena mediática paralela de internet con vídeos, tuits y otros recursos digitales".

"Hay que estar alerta, no bajar la guardia porque hay muchos grupos islamistas que van a intentar con sus medios seguir haciendo daño", concluye el coronel Baños.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios