HUMOR NEGRO Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Podemos pide reformar el Código Penal para proteger a tuiteros acusados de terrorismo

Pablo Iglesias registra una PNL para evitar que "las manifestaciones que se engloban en el denominado 'humor negro' no sean tildadas de acto de terrorismo o enaltecimiento"

Foto: El concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata (i) durante el juicio, del que resultó absuelto, por el tuit que publicó sobre Irene Villa en 2011. (EFE)
El concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata (i) durante el juicio, del que resultó absuelto, por el tuit que publicó sobre Irene Villa en 2011. (EFE)

Podemos quiere enmarcar el "humor negro" dentro del derecho a la libertad de expresión, incluidos los chistes en redes sociales sobre atentados terroristas que han llevado al banquillo de los acusados a varios tuiteros y humoristas, como es el caso de Facu Díaz, Cassandra Vera, el músico César Strawberry, el abogado Arkaitz Terrón o Rubén G.G, que hoy mismo está siendo juzgado en la Audiencia Nacional acusado de ensalzar a ETA y al Grapo en unos tuits. A través de una PNL registrada por Pablo Iglesias esta mañana en el Congreso, Podemos demanda una reforma del Código Penal para evitar que "las manifestaciones que se engloban en el denominado 'humor negro', y que si bien pueden ser de mal gusto o incluso ofensivas, no sean tildadas de acto de terrorismo o enaltecimiento".

Podemos pone en su punto de mira el artículo 578 del Código Penal, que tras la reforma del Partido Popular de 2015 según defiende la formación, "ha configurado de una forma tan falta de concreción, que está llevando últimamente a que la Audiencia Nacional juzgue a personas que nada tienen que ver con organizaciones terroristas por proferir manifestaciones que se engloban en el denominado 'humor negro'". Acompañado de Cassandra Vera, quien se enfrenta a la acusación de un año de prisión por un polémico tuit sobre Carrero Blanco, y del humorista Facu Díaz, imputado por un sketch que supuestamente humillaba a las víctimas y posteriormente absuelto en la Audiencia Nacional, el secretario general ha lamentado que se estén juzgando más casos por terrorismo en la Audiencia Nacional "que cuando ETA atentaba".

Iglesias: "Es una vergüenza que al tiempo que existe impunidad de corruptos y mafiosos, alguien pueda ir a la cárcel por hacer un tuit"

En consonancia con el argumento de "no banalizar" el terrorismo mediante este tipo de condenas, como ya alegó con el caso de los agresores de Alsasua a agentes de la Guardia Civil, Iglesias ha reclamado que "nuestro país esté a la altura del siglo XXI y no retroceda a lo peor del siglo XX". Asimismo ha calificado de "vergüenza y tomadura de pelo, que en este país al tiempo que existe impunidad de corruptos y mafiosos, alguien pueda ir a la cárcel por hacer un tuit".

Campaña sobre libertad de expresión

La PNL en la que también se reclama "revisar inmediatamente los delitos relativos a las injurias y calumnias, y sus tipos cualificados, así como otras disposiciones jurídicas que puedan limitar o coartar el derecho a la libertad de expresión, y presentar una reforma de los mismos que sea coherente con la garantía de este derecho", está enmarcada en una campaña más amplia a este respecto. Esta misma tarde se celebrará un debate sobre "libertad de expresión" en la sede social del partido -La Morada-, con la participación de los diputados Rafa Mayoral y Juanma del Olmo, el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata y el artista César Strawberry -ambos juzgados y posteriormente absueltos por unos tuits de humor negro-, y la periodista Virginia Pérez.

Desde el grupo confederal Unidos Podemos se argumenta en el texto de la PNL que "el enaltecimiento terrorista -que quedó incorporado como delito en nuestro Código Penal hace 16 años- ha sufrido un endurecimiento inusitado con ocasión de los atentados en París, expresado en la última reforma del Código Penal que entró en vigor el 1 de julio de 2015", lo cual "también vino precedido por un 'pacto antiterrorista' entre los dos partidos mayoritarios del arco parlamentario". Para Podemos se pone de manifiesto que "en España la propia opinión puede ser castigada penalmente e incluso con penas de prisión. El componente subjetivo en la apreciación de la ofensa permite investigar cualquier opinión crítica bajo el pretexto del agravio realizado".

Todas estas consideraciones llevan a la formación a concluir que "se han sucedido en nuestro país actuaciones policiales y judiciales que resultan desconcertantes para la ciudadanía, particularmente en relación al artículo 578, relativo al enaltecimiento del terrorismo, por el que han sido juzgados diversos artistas y tuiteros".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios