en 'más de uno' de onda cero

Moix: "No tengo ningún interés en mantener esta situación si no soy el más idóneo"

Tras desvelarse que es dueño de una empresa 'offshore' en Panamá que heredó, el fiscal Anticorrupción dice no tener apego al cargo y tener pendiente una conversación con Maza

Foto: El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, reflejado en un cristal. (Efe)
El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, reflejado en un cristal. (Efe)

"No veo que esto tenga ninguna relevancia. Es una herencia y está todo declarado y legalizado". Así se ha defendido el fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ante las informaciones que apuntan a que es dueño, junto a sus hermanos, de una empresa 'offshore' en Panamá que heredó de su padre. Si bien considera un error no haber informado a sus superiores "sobre mi sociedad regularizada", cree que no existe "ningún tipo de incompatibilidad" con su función. "Calculé mal la posible repercusión. Es indudable", ha reconocido.

Ante esto, y en una entrevista en 'Más de Uno' de Onda Cero, Moix deja la puerta abierta a dejar la Fiscalía Anticorrupción. "He hecho muchas reflexiones y no tengo apego alguno al cargo", ha señalado para dejar claro que "no estoy aquí cueste lo que cueste". Pero ha ido a más, ya que ha confesado no tener "ningún interés en mantener esta situación" si se considera que "no soy el más idóneo". Por ello, Mox se reunirá "esta noche o ya mañana" con el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, con el que ha reconocido "tener una conversación pendiente" sobre su permanencia en el cargo.

"He cumplido con la legalidad"

Antes de que esta reunión llegue, Manuel Moix ha querido aclarar que si la información acerca de su sociedad panameña perjudica a la institución judicial, no dudaría en echarse a un lado. "No le quepa ninguna duda", ha respondido a Carlos Alsina, al que le ha matizado que este extremo aún no se lo ha planteado. "La estética es un concepto subjetivo y ahora lo que hay que valorar es si eso influye en el ejercicio de la función de la Fiscalía Anticorrupción", ha señalado para responder así a las críticas de la Unión Progresista de Fiscales, que considera que un fiscal jefe debe de ser "impoluto" invitándole a marcharse.

Convencido de que ha cumplido "con la legalidad de la manera más escrupulosa posible", Manuel Moix ha explicado que fue en 2012 cuando, tras el fallecimiento de su padre, conoce la existencia de esa sociedad panameña. Tanto él como sus hermanos creían que la vivienda, un chalet valorado en 550.000 euros y situado en la localidad madrileña de Collado Villaba, estaba al nombre de su padre pero no era así, ya que estaba al de la sociedad panameña Duchesse Financial Overseas, constituida, según informó 'InfoLibre', en Panamá en enero de 1988. Acerca del motivo por el que su padre tenía dicha sociedad, Moix ha afirmado no tener ningún conocimiento sobre sus actividades. "Yo no respondo de los actos de mi padre porque todo son conjeturas", ha remarcado.

Acerca del motivo por el que ni él ni sus hermanos disolvieron la sociedad panameña, el fiscal Anticorrupción ha explicado que se trataba únicamente de "una cuestión económica". Según ha explicado, si dicha sociedad no hubiera tenido un patrimonio "se hubiera podido disolver por una cantidad menor", pero como sí lo tiene "hay que pagar varias cuestiones, entre ellos impuestos". "La gente se piensa que cerrar algo así es barato", ha dicho.

Fiscales piden su dimisión y Rajoy confía en él

Ante esta situación, el presidente de la Unión Progresista de Fiscales, Álvaro García Ortiz, considera que Manuel Moix debería de ser "impoluto" y, por ello, cree que "es tiempo de mudanza". También en Onda Cero, ha opinado que tendría que haber evitado esta situación "informando a sus superiores antes de acceder al cargo".

Consciente de que Moix ocupa cada vez más titulares en prensa, García ha señalado que "ojalá solo hablemos de los éxitos" de la Fiscalía Anticorrupción, por lo que ve necesario "dar un giro a esto" para volver a la "credibilidad". "Una sociedad panameña debilita la imagen de los fiscales", ha remarcado mandándole un mensaje a Moix: "Hay un componente ético en nuestro trabajo".

Sin embargo, Moix cuenta con un apoyo importante: el del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Este martes, y en rueda de prensa desde Portugal, no dudó en decir públicamente que sigue confiando en él. El que no ha querido pronunciarse sobre esta cuestión es el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ha utilizado el argumento de que desconoce "las cuestiones tributarias o patrimoniales de ningún fiscal".

La oposición, contra Moix

Todas la formaciones parlamentarias, a excepción del PP, han exigido inmediatamente explicaciones y le han enseñado el camino de salida. Desde el PSOE, Isabel Rodríguez aseguró que no le ve "autorizado" para "perseguir corruptos" cuando es el propietario del 25% de una sociedad registrada en Panamá que heredó de su padre.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha calificado de "vergonzoso" que Moix tenga "intereses" en paraísos fiscales mientras que Ciudadanos ha solicitado de nuevo el relevo del fiscal Anticorrupción, al tiempo que han pedido su comparecencia en la Comisión de Justicia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios