sentencia pionera

Una mujer logra lo que Olvido Hormigos no pudo: ganar su juicio de 'pornovenganza'

Un exjugador del Real Avilés, condenado a prisión por los daños a su expareja tras difundir un vídeo erótico antes de la reforma legal que castiga estos actos

Foto: La exconcejala socialista de Los Yébenes Olvido Hormigos. (EFE)
La exconcejala socialista de Los Yébenes Olvido Hormigos. (EFE)

A Olvido Hormigos la Justicia nunca le dio la razón, pero una asturiana ha conseguido lo que ella no pudo hacer. A la exconcejala de Los Yébenes por el PSOE le supuso un despligue de armas legales el juicio contra la persona que difundió un vídeo erótico en el que ella aparecía y que la obligó a dimitir de su acta en el ayuntamiento del municipio toledano.

Los jueces encargados de aquel caso no consideraron que hubo delito, ni contra la intimidad o la integridad moral de la exconcejala y más tarde televisiva Olvido Hormigos. Sin embargo, una mujer de Avilés ha salido victoriosa de la misma controversia —algo menos mediática— en una sentencia pionera.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Asturias ha confirmado la condena a un año de cárcel para un exfutbolista del Real Avilés después de considerar probado que fue el causante directo de los daños psicológicos que sufrió su expareja tras el reenvío a terceros de un vídeo íntimo en el que aparecían ambos.

Los hechos tuvieron lugar en enero de 2015, cuando todavía no había entrado en vigor la reforma del Código Penal por la que se introdujo un nuevo apartado muy severo para evitar la circulación de contenido íntimo en la red sin la debida autorización de sus protagonistas. El abogado de la víctima, Daniel Alonso, explica a El Confidencial que su defendida consintió la grabación de las imágenes, pero jamás autorizó a que estas fueran difundidas por ninguna vía.

La sentencia recoge que a la víctima le llegó a su teléfono móvil a través de una tercera persona el mencionado vídeo, que se volvió viral, primero entre los vecinos de la localidad para luego recorrer todo el país. Y tras ponerse en contacto con él telefónicamente, la sentencia recoge que aunque el exjugador de fútbol le aseguró haber borrado las imágenes, "es evidente que lo dice en tono irónico y jocoso, asegurándole que van a ser 'trending topic' en la red".

Lo corroboran los informes médicos

Si los hechos hubieran ocurrido cuatro meses después —cuando ya se había modificado la normativa—, el caso no habría generado ningún tipo de duda a los magistrados, asegura Alonso. Esto se debe a la modificación del artículo 197 del Código Penal, que en el apartado siete establece desde 2015 que "será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquella, que hubiera obtenido con anuencia, (...) cuando la divulgación menoscabe gravemente su intimidad personal".

Sin embargo, los jueces no han entrado a juzgar penalmente la difusión del vídeo, aunque la sentencia considera responsable directo del reenvío a la expareja de la denunciante, explicando que la tesis expuesta por el recurrente de que un tercero pudiera haber tenido acceso al terminal porque estaba averiado y lo llevó a reparar, "carece de la menor credibilidad, se basa en meras especulaciones y no hay el más mínimo indicio de que pudiera haber sucedido así".

El deportista había recurrido, pero el tribunal lo desestima definitivamente, pues no cabe recurso, al considerar que la baja laboral que sufrió la afectada y la ansiedad que padeció —ratificada por informes médicos— fueron desencadenadas por la difusión de estas imágenes.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios