PEDRO ANTONIO SÁNCHEZ SE NIEGA A DIMITIR

Ciudadanos da por roto su pacto con el PP en Murcia e iniciará contactos con el PSOE

El portavoz de Ciudadanos en la región lamenta que el presidente "se haya enrocado". Pedro Antonio Sánchez no dimite y los de centro consideran "roto" el acuerdo de investidura

Foto: El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez (i), junto al lider regional de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez. (EFE)
El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez (i), junto al lider regional de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez. (EFE)

La reunión decisiva entre el presidente autonómico de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, y el portavoz de Ciudadanos en la región, Miguel Sala, se saldó con la conclusión de que los populares "han roto el pacto de investidura", según manifestó el propio Sala al término del encuentro, que también anunció que su partido inicia ya la "vía de las negociaciones con la segunda fuerza", es decir, el Partido Socialista, para "buscar una solución a la mayor crisis institucional de los últimos 30 años". Sala afirmó tras verse con el presidente murciano que Pedro Antonio Sánchez "se ha enrocado" —al negarse a dimitir tras su imputación en el caso Auditorio—, y aseguró que los cuatro diputados de Ciudadanos que sostienen el Gobierno en esta comunidad no están "dispuestos a permitirlo".

El portavoz naranja reprochó a Sánchez ser “un presidente sin palabra que ha quebrado la confianza de los murcianos” e insistió en que como partido “responsable y coherente”, Ciudadanos “no puede permitir” que siga al frente “un sospechoso por corrupción política”. Miguel Sala reiteró el plan de su partido, que presentó en la reunión y que pasaba por permitir que siguiera gobernando la primera fuerza en la región: que el actual presidente se hiciera a un lado y el PP designara un nuevo candidato a la presidencia. Ante la negativa de Sánchez, el portavoz de Ciudadanos concluyó: "Los murcianos no nos merecemos esto, no merecemos que el primero de todos esté abriendo noticieros por asuntos de corrupción".

Dando por "roto el acuerdo de investidura con el PP", el líder naranja en Murcia anunció que su partido inicia ahora contactos con la segunda fuerza, aunque evitó decir claramente que explorarán la vía de la moción de censura, para la que se necesitaría también el apoyo de Podemos. "No descartamos nada", repitió una y otra vez a las preguntas de los medios de comunicación. Tampoco quiso Miguel Sala pronunciarse abiertamente por el candidato socialista, Rafa González Tovar, "del que todavía no toca hablar" como posible presidente. "Ahora toca reunirse con la segunda fuerza política para analizar posibles soluciones", afirmó. Precisamente la portavoz del Gobierno murciano, Noelia Arroyo, compareció después de Sala para pedir a Ciudadanos "que no se eche en brazos del PSOE y Podemos", y para defender la situación de Pedro Antonio Sánchez, "que está siendo investigado".

La interpretación de ambos partidos sobre el primer punto de acuerdo firmado, según el cual en el momento de la imputación por corrupción el presidente debía marcharse, es el origen del principio de divorcio. La doctrina del PP no se ha movido un ápice: en estos momentos, el presidente no estaría imputado hasta la apertura del juicio oral.

Además, los populares reprochan a Ciudadanos aplicar de forma distinta esta condición dependiendo del territorio, ya que recientemente la formación de centro ha impulsado una ley anticorrupción en el Congreso de los Diputados accediendo a que la apertura de juicio oral sea el momento en el que se exija la dimisión. "No entendemos por qué en Murcia eso no vale", insistió Arroyo tras el encuentro.

El lider de Ciudadanos en la Región de Murcia, Miguel Sánchez, a su llegada al Palacio Aguirre de Cartagena, donde se ha reunido con el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. (EFE)
El lider de Ciudadanos en la Región de Murcia, Miguel Sánchez, a su llegada al Palacio Aguirre de Cartagena, donde se ha reunido con el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. (EFE)

En el partido de Ciudadanos lamentan que los conservadores "no cumplan lo que han firmado en el pacto" e insisten en que la ley anticorrupción debe contar con el apoyo de todas las formaciones en el Congreso —o al menos de PP y PSOE—, por lo que está redactada "desde el consenso". El acuerdo en la región, insisten, se redactó de forma clara y el PP lo aceptó tal y como estaba.

Miguel Sala, además, afirmó que "el presidente está imputado, de eso no hay duda" y que no se trata de una cuestión administrativa. "Que nadie se engañe. Está imputado por delitos relacionados con corrupción política", subrayó el secretario general de los naranjas en Murcia. Por eso, Sala evitó pronunciarse sobre la posibilidad de recular si el próximo lunes el juez archiva la causa contra Sánchez, porque, a su juicio, se trata de una "cuestión de cumplir con su palabra y ha traicionado la confianza de todos los murcianos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios