FRAUDE DE LOS DERECHOS DE IMAGEN

Di María acepta pagar dos millones para cerrar su causa penal con Hacienda

La Fiscalía le acusa de defraudar 1,3 millones fingiendo que cedía sus derechos de imagen a sociedades de Panamá e Irlanda. La acusación retira su primer año en el Real Madrid

Foto: Di María en un partido con el PSG. REUTERS
Di María en un partido con el PSG. REUTERS

Ángel di María, futbolista argentino del PSG, tiene ya muy avanzado un pacto para cerrar la causa penal por la acusación por delito fiscal. Según la Fiscalía, defraudó 1,298 millones de euros en derechos de imagen en los años 2012 y 2013, cuando jugaba en el Real Madrid. Fuentes del caso explican que la defensa del argentino ha conseguido retirar un ejercicio, el de 2011, y asumirá el resto defraudado más un 65% de multa. Sus abogados son los mismos que los de Javier Mascherano, que también cerró su caso por la vía rápida. En total, con algo más de dos millones de euros y asumiendo dos delitos fiscales, Di María puede zanjar la acusación sin penas de cárcel. El argentino es uno de los cuatro futbolistas denunciados por la Fiscalía de Madrid por el fraude en los derechos de imagen. Ricardo Carvalho también ha consignado el dinero para salir del asunto y lo previsible es que Radamel Falcao y Coentrao hagan algo parecido.

El pasado 28 de noviembre, la Fiscalía de delitos económicos de Madrid denunció a Ángel Fabián di María "por la posible comisión de dos delitos contra la Hacienda pública en relación con el impuesto de la renta de las personas físicas de los ejercicios 2012 y 2013", según documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial. El caso recayó en el juzgado de instrucción número 15 de Madrid, que ha citado al jugador para el próximo 14 de febrero. Como coincide con un PSG-Barcelona de Liga de Campeones, lo previsible es que se aplace el testimonio.

Como son delitos agravados por la cuantía, debe pagar en conformidad una multa del 65%, no del 40%

La Fiscalía acusa a Di María de defraudar 636.820 euros en 2012 y 662.168 en 2013 mediante un entramado empresarial 'offshore'. La querella sostiene "el 1 de junio de 2010 suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen a la sociedad Sunpex Corporation Inc, cuyo domicilio se encuentra en Panamá, sociedad de la que el propio querellado era titular del 100% del capital social en virtud de un contrato de fecha 1 de mayo de 2010 por el que adquiría la totalidad de las acciones de la sociedad por un precio de 1.000 dólares americanos".

El mismo día que Sunpex recibía los derechos de imagen del futbolista los cedió a "las sociedades irlandesas Multisport & Image Management Limited (MIM) y Polaris, quienes a partir de ese momento comenzarían a explotar los derechos de imagen de aquel", siempre según la fiscalía. MIM y Polaris son sociedades vinculadas con el agente Jorge Mendes en Irlanda. Gestionaban los derechos de imagen de Cristiano Ronaldo, José Mourinho y otros representados. Estas sociedades hacían acuerdos con otras firmas 'offshore', ya que Irlanda era el primer paso en el entramado. [Tras la publicación de este artículo, un portavoz de Gestifute, la empresa de Jorge Mendes, afirmó que el agente no tiene relación con MIM aunque sí con Polaris].

Según la Agencia Tributaria, al tributar en Irlanda los futbolistas escamoteaban dinero al fisco español. Cristiano Ronaldo ha sido investigado en vía administrativa pero no denunciado, al menos todavía, ante la Fiscalía. Carvalho, Falcao, Coentrao y Di María sí están en vía penal. En febrero pasado, fue denunciado Xabi Alonso por un asunto parecido.

José María OlmoJosé María Olmo

La Fiscalía sostiene que "con la intención de obtener un beneficio fiscal ilícito, el querellado [Di María] creó la estructura societaria anteriormente descrita con el fin de que permanecieran opacos a la Hacienda pública española los ingresos derivados de sus derechos de imagen" esos años. Además, y al contrario que Cristiano Ronaldo, no presentó "declaración de titularidad de bienes en el extranjero". Hacienda ha considerado clave el haber declarado esas sociedades en el modelo 720 para enviar unos casos a la Fiscalía y mantener otros en vía administrativa.

Sunpex Corporation Inc recibió 1,227 millones en 2012 y 1,275 en 2013 por derechos de imagen del internacional argentino. Los futbolistas no solo cobran parte del sueldo de su club por esta vía, sino que Di María anunciaba Nivea, entre otras marcas. Según Hacienda, un 52% de ese dinero debía haber ido al fisco. Así que le acusa de defraudar 636.820 euros en 2012 y 662.168 en 2013. La Fiscalía considera que esos años Di María tenía condición de residente fiscal en España, ya que fichó por el Real Madrid el 23 de junio de 2010.

Di María, en un anuncio de Nivea.
Di María, en un anuncio de Nivea.

Inicialmente, la Agencia Tributaria incluía el ejercicio de la renta de 2011, pero la defensa de Di María ha demostrado que estuvo en Portugal más de la mitad del año anterior, cuando jugaba en el Benfica. Así que había dudas sobre dónde se generó la ganancia y dónde debía haber tributado. Según fuentes jurídicas, los abogados de Di María son los mismos que defendieron al jugador del Barcelona Javier Mascherano: David Aineto y Diego Artacho. En ese caso, aplicaron la misma estrategia que en este, asumir el delito, pagar la multa y pactar una pena que no supone entra en la cárcel. Minimizar dños y arreglarlo lo antes posible. Mascherano aceptó un año de cárcel —pena que no conlleva ingreso en prisión— y pagó 1,5 millones.

Messi en cambio optó por ir a juicio y se llevó una condena mucho mayor, además de la pena del telediario durante la instrucción y el juicio. En caso de ser condenado la multa multiplica la cantidad defraudada. Aún está pendiente de su recurso ante el Tribunal Supremo, donde la Fiscalía ha cambiado de criterio y ahora pide que se rechace su recurso (durante el juicio no veía delito en Messi y solo en su padre). La Fiscalía de Barcelona ha endurecido su criterio y ahora sí acusa con dureza a Eto'o.

Di María ha fichado a los abogados de su compatriota Mascherano, los mismos que pactaron por la vía rápida en la causa contra el futbolista del Barcelona

Como la cantidad defraudada en el caso de Di María supera los 600.000 euros en cada ejercicio, son delitos agravados y no se pueden saldar en conformidad con un 40% de multa, sino con un 65% (que sería mucho más en caso de condena). En total, por algo más de dos millones de euros (incluyendo cuota defraudada y multa), Di María asumirá dos delitos fiscales sin ingreso en prisión. A eso hay que sumar los intereses y las costas.

La estrategia de los futbolistas es generalmente la de pagar. Después de Messi y de que la justicia se haya puesto muy dura con los delitos fiscales, la mayoría de abogados penalistas de renombre recomiendan llegar a acuerdos con la Fiscalía y la Abogacía del Estado. Ricardo Carvalho ya consignó el dinero en el juzgado y lo previsible es que los demás sigan estrategias parecidas. En caso de ir a juicio se arriesgan a multas que multiplican lo defraudado sin son condenados, mientras que en condenas de confirmidad pueden pagar un 65% de lo defraudado. Di María va por la primera vía.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios