no ve otra salida al desafío del referéndum

Ciudadanos trabaja ya en un escenario post-Diada y con elecciones anticipadas

En la formación naranja dan por hecho que el referéndum no se celebrará. Pero creen que la Generalitat no lo asumirá hasta que pase la Diada para mantener la movilización social

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, conversa con los dirigentes José Manuel Villegas (i) e Inés Arrimadas (d). (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, conversa con los dirigentes José Manuel Villegas (i) e Inés Arrimadas (d). (EFE)

Empieza la cuenta atrás para el 1 de octubre. La primera quincena de agosto está llamada a ser el único momento de calma —aunque tensa— este verano. El día 16 ya está marcado en el calendario: la Mesa del Parlament podría acordar la tramitación del proyecto de ley del referéndum, saltándose el aviso del Tribunal Constitucional. Además de las acciones que Fiscalía y TC podrían llevar a cabo a partir de ese momento —suspensión cautelar de funciones a los miembros de la Mesa, entre otros— el Gobierno también responderá. En Ciudadanos, formación que lidera la oposición en el parlamento autonómico, están convencidos de que la Generalitat seguirá dando pasos al frente hasta quedarse sin salida. De ahí que la formación de Albert Rivera dé por hecho que Puigdemont terminará por convocar elecciones anticipadas y ya se está armando para ello.

En todo caso, los centristan creen que de ninguna manera las lo hará antes del 11 de septiembre, cuando se celebra la Diada, para asegurarse una movilización social sin precedentes. Fuentes del partido naranja insisten en que el Gobierno catalán no asumirá el fracaso de admitir públicamente que no habrá referéndum antes de la manifestación por el Día de Cataluña, al ver en ella su gran oportunidad para sacar músculo independentista. Lo que temen, por otro lado, como también el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy, es una escalada de tensión en las calles durante las semanas previas.

Los últimos incidentes a manos de la organización Arran, juventudes anticapitalistas cercanas a la CUP, hicieron saltar todas las alarmas en los partidos de la oposición en Cataluña. Sobre ellos también se manifestó este miércoles el presidente del Gobierno al tildarlos de "pequeñez mental" y "cortedad de miras", señalando directamente al partido de Antonio Baños y Anna Gabriel. El número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, afirmó que los actos vandálicos de esta organización "están poniendo en riesgo la convivencia" en la comunidad autónoma y mostró especial preocupación ante el aumento de violencia callejera en Barcelona. Dirigentes de la formación centrista sospechan que estos incidentes, a sus ojos "un mecanismo de presión" por parte de la CUP, se puedan replicar en los próximos días.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, responde a una pregunta de la oposición. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, responde a una pregunta de la oposición. (EFE)

El partido que lidera Inés Arrimadas en Cataluña descarta, por tanto, la hipótesis de que la Generalitat convoque elecciones anticipadas para el día 1 de octubre con la pretensión de que coincidan en el calendario con el hipotético referéndum y tiñendo la jornada una vez más en clave plebiscitaria, como ya hiciera Artur Mas en septiembre de 2015. En todo caso, para que las fechas se correspondieran, Puigdemont debería anunciarlo como muy tarde el 8 de agosto ya que desde la convocatoria a la celebración de los comicios debe pasar un plazo obligatorio de 54 días, según estipula la propia LOREG. "No van a convocarlo antes de la Diada. No tendría sentido para ellos", insisten desde la cúpula naranja.

Las elecciones anticipadas son, de hecho, la solución más reclamada por los centristas: desde hace tiempo engrasan su maquinaria interna para afrontar la próxima contienda electoral. Ya en mayo el partido puso en marcha el proceso de primarias que confirmó a Arrimadas como su líder indiscutible. Es precisamente la portavoz naranja en Cataluña la principal interlocutora con Soraya Saénz de Santamaría sobre el desafío secesionista y los contactos entre ambas son "fluidos" y "continuos", según confirman fuentes naranjas a este diario.

Aunque no existe ninguna acción coordinada con el Gobierno estatal, en Ciudadanos dan por descontado que Rajoy reunirá a sus ministros la semana del día 16 si Carme Forcadell junto a otros miembros de la mesa del Parlament siguen adelante tomando en consideración la ley del referéndum. "Si ocurre algo y hace falta una respuesta, está claro que la habrá", insisten desde la dirección centrista. Como publicó este diario, la mayor parte del gabinete de Rajoy se marchó de vacaciones este lunes, más pronto que nunca, con dos tareas: volver a Madrid a mediados de mes para preparar el Consejo de Ministros y, al mismo tiempo, estar fácilmente localizables por si el Gobierno tiene que reaccionar ante cualquier hecho político y jurídico que vaya contra la ley.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios