NEGOCIACIÓN ATASCADA EN EL CONGRESO

Cataluña complica también la elección del presidente de RTVE por concurso público

La reforma de la ley daba un plazo de tres meses desde su entrada en vigor para pactar el nuevo modelo de elección del consejo, tiempo que concluye el 31 de diciembre sin que haya habido avances

Foto: José Antonio Sánchez, presidente de RTVE, el pasado 26 de octubre en el Congreso, en la comisión mixta de Control de la Corporación. (EFE)
José Antonio Sánchez, presidente de RTVE, el pasado 26 de octubre en el Congreso, en la comisión mixta de Control de la Corporación. (EFE)

El 'procés' dinamita, paraliza o como poco dificulta aquello que toca o que se encuentra a su paso, sea en Cataluña o en el resto de España. En el Congreso, la actividad legislativa se halla prácticamente bloqueada a la espera de la desembocadura de las elecciones del 21-D. Pero no solo eso. Otras cuestiones de peso, como la renovación de la cúpula de RTVE, también se hallan congeladas. El tiempo para la aprobación de un reglamento que permita elegir al presidente de la Corporación y al resto del consejo de administración por concurso público se va agotando, y por el momento no hay acuerdo en el horizonte. En el PSOE y en el PP, de hecho, cunde ya la sensación de que es casi imposible lograr una normativa de consenso antes de que acabe el plazo.

Y es que el problema que tienen los grupos es que hay fecha tope. La reforma de la ley de RTVE, que vuelve en cierta medida al espíritu del sistema que impulsó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2006 —al exigir mayorías cualificadas para los nombramientos, modelo que el PP tumbó en 2012, sustituyéndolo por uno en el que bastaba la mayoría absoluta, de la que entonces disponía—, se aprobó a finales de septiembre, se publicó en el BOE el 30 de ese mes y entró en vigor al día siguiente.

En ese texto se dice expresamente que las Cortes Generales aprobarán, "en el plazo de los tres meses siguientes a la entrada en vigor de esta ley", la normativa que contemple la selección de los miembros del consejo de administración y del presidente de RTVE por concurso público "con la participación de un comité de expertos designados por los grupos parlamentarios". Ese 'comité de sabios' tendría que hacer públicos sus informes de evaluación, que serán remitidos a la comisión parlamentaria correspondiente para que los candidatos sean examinados por los grupos.

La nueva regulación debería contemplar cómo elegir al comité de expertos que a su vez tendría que elaborar una evaluación de cada candidato

Es decir, que el 1 de enero de 2018, como máximo, debía estar listo el procedimiento para elegir a la nueva cúpula de RTVE, integrada por 10 miembros, por concurso público. Pero la ley también preveía la dificultad de que en ese tiempo el mecanismo estuviera ajustado: si no se aprobaba la nueva normativa, se procedería a votar a los representantes del consejo y a su presidente por la fórmula vigente: los grupos proponen los nombres de los candidatos, que pasan su respectiva audiencia en comisión. La estación final, en ambas vías, es la misma: los aspirantes —los seis que corresponde seleccionar al Congreso y los cuatro que le tocan al Senado— deben recibir el apoyo de una mayoría de dos tercios en primera vuelta. Si no se alcanza, se pasa a una segunda ronda en un plazo no inferior a 15 días, en la que ya se exige mayoría absoluta, siempre que la candidatura haya sido propuesta por al menos la mitad de los grupos (cuatro en cada Cámara, en esta legislatura).

La carta a Pastor

Por ahora, no hay novedades significativas respecto a la redacción del reglamento. De hecho, la semana pasada, la portavoz de los socialistas en la carrera de San Jerónimo, Margarita Robles, presentó un escrito dirigido a la presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor, para que ponga en marcha el concurso público para la elección del consejo, ya que según la ley quienes deben impulsar el procedimiento son las mesas de las dos Cámaras. "Hasta el momento, el Grupo Parlamentario Socialista no tiene constancia de que se haya realizado ningún avance en este sentido", escribía. Robles preguntaba a Pastor qué previsión tienen los órganos de gobierno de Congreso y Senado a la hora de aprobar la nueva regulación. Fuentes próximas a la portavoz señalaban a este diario que la presidenta quizá conteste este martes, cuando se reúnen la Mesa y la Junta de Portavoces, en el sentido de instar a los grupos a que eleven sus propuestas de reglamento o que se constituya un equipo de trabajo para parir un documento.

Ciudadanos sí ha venido trabajando en un borrador que facilitó la semana pasada a los grupos: el PP no ha hecho sus apreciaciones; al PSOE no le gusta

Ciudadanos ya estaba trabajando en un borrador y se lo entregó a los demás partidos tras la carta de Robles, pero el PSOE ya ha adelantado a la formación de Albert Rivera, y en concreto a su negociador, el diputado Guillermo Díaz, que no le convence. Sí hay más sintonía con Podemos. El documento de Cs, de cinco páginas y al que ha tenido acceso este diario, plantea, por ejemplo, que los integrantes del comité de expertos deben ser postulados por los grupos entre "personas de reconocido prestigio y experiencia profesional, docente o investigadora acreditada no inferior a 10 años en el ámbito de la comunicación". De entre ellos, se elegirá a cinco, y estos serán los que procederán a la convocatoria del concurso público, que en conjunto "no durará más de tres meses". Finalizado el plazo de presentación de candidaturas (30 días), los 'sabios' habrían de proceder primero a la admisión a trámite y, después, a la evaluación de los aspirantes, para poder elevar un informe "individual y motivado" de cada uno de ellos. Luego, según Cs, sería la comisión mixta de Control de RTVE la encargada de decidir los nombres de los 10 candidatos finales, que mandaría al pleno de cada Cámara para su aprobación.

Los portavoces parlamentarios del PSOE, Margarita Robles (i); del PP, Rafael Hernando (d), y de Unidos Podemos, Irene Montero (c), el pasado 17 de octubre en el Congreso. (EFE)
Los portavoces parlamentarios del PSOE, Margarita Robles (i); del PP, Rafael Hernando (d), y de Unidos Podemos, Irene Montero (c), el pasado 17 de octubre en el Congreso. (EFE)

Los socialistas discrepan de la redacción del partido naranja por varias razones. Como indicaban desde el grupo a este periódico, no gustan, para empezar, los plazos marcados: la renovación de la cúpula de RTVE se alargaría mucho en el tiempo, dado que primero habría que elegir al comité de expertos, que estos diesen el visto bueno a las bases de la convocatoria pública y luego abrir el concurso, que estaría vivo esos tres meses citados. El PSOE quiere que se proceda a la sustitución del actual presidente de la Corporación, José Antonio Sánchez, lo antes posible, puesto que con su dirección la tele y la radio públicas han dado sobrados ejemplos de "manipulación permanente". Además, alerta de que para que la comisión mixta pudiera proceder a la elección de los miembros se deberían cambiar los reglamentos de ambas Cámaras, pues en las dos existe una comisión de Nombramientos, que es el órgano facultado para el 'examen' de los candidatos a cargos públicos. Los socialistas podrían presentar un texto alternativo al de los naranjas.

"En proceso y en plazos"

En Ferraz, no se quiere cerrar del todo la puerta a la posibilidad de que finalmente se pueda alumbrar antes de fin de año la normativa para la elección del consejo de RTVE por concurso. "Se está en proceso y en plazos. Pero es un tema que depende primero de las mesas de Congreso y Senado", explica un alto mando de la cúpula. "Se puede hacer", insisten fuentes próximas al secretario general, Pedro Sánchez, quien ha delegado en el responsable de Relaciones Institucionales de la ejecutiva, el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, la negociación con los demás partidos en esta materia.

El PSOE ve díficil llegar a un pacto sobre el concurso ya. Pero recuerdan que se volvería al sistema anterior, y se exigirá mayoría cualificada

En el Grupo Socialista, sin embargo, son algo más pesimistas. Desde el entorno de Robles se ve como "prácticamente imposible" que pueda llegarse a un pacto antes del 31 de diciembre, con las elecciones catalanas de por medio y el parón navideño en apenas un mes. "No hay tiempo material para aprobar una normativa. Un concurso es un procedimiento administrativo complejo que requiere de todo tipo de cautelas y garantías, y en el que hay que hilar muy fino", señalan desde la dirección, en la que recuerdan que aceptaron el mecanismo por la presión de las formaciones emergentes, aunque sin demasiado convencimiento, precisamente por las complicaciones que traía aparejadas. "No obstante, nosotros mandamos la carta para que al menos se constate de buena fe que no hay tiempo para poder articular el sistema de concurso", añaden.

Pedro Sánchez, en febrero de 2016, con el portavoz socialista en la comisión mixta de Control de RTVE, José Miguel Camacho, en Torrespaña. (EFE)
Pedro Sánchez, en febrero de 2016, con el portavoz socialista en la comisión mixta de Control de RTVE, José Miguel Camacho, en Torrespaña. (EFE)

En el PSOE, no obstante, dan menos importancia a que se pueda arribar al 31 de diciembre sin la nueva normativa en pie. El 1 de enero, subrayan, se volvería a la fórmula antigua, a la que está vigente: la de la negociación entre los grupos. En el equipo de Sánchez inciden en que la obligación del consenso ya es ineludible: se exige una mayoría de dos tercios en primera vuelta o de mayoría absoluta y apoyo de cuatro grupos en la segunda. Para los socialistas, esto es lo importante, ya que la reforma aprobada el pasado septiembre entierra el modelo patrocinado por el PP en 2012, el que solo imponía la mayoría absoluta para que el consejo de RTVE fuera elegido. De hecho, calculan que si se dedica enero —mes de vacaciones parlamentarias— al diálogo sobre este asunto, en febrero o marzo se podría producir la renovación.

Poca confianza en el PP

Fuentes del Grupo Popular reconocen también su poca fe y escaso interés en la negociación de un complejo sistema de elección de cargos para RTVE en el que nunca creyeron: el concurso público previa elección de 'examinadores' por los partidos y fijación de criterio de méritos de los aspirantes. El partido en el Gobierno se vio arrastrado a aceptar la propuesta de Ciudadanos para no quedarse solo, pero prefería un acuerdo básico con el PSOE al que pudiera sumarse más tarde Rivera, que es lo que tantearon después en el trámite del Senado.

Los dos partidos emergentes recuerdan que si hay voluntad de todos, sí puede conseguirse acordar el procedimiento en el mes y medio que queda

Lo cierto es que el bloqueo casi total de la actividad del Ejecutivo y de las Cortes a causa del desafío independentista en Cataluña, la aplicación del artículo 155 de la Constitución y los preparativos de las elecciones del 21-D han impedido hasta ahora abrir conversaciones entre los grupos. En el PP apuntan que no ven posible avanzar en cualquier intento de pacto antes de los comicios autonómicos, y tampoco creen que dé tiempo antes de que termine el plazo fijado en la propia ley. Dan por hecho que después de las vacaciones parlamentarias de enero habrá que volver a la fórmula anterior. Sobre la propuesta presentada por Ciudadanos, fuentes del Grupo Popular se limitan a anunciar que harán sus propias apreciaciones.

La sede de RTVE en Torrespaña, el famoso Pirulí, en Madrid. (EFE)
La sede de RTVE en Torrespaña, el famoso Pirulí, en Madrid. (EFE)

En Ciudadanos y en Podemos la perspectiva es distinta, y creen que sí hay tiempo para alumbrar un nuevo modelo antes del 31-D. "El PP no dice nada, y el PSOE urge a Pastor, pero luego nos dice que no a nuestra propuesta, sin plantear otra o enmendar la nuestra. ¿No será más bien el suyo un apremio táctico? Además, ¿por Cataluña vamos a paralizar el Congreso? Todos nos presentamos a las catalanas y todos hacemos allí campaña, ¿pero eso nos impide trabajar en esto? Nosotros somos menos, solo 32 diputados, y hemos hecho esta propuesta de borrador. Hemos tardado una semana en redactarlo, y no ha sido una semana monacal", señalan fuentes próximas al diputado naranja Guillermo Díaz. "Siempre que haya voluntad política por parte de todos (bueno, de todos menos del PP, que no la tuvo ni la tiene), sí da tiempo, claro", indican por su parte los negociadores de Podemos, informa Iván Gil. Ciudadanos promete ser "terco" y no dará nada por perdido hasta el final: "Tampoco lo dimos cuando la ley vino del Senado con el acuerdo de PP-PSOE y logramos deshacerlo".

En lo que coinciden los distintos interlocutores consultados de distintos partidos es que aún no hay aspirantes sobre la mesa. Los nombres que han circulado como candidatos a presidir RTVE —como Gloria Lomana, exdirectora de Informativos de Antena 3; el periodista de 'El País' Juan Cruz; Manuel Campo Vidal, presidente de la Academia de Televisión, o Fran Llorente, director de Informativos de TVE entre 2004 y 2012, en la época de mayor despolitización de la Corporación— son, dicen, "especulaciones". "No se ha entrado aún en la discusión de nombres", es "falso de toda falsedad", sostienen en PP, PSOE y Ciudadanos. Aún habrá que esperar para conocer al sucesor de José Antonio Sánchez, que dejará a su espalda otra de las etapas más convulsas de RTVE, acusada de "manipulación", sectarismo y pésimos datos de audiencia, muy por detrás de las privadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios