acoso

El comisario Villarejo, imputado en el caso de la doctora Pinto contra López Madrid

El policía fue identificado como el hombre que apuñaló a la dermatóloga

Foto: El comisario José Villarejo, tras comparecer en los juzgados de Estepona por el caso ático. (EFE)
El comisario José Villarejo, tras comparecer en los juzgados de Estepona por el caso ático. (EFE)

La titular del Juzgado número 39 de Madrid, Belén Sánchez, ha imputado al comisario José Villarejo en la causa que investiga la denuncia interpuesta por la doctora Elisa Pinto contra el empresario Javier López Madrid. El policía ha sido citado para declarar en calidad de investigado el próximo 29 de junio en la sede judicial, con el fin de explicar su participación en el segundo apuñalamiento que sufrió la dermatóloga.

[Évole: "Villarejo ha visto las orejas al lobo. Lo de la doctora Pinto le inquieta”]

Esta última señaló al comisario ahora jubilado como el hombre que le clavó un objeto punzante el 10 de abril de 2014, justo después de que la mujer recogiera a su hijo del colegio. La doctora le identificó el pasado 6 de junio durante una rueda de reconocimiento celebrada en los juzgados de plaza de Castilla, una diligencia que el funcionario había conseguido eludir hasta en tres ocasiones pero que esta vez no pudo esquivar, dado que había sido ordenada por la Audiencia Provincial de Madrid y el hombre no tenía excusas al haber pasado a situación de retiro, ya que las otras veces había argumentado que tenía una misión policial en el extranjero para no acudir.

Villarejo es conocido públicamente como el comisario que grabó al expresidente madrileño Ignacio González en el marco del caso ático que instruyen los juzgados de Estepona. Además, aparece como imputado en el caso del pequeño Nicolás y su nombre saltó a la palestra también como el agente que se enfrentó al exjefe de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas a cuenta del caso Emperador y de las grabaciones al exministro Jorge Fernández Díaz.

La declaración como investigado en el caso de la doctora Pinto se produce después de que esta le señalara inicialmente en un reconocimiento fotográfico como la persona que le clavó el cuchillo el mencionado 10 de abril de 2014. A raíz de esa acusación, la denunciante solicitó la citada rueda con el fin de identificar en sede judicial a su presunto agresor. El pasado 6 de junio, a las 9:30, la dermatóloga entró en la sala y miró durante apenas unos segundos a cada uno de los cinco hombres que estaban expuestos y levantó el dedo contra uno de ellos con "absoluta seguridad", según revelaron fuentes presentes en la prueba.

Poco antes de la rueda de reconocimiento, la dermatóloga mostró su "miedo a represalias" y a "inesperadas agresiones". Así lo confesó en un escrito presentado el pasado 22 de mayo ante el Juzgado 39 en el que también reclamó protección policial para su vida diaria, una medida que consideró "absolutamente necesaria" para mantener su integridad. Argumentó que tenía que enfrentarse a la citada diligencia en la que debía confirmar que fue el comisario quien la apuñaló y que se sentía "verdaderamente aterrada" por tener que volver a verle.

El mismo día de la rueda de reconocimiento, la magistrada Sánchez practicó otras diligencias que también habían sido ordenadas por la Audiencia Provincial en el auto en el que ordenó reabrir la causa que había archivado la titular del Juzgado 39. En concreto, la jueza tomó declaración a dos policías que atendieron a Pinto en la comisaría de Chamartín cuando la dermatóloga interpuso denuncia tras ser apuñalada; a los médicos que la reconocieron, tanto por este incidente como por otro previo, un primer acuchillamiento contra la doctora ocurrido el 13 de enero de 2014; a los representantes legales de la empresa que borró el iPhone de López Madrid, y al dependiente del locutorio en el que se compró la tarjeta SIM desde la que se mandaron amenazas e insultos al empresario.

Para el día en el que comparecerá Villarejo como investigado —29 de junio—, también están citados como testigos algunos de los que no dio tiempo a escuchar en declaración en sede judicial el pasado 6 de junio. En concreto, un teniente de la Guardia Civil, Patricia B. R. —la mujer a la que Pinto entregó documentación relevante por si le pasaba algo—, Mónica S. N. —la mexicana a quien la dermatóloga acusa de enviarle mensajes amenazadores— y Consuelo C. H.

En paralelo a esta causa contra López Madrid, que ha sido recientemente reactivada por orden del alto tribunal madrileño, se sigue otro procedimiento en el Juzgado número 26 contra la doctora Pinto también por acoso, con motivo de la denuncia que el empresario y yerno del presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, interpuso contra la dermatóloga. Cada uno, por lo tanto, se acusa mutuamente de haber sido acosado por el otro.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios