la lucha por la hegemonía en la izquierda

Mítines, lemas y candidatos: Podemos inicia el 'Rumbo 2020' cerrando la puerta al PSOE

El pistoletazo de la salida para la operación denominada 'Rumbo 2020' será una moción de censura sin los apoyos suficientes, pero cuyo objetivo nada tiene que ver con la aritmética parlamentaria

Foto: El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, conversa con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ante la presencia de la portavoz de esta formación, Irene Montero. (Reuters)
El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, conversa con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ante la presencia de la portavoz de esta formación, Irene Montero. (Reuters)

Este sábado se celebrará el cuarto mitin durante el último mes en el que Pablo Iglesias se subirá al escenario, sin incluir sus intervenciones a bordo del 'tramabús'. Podemos vive en una campaña permanente desde su presentación pública en enero de 2014, como primer acto electoral para las europeas, y es que, como explicaba recientemente en un análisis académico el padre político de Pablo Iglesias y diputado por Córdoba, Manolo Monereo, “se puede decir que Podemos se ha ido construyendo en base a procesos electorales recurrentes”.

El Podemos salido de Vistalegre II seguirá construyéndose en esta coyuntura, que si bien para el intelectual cordobés derivan de ella muchos de los problemas de la formación, ha sido la elección de la dirección del partido. No en vano, la tregua entre los diferentes sectores que siempre se decreta en los periodos electorales se selló con un simbólico abrazo entre Iglesias e Íñigo Errejón durante un mitin el pasado día de la Comunidad de Madrid. El pistoletazo de la salida para la operación denominada como 'Rumbo 2020', en referencia a la fecha de las próximas elecciones generales, será una moción de censura sin los apoyos suficientes en el Congreso, pero cuyo objetivo nada tiene que ver con la aritmética parlamentaria.

Se trata de fijar el nuevo argumentario, de impugnación y en clave destituyente, presentar su programa electoral, su candidato a la presidencia, capitalizar el voto de los cuatro de cada diez electores que están de acuerdo con reprobar a Mariano Rajoy y, en definitiva, tomar la iniciativa frente el resto de formaciones para mostrarse como “alternativa real y sensata” al Gobierno del PP y arrebatar al PSOE el liderazgo de la oposición. El enemigo, al menos en el arranque oficial de esta campaña, no se sienta tanto en la bancada popular, sino en los escaños situados a la derecha del grupo confederal, los de los socialistas.

La fecha elegida para el anuncio de la moción de censura, un 28 de abril, en plena carrera de los precandidatos socialistas por los avales, y posteriormente para su registro en el Congreso, este viernes, a 48 horas de que se abran las urnas para la elección del nuevo secretario general del PSOE, no es casual. El mensaje que lanzan al futuro secretario general del PSOE, más allá de tratar de marcarle la agenda, es que no se le esperará y que el objetivo es hacer presidente a Pablo Iglesias, sin conformarse con una vicepresidencia de un hipotético gobierno de coalición que por su manejo de los tiempos y las formas rechazan de plano.

Monereo: "El dato más significativo de la presente coyuntura es la crisis del PSOE"

Nada nuevo si se atiende a los análisis académicos de Pablo Iglesias durante los primeros compases de Podemos o a sus reflexiones sobre la política de pactos con el PSOE –nunca en situación de subalternidad, evitando así el “error histórico” de IU– en los programas televisivos que presenta. Tampoco si se recurre a los análisis recientes de Monereo, autor del nuevo concepto fetiche de 'trama' y cada vez más influyente en el diseño de la estrategia y el argumentario. “El dato más significativo de la presente coyuntura es la crisis del PSOE”, afirmaba en un artículo titulado 'Los dilemas estratégicos de Podemos: La esperanza como problema político', que recogía la revista marxista 'El Viejo Topo' al día siguiente del anuncio de la moción de censura.

El diputado Manolo Monereo. (EC)
El diputado Manolo Monereo. (EC)

Para Monereo, que se sorprendió con la retórica de un Pablo Iglesias adolescente, convirtiéndolo en su mejor pupilo en los cursos de formación de las Juventudes Comunistas, “el gran desafío de Podemos ha sido, desde el principio, su apuesta nítida, su pretensión de ser una fuerza política con voluntad de gobierno y de poder. De hecho, el combate real, lo que marca la coyuntura hoy, es la disputa por la hegemonía de la izquierda”. Este mismo viernes, Pablo Iglesias incidía también en la “crisis de identidad” del PSOE, durante la charla en la Universidad Complutense de Madrid con los editores de la 'New Left Review', Perry Anderson y Susan Watkins, para reflejar su ventana de oportunidad en un contexto de desmoronamiento de la socialdemocracia en Europa.

La coordinadora andaluza, Teresa Rodríguez, se adelantaba a las conclusiones del debate interno en Podemos sobre la relación con el PSOE para las municipales y autonómicas de 2019, ante la previsión de un adelanto electoral en su comunidad, cerrando la puerta a cualquier tipo de pacto, convencida de que “no hay retorno posible” en las filas socialistas, e incluso invitando a IU a romper sus pactos municipales con esta formación. Una posición más clara que la defendida públicamente por Pablo Iglesias, aunque cercana a la plasmada en los documentos políticos con los que acudió su equipo a la asamblea ciudadana de Vistalegre II. Podemos pone 'Rumbo 2020' tratando de navegar sobre la “crisis del PSOE” o, lo que es lo mismo, centrando su estrategia en hacerse con la hegemonía de la izquierda.

El primer paso es asociar al PSOE con el PP, acusándolo de cómplice y actor necesario para que los populares sigan "parasitando las instituciones"

Para ello, el primer paso es asociar al PSOE con el PP, señalándolo como cómplice y actor necesario para que los populares sigan en el poder, "parasitando las instituciones". De ahí la moción de censura tal y como ha sido diseñada. La portavoz parlamentaria, Irene Montero, era clara al respecto este viernes tras registrar la iniciativa. "La clave es si las fuerzas de esta cámara van a seguir sosteniendo o no a los corruptos, a pesar de que sabemos que están parasitando las instituciones y han saqueado lo público", afirmaba Montero ante los medios, para quien votar 'no' a su iniciativa es sinónimo de facilitar la continuidad de los populares al frente del Gobierno.

El fundador del partido y miembro destacado del 'Gobierno en la sombra' de Podemos nombrado por el secretario general, Juan Carlos Monedero, incidía minutos después en el mismo argumentario durante una intervención televisiva: “La dirigencia del PSOE está más comprometida con el PP que con la gente que le votó”. Pablo Iglesias añadía a este argumentario un tono aún más electoralista en una entrevista publicada por 'Eldiario.es': “Si hay otros que no son coherentes con los ciudadanos les recompensarán en las urnas como proceda”. Podemos vuelve a recoger la bandera del 'sorpasso'.

La máquina de guerra electoral no ha dejado de funcionar en la formación, a pesar de la intención anunciada por Iglesias tras el 26-J de abandonar 'la hipótesis Podemos' pasando del 'Blitzkrieg' o guerra relámpago a una nueva fase más ralentizada caracterizada por una "guerra de ejércitos regulares". El primer consejo ciudadano estatal de Podemos, el máximo órgano de decisión del partido entre asambleas, ya dejaba poco margen para el abandono de la máquina de guerra electoral al apostar por "redoblar la apuesta" de cara a 2019, como parte de la estrategia 'Rumbo 2020', y pactar la candidatura del derrotado Íñigo Errejón como candidato en las autonómicas madrileñas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios