¿Bromitas con la novia? Esta es una de las peores venganzas que puedes sufrir
  1. Alma, Corazón, Vida
EL CAZADOR CAZADO

¿Bromitas con la novia? Esta es una de las peores venganzas que puedes sufrir

¿Qué estarías dispuesto a hacer si tu pareja te enfadase muchísimo pero no quisieras dejarla? Aquí tenemos una buena idea, siempre y cuando estés dispuesto a infligir grandes cantidades de dolor

Foto: "Ven aquí, que tengo algo pegajoso para ti". (Corbis)
"Ven aquí, que tengo algo pegajoso para ti". (Corbis)

¿Qué harás si tu pareja decidiese un buen día gastarte una broma de muy mal gusto y afirmar que ha metido a tu perro en la lavadora? La mayor parte de nosotros lloraríamos desconsolados ante la visión de Puppy dando vueltas y vueltas entre olas de ropa sucia mientras se ahoga en jabón y es golpeado sin parar por las paredes del tambor. Acto seguido, probablemente dejaríamos a nuestra pareja, tras hacerle saber que introducir seres vivos en electrodomésticos no tiene nada de divertido. Pero hay personas que son un poco más sofisticadas y planearían una venganza que ríete tú de un villano de la saga James Bond.

Es el caso de la checa Dominika Petrinova, que se derrumbó cuando su novio le confesó que Sam, su perro, había muerto tras meterse accidentalmente en la lavadora. Erik Meldik, que así se llamaba el agudo bromista, pronto acabó con la farsa y se limitó a partirse de risa ante las lágrimas de su pareja. Pero pronto él mismo conocería el significado de la palabra “dolor”, gracias al plan pergeñado por Petrinova, queregistró en un vídeo que rápidamente se ha convertido en viral.

La venganza es un plato que se sirve frío, aunque a veces, puede hacer más daño que comerse una fabada con chile. Petrinova tuvo una maravillosa idea de la que debería tomar nota cualquier aspirante a torturador: pegar con pegamento extra fuerte tiras depilatorias a la silla de plástico que utilizaba su pareja. Después de hacerlo, pidió a Erik, cuyo cumpleaños había sido el día inmediatamente anterior, que se sentase en la silla desnudo porque tenía una picante sorpresa para él. ¡Toma ya! Presto, el novio cayó en la trampa y se sentó, con los ojos tapados y desnudo, en la silla.

No pasó mucho tiempo hasta que Meldik, de 31 años, se diese cuenta de que se la habían jugado. “¿Estás bromeando?”, le pregunta a la joven. “¿Ahora eres tú la que me está tomando el pelo?” Dos preguntas a la que le siguieron una gran cantidad de gritos, alaridos, lágrimas y, sobre todo, dolor. Mucho dolor físico, repartido por toda la piel del hombre: su trasero, su espalda o… sus genitales. Pero la broma le ha sido útil a Meldik: gracias a ella, ha aprendido que no está bien tomarle el pelo a una persona vengativa y, de paso, ha recibido una sesión de depilación gratis.

¿Cómo se puede llegar tan lejos? Simplemente, queriendo convertirse en estrellas de la red puteando a otras personas. La víctima de la broma y su amigo Cenek Stybio son conocidos en la República Checa como los Hermanos Virales, ya que suelen grabar regularmente vídeos con bromas semejantes. ¿El cazador cazado o un montaje preparado simplemente para lanzar a la fama a la señora Petrinova, que vaya usted a saber si es realmente la pareja del sufridor humorista? Los vídeos sugieren que no es así y que esta se sintió genuinamente ofendida por la bromita de su pareja. Pero no es la primera vez que los Hermanos Virales son víctimas de sus novias.

En la anterior ocasión, como explicó un artículo publicado en The Daily Mail, fue la pareja de Cenek (el amigo de Erik) quien untó con pimienta el papel higiénico que iba a utilizar su pareja, como ella exponía con guasa en otro vídeo cargado de dolor, sufrimiento, estupidez y humillación. Probablemente no sean más que unos inconscientes imitadores de los protagonistas de Jackass con la única y legítima pretensión de hacerse famosos mundialmente maltratando su cuerpo. Vivimos en una era de libertad y optimismo tecnológico en la que cualquiera de nosotros puede vivir sus quince minutos de gloria, dolor mediante.

Humor Sexualidad Relaciones sexuales Relaciones de pareja Virales Noadex
El redactor recomienda