COMPARECENCIA EXTRAORDINARIA EN EL CONGRESO

Cospedal dicta que se revisen las efemérides para que no se celebre el golpe del 18 de julio

La ministra de Defensa se queja de que la oposición la llame en agosto para explicar qué ocurrió con la orden militar de una unidad de Valladolid y dice que llevaba ocurriendo desde 2005

Foto: María Dolores de Cospedal, junto al presidente de la comisión de Defensa del Congreso, el socialista José María Barreda, este 30 de agosto. (EFE)
María Dolores de Cospedal, junto al presidente de la comisión de Defensa del Congreso, el socialista José María Barreda, este 30 de agosto. (EFE)

El Ejército cuidará al máximo que las efemérides que se difunden en los documentos de órdenes de las unidades militares no contravengan la Ley de Memoria Histórica de 2007 y, por tanto, no exalten al franquismo. Es la instrucción que el Ministerio de Defensa, dirigido por María Dolores de Cospedal, ha dado para que no se repita el episodio que la llevó este miércoles al Congreso: la conmemoración, en una agrupación logística, del 18 de julio de 1936 como un "alzamiento cívico-militar". Hecho que, según recordó la dirigente popular, viene sucediendo ininterrumpidamente desde 2005.

El pasado jueves 24 de agosto, la Diputación Permanente de la Cámara Baja —el órgano que sustituye al pleno en la época de vacaciones parlamentarias— no solo aprobó la comparecencia de Mariano Rajoy por el caso Gürtel, que se sustanció este miércoles por la mañana y se ventiló en tres horas. También dio el visto bueno a la convocatoria de siete ministros en sesiones extraordinarias. Una de ellas era la de Cospedal, promovida por el PNV y el PDeCAT (la antigua Convergència), precisamente a cuenta de la orden militar de la agrupación de apoyo logístico número 61, de Valladolid. En ella se llamaba a conmemorar el golpe de Estado franquista del 18 de julio de 1936, que al fracasar desembocó en una guerra civil que duró casi tres años y una dictadura que se prolongó hasta 1975.

"En ese día [el 18 de julio de 1936] se inicia oficialmente en toda España un alzamiento cívico-militar, en el que participa la mayoría del Ejército. Es un día importante en la historia de nuestra patria que merece ser recordado para que las generaciones futuras eviten el que se produzcan las circunstancias que propiciaron el enfrentamiento bélico. Los pueblos que olvidan su historia están irremisiblemente condenados a repetirla", decía la orden militar replicada en las redes sociales por el ex jefe del Estado Mayor de la Defensa Julio Rodríguez, hoy dirigente de Podemos.

La cuenta oficial del Ejército de Tierra reconocía el pasado 19 de julio en un tuit que había publicado esa efeméride, que era un "error" y que, "por supuesto", pedía "disculpas". Pero eso supo a poco a los grupos de la oposición, que demandaban explicaciones por un hecho que juzgaban muy grave y pedían la depuración de responsabilidades y sanciones, a la que Cospedal no está dispuesta.

La efeméride de la agrupación de Valladolid catalogaba la rebelión de "alzamiento cívico-militar". El Ejército se disculpó en un tuit

La ministra comenzó su intervención quejándose por tener que comparecer en agosto, en una sesión extraordinaria, y para explicar qué estaba ocurriendo con una orden que lleva publicándose ininterrumpidamente desde hace 12 años, en lugar de por la labor de las Fuerzas Armadas en el exterior o la gestión de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la extinción de incendios, incluso en Portugal. "Sorprende que una cuestión de estas características haya levantado tantas pasiones, cuando se lleva produciendo desde hace tanto tiempo, desde 2005".

Con Rodríguez como Jemad

Es decir, que esa efeméride se ha publicado y leído en algunas unidades cada 18 de julio desde 2005 a 2017, "por mucho que algunos clamen ahora airados y que cuando tuvieron la competencia no hicieron nada". Con esa apreciación, Cospedal quería atacar a los socialistas, ya que eran ellos quienes ocupaban el Gobierno de 2004 a 2011. "Muchos [mandos] pudieron pensar que este texto estaba bendecido" por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y, en concreto, por el entonces Jemad (2008-2011), Julio Rodríguez, puesto que en aquel momento la Ley de Memoria Histórica ya estaba en vigor. "¿Por qué esto no ha podido pasar?", se preguntó Cospedal.

Cospedal subraya que fue bajo el Gobierno del PP cuando se emprendió la revisión de los contenidos para ordenarlos y acoplarlos a la Ley de Memoria

La dirigente popular explicó que los documentos de órdenes que se difunden en las unidades militares recogen, además de las guardias o los menús de comedor, esos textos breves de efemérides, cuyo origen es "muy diverso", y que es "imposible de rastrear porque se carecía de normativa específica" y "no existía una recopilación exhaustiva", ni completa ni homogénea. "Esa dispersión y disparidad de criterios nunca fueron percibidas como un problema por sucesivos mandos y gobiernos", adujo. Y "no se hizo nada" hasta que el jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) publicó la directiva 6/2013 —con el popular Pedro Morenés al frente del departamento y Mariano Rajoy en La Moncloa, enfatizó— en la que prescribe que se darán pautas para la publicación de efemérides y que estas deben ajustarse a la Ley de Memoria Histórica. Así, contó, a principios de 2014 se comenzó con una tarea que se probó "compleja" y que iba a necesitar más tiempo del previsto, dado el "grandísimo número de efemérides", unas 2.390, acompañadas de una "no siempre suficiente documentación histórica". La directiva encomendó los trabajos al Mando de Adiestramiento y Doctrina, y a su vez el Instituto de Historia y Cultura Militar es el encargado directo de elaborar la relación completa de efemérides.

En todo caso, para que no se vuelva a repetir el episodio de exaltación del golpe franquista, la ministra aseguró que había dado las comunicaciones oportunas al segundo jefe de Estado Mayor para poner especial cuidado y no se incluyan efemérides que no hayan sido revisadas y aprobadas y adecuadas a la ley.

Cospedal dicta que se revisen las efemérides para que no se celebre el golpe del 18 de julio

La oposición se indignó con las palabras de Cospedal. Miriam Nogueras, del PDeCAT, acusó al Gobierno de "mirar para otro lado" y de tolerar la "banalización" del pronunciamiento de 1936 y de la dictadura y se sorprendió de que no se adoptasen sanciones contra los responsables, puesto que se trata de un caso de "apología del franquismo". También Mikel Legarda, del PNV, decía no comprender cómo 42 años después se sigue considerando una efeméride "hechos de infausto recuerdo" que además se rotulan como un "alzamiento", el mismo término que utilizó el régimen para "edulcorar" la sublevación militar. Legarda sentenció que un "error tan grave" exigía depurar responsabilidades, y no ventilar lo ocurrido con un tuit de disculpa, y subrayó que el hecho de que la orden llevara publicándose desde 2005 no es "un eximente", sino un "agravante", puesto que "la contumacia no es virtud".

El mando y el soldado

Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos, no minimizó tampoco el capítulo, y recriminó a Cospedal que no hubiera llevado a la Cámara el número exacto de agrupaciones militares en las que se leyó esa misma efeméride y que no hubiera anunciado la apertura de una investigación. "La responsabilidad es suya, no del resto". Zaida Cantera, la portavoz socialista, también se quejó de la lentitud en la revisión de los contenidos. "¿No le ha dado tiempo al Gobierno en cuatro años? ¿No ha tenido tiempo de leer 2.000 efemérides para quitar una que vanagloria un golpe de Estado?".

Cospedal dicta que se revisen las efemérides para que no se celebre el golpe del 18 de julio

Ella, comandante en retiro, pidió igualmente actuar contra el mando responsable, porque en cambio sí se arremete contra el soldato que lleva "las botas sucias". Juan Antonio Delgado, de Unidos Podemos, denunció a su vez la "pasividad" del ministerio. A todos ellos replicó el popular Ricardo Tarno, que reprochó a la oposición tener como objetivo "menoscabar" el prestigio de las Fuerzas Armadas y hacer daño al Ejecutivo.

La oposición se queja de la "pasividad" del ministerio y de que no se haya procedido a la depuración de responsabilidades en el Ejército

Cospedal, en su réplica, sostuvo que no es una cuestión de "rango o no rango", sino de tiempos, ya que el Ejército de Tierra está procediendo a esa revisión de efemérides. Sí reconoció que se podía estar haciendo con más agilidad esa compilación, pero se jactó de que a fin de cuentas se comenzaron los trabajos con el Gobierno del PP. Además, consideró "pertinente" que esa revisión la hagan las propias Fuerzas Armadas, en cuya neutralidad política, dijo, ella sí cree. "No pongo en duda el carácter democrático y constitucional" del Ejército, subrayó. En cualquier caso, a partir de ahora, "no se publicarán efemérides cuyo texto no esté revisado y contrastado".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios