EL DISCURSO MÁS POLÍTICO DE FELIPE VI

El Rey reclama un "futuro compartido" en las Cortes: "España no puede negarse a sí misma"

Felipe VI recordó a las fuerzas políticas la necesidad de continuar con un "diálogo permanente" en esta nueva etapa y recuperó en su discurso el llamamiento a la unidad de España

Foto: El Rey Felipe VI, junto a la Reina Letizia y sus hijas, la Princesa de Asturias, Leonor, y la Infanta Sofía, durante su discurso hoy en el Congreso de los Diputados. (EFE)
El Rey Felipe VI, junto a la Reina Letizia y sus hijas, la Princesa de Asturias, Leonor, y la Infanta Sofía, durante su discurso hoy en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Felipe VI enarboló su discurso más político de los últimos tiempos este jueves precisamente en el escenario idóneo, la tribuna del Congreso de los Diputados, desde la que los Reyes presidieron la apertura solemne de las Cortes Generales de la XII Legislatura. El monarca abordó todos los temas esenciales de la vida pública reclamando a los diputados y senadores presentes -sólo faltaron los de ERC y EH-Bildu- su compromiso con los ciudadanos tras los procesos de elecciones generales, y recordando que cada etapa política tiene sus propios “retos” y recordando, sobre todo, que “el pluralismo político” emanado de las urnas requiere “un diálogo permanente”.

El Rey tomó la palabra tras una larga ovación de los escaños ocupados por dirigentes del PP, PSOE y Ciudadanos, mientras que Unidos Podemos, la antigua Convergència y PNV permanecieron de pie pero sin aplaudir. A sus señorías se dirigió en más de una ocasión el monarca para apelar a la responsabilidad que supone “ostentar la legítima representación del pueblo español”. Y también lo hizo para recordar que la “crisis de gobernabilidad” se resolvió gracias al “diálogo y a la generosidad”, palabras que sin duda recordaron al papel desempeñado por el PSOE en la sesión de investidura que permitió a Rajoy salir reelegido presidente del Gobierno. 

El Rey reclama un "futuro compartido" en las Cortes: "España no puede negarse a sí misma"

Como era previsible, Felipe VI hizo un claro llamamiento a la unidad de España en presencia de los diputados del Partit Demòcrata Català -que tampoco aplaudieron al monarca- insistiendo como ya dijo en su discurso de proclamación en la misma tribuna hace dos años y medio, en proteger todas las “culturas y tradiciones” de España y garantizar la igualdad de todos los ciudadanos a través de los autogobiernos de las Comunidades Autónomas. Eso sí, el Rey insistió en no renunciar al patrimonio común de todos “y desde el que debemos seguir edificando un futuro compartido” porque, aseguró en uno de los principales momentos de su discurso, “España no puede negarse así misma tal y como es ni renunciar a su propio ser”.

Los reyes Felipe VI y doña Letizia acompañados por sus hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, presiden, desde la escalinata del Congreso, el desfile militar en honor de Su Majestad el Rey en la carrera de San Jerónimo. (EFE)
Los reyes Felipe VI y doña Letizia acompañados por sus hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, presiden, desde la escalinata del Congreso, el desfile militar en honor de Su Majestad el Rey en la carrera de San Jerónimo. (EFE)


El recado al respecto fue claro: el monarca recordó que el “respeto y la observancia de la ley y de las decisiones de los Tribunales” constituyen una “garantía esencial de la democracia”, precisamente advirtiendo ante el avance del proceso de desconexión que lidera la Generalitat de Cataluña. 

Felipe VI también dedicó unas palabras a las víctimas del terrorismo, recordando que “a lo largo de muchos años cientos de españoles y víctimas han dado su vida por la democracia”, y a ellas aseguró, “nunca podremos ni debemos olvidar” porque merecen “todo nuestro respeto y mayor dignidad. Precisamente hace semanas los diputados de Unidos Podemos y Ciudadanos protagonizaron una trifulca parlamentaria en la Cámara cuando los dirigentes de centro les acusaron de apoyar “a Bildu y a los terroristas”.

Vista general del hemiciclo del Congreso de los Diputados durante el discurso del Rey Felipe VI, que preside hoy la solemne ceremonia de apertura de las Cortes en la XII Legislatura. (EFE)
Vista general del hemiciclo del Congreso de los Diputados durante el discurso del Rey Felipe VI, que preside hoy la solemne ceremonia de apertura de las Cortes en la XII Legislatura. (EFE)


"Combatir con firmeza la corrupción"

Como no podía ser de otra manera, el Rey clamó la necesidad de regenerar la vida pública, pidiendo a sus señorías que se inspiraran en los “valores éticos” asentando “referencias cívicas en nuestro comportamiento social”. Como ya hiciera en su discurso de proclamación y en la última Nochebuena, don Felipe no dudó en recordar a los dirigentes políticos que los casos de corrupción tan reiterativos de los últimos años “han indignado a la opinión pública e todo nuestro país” y deben seguir siendo “combatidos con firmeza” hasta que se conviertan, llegó a sugerir el monarca, “en un triste recuerdo de una lacra”.

Felipe VI hizo gran hincapié en la necesidad de que los distintos grupos políticos trabajen por la “cohesión social” en su otra vertiente, “la regeneración democrática”, afirmando que “alcanzar una convivencia en democracia” es una conquista “que no se agota en sí misma” pero requiere “cuidado y atención para mantener su vitalidad”. Precisamente, recordó que la necesaria regeneración democrática fue protagonista en los debates de investidura -de la mano de la nueva política y en los compromisos de los partidos tradicionales-. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios