INVESTIGACIÓN A FUTBOLISTAS

Falcao acepta el fraude en derechos de imagen pero niega la mayor acusación

El delantero colombiano niega la mayor de las acusaciones, la de que residió en España unas semanas después de ser traspasado del Atlético al Mónaco y por la que le piden 4,8 millones

Foto: Falcao el pasado 21 de mayo celebrando la liga francesa. (EFE)
Falcao el pasado 21 de mayo celebrando la liga francesa. (EFE)

El delantero colombiano Radamel Falcao declaró el jueves en el juzgado de instrucción de Pozuelo de Alarcón en el que ha recaído la querella de la fiscalía por fraude fiscal. El delantero admitió los hechos relativos al fraude fiscal por los derechos de imagen de 822.609 euros a través de Islas Vírgenes e Irlanda –en una operación similar a la que ha llevado ante el juez a Di María, Falcao, Carvalho y Coentrao y puede que a Cristiano Ronaldo–, con lo que previsiblemente busca un acuerdo con la fiscalía. Sin embargo, negó que siguiera residiendo en España unas semanas en 2013, tras ser traspasado al Mónaco, por la que le acusan de defraudar 4,8 millones. El futbolista señaló a sus asesores fiscales y declaró que él actuó como sus compañeros. La defensa del futbolista no quiso el viernes comentar la noticia.

El pasado 18 de abril, la fiscalía de delitos económicos de Madrid se querelló contra Falcao. Acusaba al delantero colombiano de "un fraude tributario cuantificado por la Inspección de Hacienda en 822.609 euros en el ejercicio 2.012 y en 4.839.253 euros en 2.013". La cantidad defraudada en 2012 corresponde a la ocultación de los derechos de imagen del futbolista. Para ello, cedió sus derechos a "la sociedad Fardey Overseas SA, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, territorio considerado paraíso fiscal, participada al 100% por la sociedad Mandrin Nominees SA, con domicilio social en Panamá". Y dos días después los derechos de imagen de Fardey Overseas fueron cedidos a las sociedades irlandesas Multisports & Image Management Limited y Polaris, "quienes a partir de ese momento comenzarían a explotar los derechos de imagen de aquel". Estas sociedades, MIM y Polaris, ha sido utilizadas por representados del superagente Jorge Mendes y están en el punto de mira de Hacienda. Jose Mourinho también cedió derechos de imagen a esta empresa.

Di María y Carvalho ya consignaron el dinero para buscar un acuerdo. Como antes hizo Mascherano

Falcao declaró el juez ante la juez Mónica Gómez Ferrer, titular del Juzgado 1 de Pozuelo de Alarcón. Allí admitió ese delito, lo que conlleva una reducción de la pena al acabar previsiblemente en una condena de conformidad. Los exmadridistas Ricardo Carvalho y Di María también admitieron el delito y consignaron el dinero rápidamente, para poder acogerse al atenuante de reparación del daño. En esos casos, la fiscalía y la abogacía del Estado suelen pactar una pequeña multa y se cierra el acuerdo en conformidad. Es lo que hizo Mascherano en Barcelona. Messi, en cambio, decidió pleitear y ha acabado condenado por el Supremo. Di María ya declaró en Madrid hace unos meses y aceptó pagar la multa mediante una condena en conformidad aunque el caso sigue pendiente de cerrar los detalles.

Falcao declaró que siguió el consejo de sus asesores y que hizo lo mismo que sus compañeros. En la sentencia de Messi, el Supremo criticó que no se hubiera acusado a sus asesores fiscales en el entramado 'offshore'. La sentencia llegó con estos casos judicializados y sin que la fiscalía se haya querellado contra los asesores del entorno de Jorge Mendes que crearon las estructuras en las Islas Vírgenes e Irlanda, aunque fuentes del sector no descartan que sean llamados como investigados durante la instrucción.

Sin embargo, la defensa del delantero colombiano no acepta la mayor acusación. La fiscalía le reclama 4,8 millones de la renta de 2013 porque asegura que no declaró nada en España ese año pese a que vivió en Madrid más de seis meses, aunque la Agencia Tributaria elevaba la reclamación a más de cinco millones. En verano de 2013, Falcao fue traspasado al Mónaco y trasladó allí su residencia fiscal antes de julio. Sin embargo, según la fiscalía, vivió en Madrid hasta el 22 de julio de ese año. Al haber pasado más de seis meses en España debió tributar aquí. La defensa niega que estuviera en Madrid y asegura tener pruebas de que estuvo efectivamente en Mónaco.

Los casos de residencia fiscal sobre si alguien ha pasado más o menos meses fuera de España se resuleven con facturas, contratos de alquiler, gastos de teléfono, luz, agua o el uso de la tarjeta de crédito. Si Hacienda acredita que estuvo en España más de seis meses, puede conseguir el dinero. Un asesor de deportistas contactado asegura que tienen en cuenta esas fechas a efectos de declaración de Hacienda y que si Falcao permaneció en Madrid más de seis meses, es un error de manual. Los jugadores de baloncesto del Andorra, por ejemplo, que juega la liga ACB, tienen muy pendiente ese problema.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios