aprovecha el impulso de cataluña

Ciudadanos impulsará el 'efecto Arrimadas' por toda España para las elecciones de 2019

Cataluña puede ser solo el principio. El partido de Albert Rivera se prepara para próximas contiendas electorales y seguirá extendiendo el fenómeno del 'voto útil' en todo el país

Foto: Albert Rivera e Inés Arrimadas durante la noche electoral del pasado 21-D en Barcelona. (EFE)
Albert Rivera e Inés Arrimadas durante la noche electoral del pasado 21-D en Barcelona. (EFE)

La victoria de Ciudadanos e Inés Arrimadas el pasado 21 de octubre en Cataluña tiene varias lecturas. La más importante para la formación de centro fuera del marco específico catalán es la constatación de que en España los nuevos partidos pueden ganar. "Es el fin de un ciclo. Ha quedado claro que esto no va de dos partidos solo, que vamos en serio y que los partidos viejos no tienen por qué estar por delante", explican fuentes de la formación presidida por Albert Rivera. Será a partir de 2018 cuando los centristas estudien realmente los efectos que el 21-D puede tener en otros territorios y se pondrán manos a la obra para tratar de expandir el éxito en Cataluña al resto de comunidades. La idea es que esto sea solo el principio.

El estrepitoso fracaso —sin precedentes— del PP de Xavier García Albiol ha hecho sonar todas las alarmas en Génova. Más allá de las decisiones que Rajoy pueda o no tomar mirando las responsabilidades que cada persona pueda tener en su formación, el objetivo entre los populares pasa por cortar de raíz las opciones de Ciudadanos de seguir creciendo y cuestionar la hegemonía de la derecha y el centro-derecha español. Pero los de Rivera aseguran que llegan tarde. En el partido naranja consideran que el PP no ha sabido entender que "carece de un proyecto" para la nueva realidad española y la cúpula centrista planea continuar diseñando una hoja de ruta que consolide lo logrado hasta ahora. El equipo de Rivera está convencido de que ha conseguido conectar con una parte importante de la sociedad que confía y cree en el mensaje que lanza su partido y, sobre todo, ve muchísimas posibilidades de seguir creciendo. Y lo podría hacer, en gran medida, a costa del PP.

Lo ocurrido en Cataluña hace apenas unos días —Cs se situó como primera fuerza y obtuvo 36 escaños— responde, según miembros de la cúpula naranja, a dos fenómenos fundamentales. Por un lado, el apuntalamiento de un proyecto "que ilusiona" y que era "necesario" en esta comunidad frente al "abandono" de los grandes partidos. Y por el otro, a la capacidad de Arrimadas de aglutinar el 'voto útil' del constitucionalismo. Esta cuestión es importante porque en las generales —primero del 20-D y después, y sobre todo, el 26-J— el PP consiguió precisamente eso mismo: muchos votantes de Ciudadanos en las autonómicas y municipales de 2015 que antes apoyaron a los populares optaron por la papeleta de Rajoy para la cita nacional. Y lo hicieron por eso mismo: el "voto útil" en una campaña polarizada con Unidos Podemos.

A partir de ahora las cosas pueden cambiar. Con este precedente, "ha quedado claro que el voto útil ya no es del PP", afirman desde Ciudadanos, que consideran la victoria catalana como el primer rayo de luz. De hecho, frente a las críticas de los populares, que insisten en afirmar que los centristas han logrado esa victoria por haberles robado a ellos los votos, desde Ciudadanos se reafirman en su "proyecto nuevo e ilusionante", respaldado por más de un millón de votantes y traducidos en 36 diputados autonómicos.

El comité ejecutivo de Ciudadanos se reunió tras el 21-D. (EFE)
El comité ejecutivo de Ciudadanos se reunió tras el 21-D. (EFE)

Recuerdan que el PP consiguió "en sus mejores tiempos" un total de 17, por lo que entienden que su éxito no nace solo por el desencanto con los populares, sino por "una nueva realidad" y por las opciones de conquistar a una mayoría social mucho más amplia. En esa línea recuerdan su 'asalto' no solo a las grandes ciudadanes catalanas, en las que prácticamente en su totalidad se coronaron como primera fuerza, sino a otras zonas de tradición independentista en las que han conseguido un avance muy llamativo, como Girona, Lleida y municipios de las cuatro circunscripciones.

A partir de enero todos los partidos engrasarán las maquinarias electorales. Ciudadanos tiene objetivos altos y el primero pasa por afianzarse en los territorios en los que consiguió una importante implementación en 2015, aumentar su presencia y entrar en aquellos parlamentos autonómicos en los que quedó fuera. Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía son los principales retos, aunque ahora las expectativas son más altas con el 'efecto Arrimadas'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios