40 aniversario de las primeras elecciones

El Rey honra a la Transición en el Congreso y Podemos pide detener a Martín Villa

El acto conmemorativo de las primeras elecciones democráticas trae por tercera vez a Felipe VI al Congreso y reúne a expresidentes y protagonistas del proceso de la Transición

Foto:  El Rey Felipe VI es aplaudido por la Reina Letizia durante la apertura solemne de las Cortes de la XII legislatura. (EFE)
El Rey Felipe VI es aplaudido por la Reina Letizia durante la apertura solemne de las Cortes de la XII legislatura. (EFE)

Felipe VI acudirá por tercera vez al Congreso de los Diputados este miércoles desde que fue proclamado Rey en 2014 —aquella fue su primera ocasión en la Cámara Baja y la segunda tenía lugar a finales del año pasado en la apertura de las Cortes de la XII legislatura tras once meses de bloqueo político— y lo hará para presidir junto a la reina Letizia la ceremonia conmemorativa del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas de 1977. El Congreso contará con un dispositivo de seguridad a la altura de las otras dos ocasiones y el acto reunirá a los expresidentes del Gobierno, José María Aznar y Felipe González, que se verá por primera vez con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, desde su reciente elección. Mientras la mayoría de fuerzas rinden este homenaje, Podemos ha querido capitalizar el acto y ha reclamado que se aproveche la presencia de Martín Villa para que se le detenga, cumpliendo la orden de detención emitida por un juez argentino.

Además del jefe del primer partido de la oposición, que ya visitó este martes la Cámara para reunirse con Pablo Iglesias y que pasará más de medio día este miércoles en ella, teniendo en cuenta que se verá con Albert Rivera a primera hora de la tarde, acudirán presidentes autonómicos y los hijos de algunos de los protagonistas de aquel momento histórico ya fallecidos, como Adolfo Suárez o Santiago Carrillo. Entre los barones socialistas, Susana Díaz confirmó que no estará. Sánchez seguirá la sesión solemne desde la tribuna de invitados, al no poseer escaño en el grupo parlamentario.

Al acto, en el que intervendrá primero la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y después lo hará el Rey, acudirá la mayor parte del Gobierno de Rajoy, diputados, senadores y personajes del proceso de la Transición. Entre los ausentes estarán los de siempre, diputados de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y de EH Bildu. Tampoco asistirán en esta ocasión los senadores de Compromís. El grupo confederal de Unidos Podemos en principio estará al completo, aunque precisamente ayer el partido registró un escrito urgente a la Mesa del Congreso anticipando las reivindicaciones que harán notar durante la sesión.

Un grupo de operarios durante los preparativos en la fachada del Congreso. (EFE)
Un grupo de operarios durante los preparativos en la fachada del Congreso. (EFE)

En primer lugar, piden que Rodolfo Martín Villa —invitado al acto conmemorativo— fuera excluido del mismo y no se le entregara la medalla del aniversario "por ser un homenaje que no merece". Solicitan además que el Gobierno facilite las condiciones para que se haga efectiva la orden internacional de busca y captura emitida contra Martín Villa para que "la justicia pueda esclarecer sus eventuales responsabilidades en la masacre de Vitoria en 1976". Justamente Iglesias, los portavoces parlamentarios Irene Montero, Xavi Domènech (En Comú Podem), Alberto Garzón (IU) y Antón Gómez-Reino, rendirán su particular homenaje a representantes de la lucha antifranquista una hora antes de que comience el acto presidido por el jefe del Estado.

Antes de la sesión solemne, los Reyes serán recibidos por Pastor, el presidente del Senado, Pío García Escudero, Mariano Rajoy los presidentes del Tribunal Constitución y del CGPJ, Juan José González Rivas y Carlos Lesmes, respectivamente. Todo ello frente a la escalinata de los Leones, de la que cuelga desde este lunes el dosel bordado con la bandera nacional que se utiliza en la Cámara desde 1902 para las sesiones de gala y que pesa más de 220 kilos.

El acto comenzará homenajeando a sesenta miembros de ambas Cámaras (Congreso y Senado) que surgieron en los comicios del 15 de junio de 1977 y que recibirán unas insignias conmemorativas en el Salón de Pasos Perdidos. Cuando los discursos finalicen, los Reyes y las principales autoridades inaugurarán la exposición "40 años de las primeras elecciones democráticas" al otro lado de la Carrera de San Jerónimo.

Los Reyes y  sus hijas en la escalinata del Congreso el pasado noviembre. (EFE)
Los Reyes y sus hijas en la escalinata del Congreso el pasado noviembre. (EFE)

En su última visita a la Cámara Baja, en noviembre de 2016 y con el Gobierno recién constituido, Felipe VI enarboló su discurso más político de los últimos tiempos saliendo de un momento especialmente delicado a causa de la parálisis política e institucional. Sus palabras fueron dirigidas a cada uno de los diputados allí presentes, pidiendo responsabilidad y recordando que cada etapa política "tiene sus propios retos" para recordar que el pluralismo emanado de las urnas lo que reclama es un "diálogo permanente".

Hubo palabras expresas dirigidas al desafío independentista catalán a través de un claro llamamiento a la unidad de España en presencia de los diputados del Partit Demòcrata Català —todavía estaba Francesc Homs— e insistiendo en que el país "no puede negarse así mismo tal y como es ni renunciar a su propio ser". Frases que tuvieron un importante impacto entre sus señorías y que con toda seguridad tendrán un contexto parecido este miércoles, mientras el Gobierno de la Generalitat avanza en el proceso de desconexión de Cataluña.

El mismo que Rajoy y el líder de Ciudadanos abordaron en su primer almuerzo de trabajo en muchos meses este martes en el Palacio de la Moncloa unas horas antes de que Rivera se vea con Pedro Sánchez y escuche las posiciones del llamado "nuevo PSOE".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios