Es noticia
Menú
"Abstención técnica": C's estrena relación con el PP de Murcia invistiendo a López Miras
  1. España
DEBATE DE INVESTIDURA DEFINITIVO EN LA REGIÓN

"Abstención técnica": C's estrena relación con el PP de Murcia invistiendo a López Miras

Fernando López Miras ha salido elegido nuevo presidente de la Región este sábado gracias a la abstención de Ciudadanos. Eso sí, no ha habido un pacto de legislatura similar al de 2015

Foto: El candidato del PP a la presidencia de la Comunidad Autónoma de Murcia, Fernando López Miras. (EFE)
El candidato del PP a la presidencia de la Comunidad Autónoma de Murcia, Fernando López Miras. (EFE)

Juntos, pero no revueltos. Fernando López Miras ha sido elegido este sábado nuevo presidente de Murcia con los 22 votos del PP a favor y 4 abstenciones de Ciudadanos. PSOE (13) y Podemos (6) votaron en contra. Los populares necesitaban el apoyo de un sólo escaño de los centristas para sacar adelante la elección del sustituto de Pedro Antonio Sánchez, puesto que la mayoría absoluta se establece en 23 escaños.

López Miras destacó esta mañana que trabajará para ser el presidente "del millón y medio de murcianos". El popular, durante su turno de palabra de diez minutos, ha comenzado criticando las 48 horas "que se han perdido" para la Región de Murcia, "una región que espera que le gobierne el proyecto que votaron en las urnas". El jueves López Miras no logró los apoyos necesarios y la segunda votación tuvo lugar este sábado, tal y como establece el Reglamento de la Asamblea murciana. Tras semanas de negociaciones, PP y Ciudadanos no llegaron a un consenso suficiente como para firmar otro pacto de investidura y los diputados naranjas han hecho una "abstención técnica" para devolver la "estabilidad" a la Región.

El portavoz socialista, Rafael González Tovar, entiende que esta segunda sesión de investidura podría haber sido "el pleno de la verdad, tras una crisis que ha durado tres meses y que necesitaba de soluciones", sin embargo ha alertado del "grave error" que supondría una continuidad en el gobierno del PP.

El portavoz de Podemos, Óscar Urralburu, ha afeado el nombramiento de López Miras: "¿Qué ha hecho para merecer esta fulgurante carrera, cuál es su currículum oculto?". Urralburu ha señalado que el PP "está tan lleno de corrupción, que no pueden contenerla, por mucho que se apliquen los fontaneros como López Miras. Todas las promesas que hicieron no han llegado a la Región, pero sí la 'Gürtel' que ya está aquí".

Por su parte, Miguel Sánchez (C's), que no ha consumido los cinco minutos que tenía para su intervención, ha recordado al PSOE que ellos no van a apoyar a López Miras: "Es una abstención técnica como hizo su partido con el Gobierno de la nación".

Tensión entre PP y C's

La relación política entre ambos partidos ha dejado de funcionar por falta de confianza. El acuerdo de investidura llegó porque los populares –que incluso temieron la posibilidad real de perder el control del Gobierno– aceptaron la gran exigencia del partido de Albert Rivera: suprimir los aforamientos autonómicos convirtiendo a Murcia en la primera comunidad en hacerlo. El choque frontal que impidió sellar una alianza similar a la de 2015 vino de la mano del primer punto del acuerdo, referido a la regeneración democrática. El célebre apartado que abrió una crisis institucional sin precedentes en la Región a causa de su anterior presidente, imputado por varios delitos de corrupción.

Precisamente, Ciudadanos se mostró tajante con mantener la redacción de ese punto tal cual estaba y que establecía la citación de un juez para declarar en calidad de investigado (antes denominado imputado) como límite para dimitir y abandonar un cargo público. En efecto, Pedro Antonio Sánchez se echó a un lado dejando la presidencia autonómica... pero decidió mantener el acta de diputado y la dirección nacional en Génova le respaldó. También el PP murciano cerró filas en torno a la continuidad de su exjefe en la Asamblea y apeló a persistir en su "legado". En la formación de centro el desencuentro quedó entonces muy claro: "No habrá firma. No nos parece creíble. No podemos firmar un acuerdo que el PP tiene intención de incumplir", sentenció el portavoz naranja, Miguel Sánchez.

Foto: Pedro Antonio Sánchez junto a Martínez Maillo. (EFE)

Si el expresidente murciano se mantenía en su escaño, el primer punto quedaba incumplido de facto y por eso los centristas se lanzaron al contraataque: la supresión de aforamientos se votaría antes de la investidura para asegurar su luz verde y, a cambio, sus cuatro diputados se abstendrían para que Murcia tuviera un nuevo presidente este sábado. Eso sí, evitar el voto a favor distancia notablemente a Ciudadanos del PP, al que sí seguirá apoyando "en las cosas importantes" –como son las cuentas públicas o las inversiones de la Región–, pero figurará al mismo tiempo como fuerza de la oposición de forma más contundente.

El partido de Rivera valora muy positivamente el deselance de la cuestión. "Habríamos preferido que Sánchez se marchara. Es lo que debía hacer", insisten en la cúpula naranja. Pero, pese a la 'supervivencia' del expresidente murciano, los centristas son conscientes de que mantendrán una posición dominante el resto de la legislatura al no estar 'atados' a un acuerdo de gobernabilidad como tal. El apoyo para investir a López Miras vía abstención será un apoyo puntual, como el resto a partir de ahora, para los que el PP se tendrá que 'mojar' y seguir cediendo ante las exigencias de Ciudadanos. Sobre todo porque los populares están a un escaño de la mayoría y tienen complicado encontrar respaldo en el Partido Socialista y Podemos, las otras dos formaciones del Parlamento autonómico, por lo que los avances legislativos pasan necesariamente por los de centro.

Además, en este momento de máxima exaltación en los casos de corrupción que rodean al PP –con la entrada en prisión de Ignacio González como máximo exponente–, Ciudadanos valora como mejor opción hacer "política útil" permitiendo la llegada de un nuevo presidente, pero manteniéndose más alejado de lo que estaba hasta el momento de los populares.

Y llegó el fin de los aforamientos

Que dejara de haber aforados en la Región era para Ciudadanos un asunto capital y la única vía para hacerlo era modificando el Estatuto de Autonomía. En concreto, suprimiendo el segundo párrafo del artículo 25.2 y del 33.7. La reforma se votó en pleno el miércoles y salió adelante por unanimidad, incluido el sí de Pedro Antonio Sánchez. Ahora, la modificación tendrá que ser ratificada por las Cortes Generales para entrar en vigor en un proceso que puede alargarse seis meses como mínimo.

Además de ser una exigencia naranja para investir a López Miras, el partido de centro quería contar con el voto favorable del PP en los aforamientos para asegurarse la luz verde en la tramitación cuando llegue a Madrid. Los números son los que son y Ciudadanos solo puede lograrlo de la mano del PP —la suma con el resto de la oposición es insuficiente—. Sí lo sería en el Congreso de los Diputados, al existir una mayoría alternativa con PSOE y Podemos, pero se daría de bruces en el Senado, con la mayoría absoluta de los populares

Se trata de la primera comunidad autónoma en España que aprueba eliminarlos y también la primera que empieza su tramitación, pese a que Ciudadanos ha impulsado esta reforma en las otras tres comunidades en las que firmó pactos de investidura (Madrid, Andalucía y La Rioja).

Juntos, pero no revueltos. Fernando López Miras ha sido elegido este sábado nuevo presidente de Murcia con los 22 votos del PP a favor y 4 abstenciones de Ciudadanos. PSOE (13) y Podemos (6) votaron en contra. Los populares necesitaban el apoyo de un sólo escaño de los centristas para sacar adelante la elección del sustituto de Pedro Antonio Sánchez, puesto que la mayoría absoluta se establece en 23 escaños.

Fernando López Miras Pedro Antonio Sánchez Murcia Ciudadanos
El redactor recomienda