tiene "miedo a represalias"

La dermatóloga Elisa Pinto pide protección policial para evitar "agresiones inesperadas"

Asegura estar "verdaderamente aterrada" y tener "miedo a represalias"; la doctora identificó al comisario Villarejo en una rueda de reconocimiento como el hombre que la apuñaló

Foto: Elisa Pinto, en un fotomontaje de Vanitatis.
Elisa Pinto, en un fotomontaje de Vanitatis.

La dermatóloga Elisa Pinto tiene "miedo a represalias" y a "inesperadas agresiones". Así lo confesó en un escrito presentado el pasado 22 de mayo ante el Juzgado número 39 de Madrid —que investiga al empresario Javier López Madrid por acosar a la doctora—, en el que también reclamó protección policial para su vida diaria, una medida que consideró "absolutamente necesaria" para mantener su integridad. Argumentó que tenía que enfrentarse a la rueda de reconocimiento en la que debía confirmar que fue el comisario José Villarejo quien la apuñaló el 10 de abril de 2014 y que se sentía "verdaderamente aterrada" por tener que volver a verle.

La rueda de reconocimiento tuvo lugar finalmente el pasado 6 de junio, 15 días después del escrito, en los juzgados de la madrileña plaza de Castilla, y Pinto identificó en pocos segundos a Villarejo como su agresor. El policía, ahora jubilado, había conseguido eludir hasta en tres ocasiones otras comparecencias señaladas meses antes con el mismo fin, argumentando que se encontraba fuera de España en misiones especiales, pero no tuvo más remedio que acudir a esta última citación, dado que había sido ordenada por la Audiencia Provincial de Madrid, que el pasado 5 de abril reabrió la causa que había sido archivada por el Juzgado 39.

En su escrito, la dermatóloga aseguró que en su momento tuvo "miedo a denunciar" y que ahora, ante la inminente rueda de reconocimiento que se venía encima, incluso se arrepentía de haberlo hecho. "No olvidemos que mi representada ha sido agredida físicamente (apuñalada) dos veces (...) y que cada una de las agresiones se produjo en momentos muy próximos a haber denunciado, lo que podría interpretarse como una venganza o un aviso", subrayó el escrito presentado por la defensa de Pinto, ejercida por la abogada Ana Vázquez de Prada.

La letrada explicó que cuatro días antes de su escrito, Villarejo trató de suspender la rueda de reconocimiento como había hecho en otras ocasiones y que esto motivó que no tuviera más remedio de revelar cómo, a su juicio, el comisario ha tratado de provocar la nulidad de la prueba. En concreto, según relata la abogada, en apenas 10 días Pinto tuvo que suspender tres veces la comida que tenía prevista en un restaurante cercano a su trabajo porque minutos antes de ir se enteró de que también había reservado en el mismo lugar el mencionado comisario, adscrito a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía Nacional durante sus últimos años en activo y conocido públicamente también por grabar al expresidente madrileño Ignacio González en el marco de la investigación del ático y por haber sido imputado en el caso del pequeño Nicolás, donde se enfrentó al que fuera jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas.

José Villarejo. (EFE)
José Villarejo. (EFE)

En el mismo escrito de Pinto, la doctora pidió abrir una pieza separada en el procedimiento para investigar lo que entiende que es una denuncia falsa del comisario. En concreto, se refería a otro escrito presentado por Villarejo el pasado 8 de mayo en que el policía asegura que la dermatóloga acudió el 23 de mayo de 2016 a la puerta del Juzgado 26 de Madrid —que instruye la denuncia de López Madrid contra Pinto también por acoso—, donde el funcionario declaraba como testigo, con el fin de verle para luego poder identificarle en la rueda de reconocimiento que aún estaba por celebrarse. El comisario acusó a la doctora y a sus abogados de tratar de fotografiarle para "perpetuar" su imagen y no equivocarse así como de "provocarle con su mera presencia", dado el "daño reputacional" que el policía entiende que ella le ha hecho con sus "falsas imputaciones".

Según la defensa de Pinto, sin embargo, la doctora no estuvo en los juzgados aquel día. Se encontraba, aseguró en su último escrito, "en consulta desde las 8:30 horas hasta las 13:05 horas", como acredita "el historial" de ese día, "donde se puede comprobar a qué pacientes atendió y el momento exacto en el que se abrían y cerraban cada una de las historias clínicas de esa mañana". "Nuevamente Villarejo (...) completa su denuncia falsa con toda una suerte de elucubraciones y conjeturas (...) que pretenden sumir a Elisa en una especie de probatio diabólica que de no ser por los partes hospitalarios habría sido indemostrable y habría perpetuado la mentira en dos juzgados distintos".

"Solicitamos la apertura de una pieza separada en la que se investigue la posible existencia de un delito contra la Administración de Justicia, al intentar anular la fuerza probatoria de una rueda de reconocimiento a través de una falsa denuncia, imputándole hechos (...) injuriosos y/ calumniosos", reclama la representación letrada de Pinto, que se encuentra como denunciante (contra López Madrid) en el Juzgado 39 de Madrid y como denunciada (por el empresario) en el Juzgado 26.

Tras la rueda de reconocimiento del pasado 6 de junio, la magistrada Belén Sánchez, titular del Juzgado 39, tomó declaración en calidad de testigos a una docena de personas en el marco de las diligencias ordenadas por la Audiencia Provincial. Entre ellos, los policías que atendieron a Pinto en la comisaría de Chamartín cuando la dermatóloga interpuso una denuncia tras ser apuñalada; los médicos que la reconocieron tanto tras el citado apuñalamiento como después de otro que la mujer sufrió meses antes, el 13 de enero de 2014; una amiga de la doctora a la que esta entrega documentación porque teme por su vida; los agentes de la Guardia Civil ante quienes la dermatóloga interpuso también denuncia; la mujer que envió mensajes amenazantes a la denunciante; los representantes legales de la empresa que borró el iPhone de López Madrid, y el dependiente del locutorio en el que se compró la tarjeta SIM desde la que se mandaron amenazas e insultos al empresario.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios