Elecciones Cataluña 2017: La noche inolvidable de Ciudadanos: nervios, abrazos y fiesta en una discoteca Elecciones Catalanas
ASÍ PASARON EL HISTÓRICO 21-D

La "noche inolvidable" de Ciudadanos: nervios, abrazos y fiesta en una discoteca

Vivieron una victoria histórica. Siguieron el recuento juntos en un hotel convertido en cuartel general y después llegó la celebración. Así fue la noche más importante de Ciudadanos

Foto: Albert Rivera e Inés Arrimadas celebran la victoria de Ciudadanos en Cataluña. (Reuters)
Albert Rivera e Inés Arrimadas celebran la victoria de Ciudadanos en Cataluña. (Reuters)

"Esto es histórico, chicos, esto es histórico". Las palabras las pronunciaba Albert Rivera al filo de las diez y media de la noche del jueves cuando el escrutinio permitía divisar ya la victoria histórica de Ciudadanos. En el Hotel Catalonia de Barcelona, convertido en cuartel general de los centristas en la noche del 21 de diciembre, la plana mayor del partido empezaba a asimilar lo que estaba ocurriendo. Les costaba creérselo. Estaban a punto de convertirse en la fuerza más votada de Cataluña, en el primer partido en votos y escaños. "De tres diputados a nueve, de nueve a veinticinco y ahora...". El escaño 37 aún tardaría en llegar. Ni siquiera lo esperaban. Los dirigentes estaban pletóricos. En el centro de la sala donde la ejecutiva permanente y otros miembros de la formación siguieron atentamente los resultados estaba la estrella de la noche. La flamante candidata naranja, Inés Arrimadas, y única mujer aspirante a presidir la Generalitat, mantenía la calma mientras alguno de sus compañeros no podía ya reprimir gritos de alegría. A su lado estuvo su marido, Xavier Cima, en todo momento.

Se sentaban, se levantaban para comentar el último movimiento de escaños con los que tenían ordenadores y 'tablets'. El secretario de organización, Fran Hervías, no perdía detalle. Coca-colas y agua y algo de picar. El recuento avanzaba y Ciudadanos solo crecía. Empezaron los abrazos, los chillidos. "Estábamos como locos", reconocen algunos de los presentes. Era un paso demasiado importante para la formación, nacida precisamente en esa comunidad para luchar contra el nacionalismo hace once años. Al principio, con apoyo ínfimo. Ahora, primer partido de Cataluña y vencedor en las principales ciudades. "Nos decían que íbamos a desaparecer", diría más tarde Arrimadas tras agradecer el más de un millón de papeletas naranjas. Rivera estaba "contentísimo" e insistía a los suyos en que era la constatación de que a partir de ahora "ofrecerían una certeza, no solo una posibilidad". El secretario general, José Manuel Villegas, y el responsable de Comunicación, Fernando de Páramo, contenían la emoción.

Inés Arrimadas abraza al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, al conocer los resultados. (Cs)
Inés Arrimadas abraza al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, al conocer los resultados. (Cs)

Cuando la victoria era un hecho Arrimadas, arropada por el resto de la ejecutiva y sus compañeros de filas, caminaron hasta el escenario exterior que prepararon para celebrar la noche electoral. Baño de masas de afiliados y simpatizantes. Más abrazos. Comenzaba Arrimadas a hablar cuando empezó un jaleo inexplicable a su alrededor. Compañeros de partido hablaban revoloteados... el PP de Xavier García Albiol acababa de perder el escaño por Tarragona y se quedaba solo con tres por la provincia de Barcelona. Lo ganaba Ciudadanos y sumaba seis en esa circunscripción, 37 en total. Albiol no felicitó a Arrimadas esa noche. Sí lo hizo Rajoy, que se comunicó directamente con el presidente del partido naranja.

Y ahí no terminó la celebración. Después los dirigentes cogieron taxis hasta el Carrer de París donde se encuentra la sala de eventos y fiestas 'Astoria'. Llegó la verdadera fiesta. Bailaron, aplaudieron y celebraron como quedó patente en la voz castigada de muchos de los dirigentes a la mañana siguiente cuando se reunieron para analizar los resultados del 21 de diciembre. Tenían mucho que festejar.

La "noche inolvidable" de Ciudadanos: nervios, abrazos y fiesta en una discoteca

Acudieron amigos de la infancia de Rivera, familiares, dirigentes del partido de toda España, concejales, diputados autonómicos, nuevos fichajes como el periodista Nacho Martín Blanco, que ocupará un escaño en la nueva legislatura. Estuvieron otros conocidos simpatizantes de la formación como el dramaturgo Albert Boadella para felicitar 'in situ' a Arrimadas y su equipo. Todos los allí presentes terminaban con la misma conclusión: "Esta es una noche inolvidable".

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios