pedro antonio sánchez, investigado por VARIOS delitos

El PSOE presenta una moción de censura contra el presidente de Murcia

La moción la firman los 13 diputados del PSOE y tiene como candidato a la presidencia regional a su líder autonómico, Rafa González Tovar. La iniciativa está abocada por ahora al fracaso

Foto: El líder socialista de Murcia, Rafa González Tovar, acompañado de sus 12 diputados, entregando la moción de censura en la Asamblea regional. (EFE)
El líder socialista de Murcia, Rafa González Tovar, acompañado de sus 12 diputados, entregando la moción de censura en la Asamblea regional. (EFE)

El PSOE ya ha formalizado la moción de censura contra el presidente del Gobierno de Murcia, el popular Pedro Antonio Sánchez. El paso está dado. Los socialistas, con su secretario autonómico al frente, Rafa González Tovar, la registraron esta misma mañana en la Asamblea regional.

"Las mociones se presentan, no se anuncian", decían hasta ayer jueves los dirigentes del PSOE murciano, sin querer adelantar la fecha concreta de presentación de la iniciativa, aunque dando a entender que quedaba ya muy cerca. Máxime después de que Ciudadanos recibiese la autorización de su dirección nacional para buscar tres diputados con los que registrar una moción "instrumental", con el único fin de convocar elecciones en la Región. Un propósito que no ha cambiado y que ya condena al fracaso el paso dado por Tovar.

El PSOE presenta una moción de censura contra el presidente de Murcia

Pero el PSOE nunca estuvo conforme con el objetivo de la formación naranja, y ya se lo había confirmado en las conversaciones que se han seguido en los últimos días. El partido estaba dispuesto a liderar una moción de censura convencional, para intentar montar un Gobierno alternativo, sacar al PP del poder después de 22 años ininterrumpidos y sobre todo desalojar al presidente Sánchez, investigado por los delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad documental en el caso Auditorio.

[Consulte aquí en PDF la moción de censura registrada por el PSOE]

La iniciativa la firman los 13 diputados del Grupo Socialista y tiene como candidato a la presidencia regional a su portavoz, Rafael González Tovar. Este mismo viernes, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, metía prisa al PSOE murciano al ponerle como fecha límite el próximo lunes, 27 de marzo. Si no presentaban la moción, la formación morada tomaría la iniciativa.

Los socialistas necesitan el apoyo de los ocho diputados de Podemos y los cuatro de Ciudadanos para poder tumbar al jefe del Ejecutivo

Pero el PSOE no necesita solo a los ocho parlamentarios de Podemos para hacerse con la presidencia del Gobierno murciano. También precisa a los cuatro de C's. Así, Tovar recibiría el respaldo de 23 votos, uno más que los escaños que logró el PP en las elecciones autonómicas de mayo de 2015. Pero el apoyo de la formación naranja no está ni mucho menos asegurado. El partido de Albert Rivera no comparte la investidura de un Ejecutivo nacido de un acuerdo del que forzosamente debe participar Podemos. De ahí que apostara por una moción técnica, con la intención de tumbar a Sánchez y formar un Gobierno de transición con el único objetivo de convocar comicios anticipados. Pero C's no podía impulsar solo la iniciativa, ya que el artículo 33.4 del Estatuto obliga a que la presente al menos el 15% de los parlamentarios de la Asamblea: siete de los 45 totales.

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, el pasado 21 de marzo en Molina de Segura. (EFE)
El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, el pasado 21 de marzo en Molina de Segura. (EFE)


Pero el Estatuto de Murcia impone que la Región se rija por el calendario general de las autonómicas: aunque hubiera elecciones ahora, las habría también en 2019. Por eso los socialistas consideran "un disparate" acudir ahora a las urnas, tanto por el coste —unos cuatro millones de euros— como por el trastorno a los ciudadanos, "a los que se traslada un problema que tiene solo Pedro Antonio Sánchez, al renunciar a abandonar su cargo", en palabras de uno de los dirigentes que integra el comité negociador designado por Tovar.

Podemos apoyará la moción

Desde Podemos, Pablo Iglesias daba luz verde a la moción al asegurar, en una entrevista en 'Más de uno' de Onda Cero, que "tiene que haber un Gobierno alternativo". De hecho, explicó que tenían que ser los socialistas lo que presentaran dicha moción ya que son la segunda fuerza política y la primera de la oposición.

Ciudadanos se niega a apoyar una moción para cambiar al Gobierno, porque quiere elecciones, lo que anticipa el fracaso de la iniciativa

Ciudadanos, por su parte, se mantiene en sus trece. Miguel Sánchez, el portavoz regional, confirmó este viernes que la moción socialista no será apoyada por su partido si no es para convocar unos comicios autonómicos, así que la pelota no está en el tejado de los naranjas, sino en el de Tovar, "que tiene que elegir entre un presidente imputado o unas elecciones". "Si el PSOE quiere darle voz a los murcianos, apoyaremos esa moción, pero no para formar componendas. Nos encontramos atrapados los murcianos entre dos personalidades que creen que son imprescindibles, con egos superlativos", remarcó el dirigente desde la localidad de Beniel, informa Efe.

Miguel Sánchez, portavoz de C's en Murcia, el pasado 8 de marzo, tras una reunión con Rafa González Tovar. (EFE)
Miguel Sánchez, portavoz de C's en Murcia, el pasado 8 de marzo, tras una reunión con Rafa González Tovar. (EFE)

Así las cosas, C's insiste en su moción "instrumental", pero no estará en ninguna operación para que el Gobierno mude de color, porque no está "para intercambiar sillas o cromos, como hace la vieja política". Por eso volvió a conminar al PP murciano a que promueva la investidura de otro presidente. Y a Tovar le reprochó que quiera "ser presidente a toda costa", por lo que le demandó "que sea generoso y ponga por encima de sus intereses a los de la Región". "Los murcianos no votaron ni de cerca que Tovar, que cosechó los peores resultados del PSOE en la Región, sea presidente", ha señalado, por lo que "no puede serlo por la puerta de atrás". "La comunidad está sin gobernar, el presidente es un rey desnudo y aún no lo sabe. Un presidente en huida hacia adelante, sin apoyo de la Cámara", concluyó.

En la misma línea abundó el presidente de C's, Albert Rivera. "El PP prefiere proteger al imputado Sánchez y el PSOE quiere pillar sillas. Espero que estén a la altura y permitan que voten los murcianos", dijo en Twitter.

Presión a Rivera

La moción de censura deberá ser debatida en el Parlamento regional a partir del quinto día desde su admisión a trámite por la Mesa de la Asamblea, que se reúne los lunes. Pero todo hace indicar que se tramitará con agilidad, ya que la oposición controla el órgano de gobierno de la Cámara, que preside la socialista Rosa Peñalver: PSOE, Ciudadanos y Podemos tienen un representante cada uno, por dos del PP. Los populares podrían frenar el procedimiento, no obstante, si atrae a la formación naranja. Quien fijará el día del pleno será la Junta de Portavoces, donde de nuevo la oposición tiene mayoría. Si se cumplen los plazos reglamentarios, la iniciativa se podría debatir a partir del 3 de abril.

Los socialistas basan su moción en dos motivos. La primera, la responsabilidad política y el cumplimiento del artículo 54 de la Ley de Transparencia regional, que señala que en el momento en que un cargo público electo esté imputado por delitos de corrupción, "entenderá que su permanencia" en el puesto es "incompatible con la confianza que se debe trasladar a la ciudadanía sobre la vigencia de los principios éticos y con la obligación de preservar el prestigio de las instituciones". Sánchez, investigado por las presuntas irregularidades cometidas en la "adjudicación, tramitación y recepción de las obras de construcción del Teatro-Auditorio de Puerto Lumbreras", localidad de la que él era alcalde, "falta a la palabra dada, incumple lo que firma [de su pacto con Ciudadanos] y quiebra el principio democrático". "Un paso más en el desprecio a las instituciones democráticas, en una huida hacia delante, para no asumir ninguna responsabilidad política".

La gestora estaba al tanto del paso del PSOE de Murcia y comparte que hace falta "un cambio de partido" en la Región, no un "cambio de caras"

La segunda razón que da el PSOE es la "estabilidad política, crédito de las instituciones, ejemplaridad y ética pública". El partido acusa a Tovar de "atrincherarse en el cargo a toda costa, haciendo un uso interesado del aforamiento y arrastrando a la Región de Murcia a una situación límite insostenible" que produce "inestabilidad", echa por tierra la "reputación" de la comunidad y "mina el crédito de las instituciones democráticas". "Esta Región necesita un Gobierno que gobierne, manifiestamente defensor de la ética pública, que sea capaz de generar una esperanza social en nuestro futuro como región y ponga en marcha la superación de la indolencia, la ineficacia y el descrédito ético que este Gobierno ha creado".

Mario Jiménez, el pasado 3 de marzo en Cartagena de Indias, Colombia, en el congreso de la Internacional Socialista. (EFE)
Mario Jiménez, el pasado 3 de marzo en Cartagena de Indias, Colombia, en el congreso de la Internacional Socialista. (EFE)


El paso dado por los socialistas murcianos fue comunicado previamente a Javier Fernández y al número dos de la gestora, el andaluz Mario Jiménez, los dos dirigentes que han seguido de cerca las conversaciones desde Madrid. La cúpula interina, a preguntas de este diario, subraya que la presentación de la moción "es una decisión del comité regional", que dio carta blanca a Tovar.

"La gestora comparte con la dirección del partido en Murcia que hace falta un cambio político en la Región que no pasa por un cambio de caras [en el PP], sino por un cambio del partido en el Gobierno. La pelota está ahora en el tejado de Ciudadanos, que tiene que aclararse", indicaron fuentes oficiales de Ferraz. Con más ahínco expresó su apoyo a Tovar, a través de Twitter, Pedro Sánchez.

El PSOE presenta una moción de censura contra el presidente de Murcia

Tovar, en rueda de prensa, lució el "respaldo absoluto" de la cúpula federal, y emplazó a C's y a Podemos a que apoyen su propuesta, la "única solución" para desalojar a un presidente "bajo sospecha y no digno de serlo" y un PP "enrocado sobre sí mismo, y para "limpiar" el Gobierno regional y acabar con una situación que desprende "mucho hedor". "Quienes quieran resolver la crisis y limpiar la vida pública en la Región de Murcia estarán en esta moción", apúntó, apremiando a las dos formaciones emergentes a "ponerse ante el espejo" y decidir si quieren un Gobierno "honrado".

"No se pueden poner más excusas"

A la vista de los posicionamientos de los partidos, la moción del PSOE está abocada al fracaso. Aun así, los de González Tovar no tiran la toalla. Ayer respondieron a Podemos y Ciudadanos con un documento de cinco páginas [aquí en PDF] en el que extractaban las materias en las que las tres formaciones de la oposición podían estar de acuerdo. Y siguen abiertos a cualquier formulación de Gobierno, descartado un tripartito. Confían en que el periodo que se abre ahora hasta el debate en pleno de su iniciativa sirva para ir acercando posturas.

Los de Tovar estaban convencidos de que había que tomar la iniciativa, aunque se pierda, para responder a sus votantes y militantes

"Pero debíamos presentarla, aunque perdamos finalmente. Nos lo reclaman nuestros militantes y nuestros votantes", observa un miembro de la ejecutiva autonómica. El PSOE murciano recuerda que también Guillermo Fernández Vara presentó una moción en Extremadura en mayo de 2014 aun a sabiendas de que sería derrotado, pero con ello quería retratar a IU —la fuerza que dejó paso al PP tras las autonómicas de 2011—, y al año siguiente venció en las elecciones, gracias a las que hoy es presidente de la Junta. El PSOE murciano, en cambio, sigue cosechando derrotas consecutivas en las urnas.

El PSRM perseverará "hasta la votación final" para conseguir los apoyos que le hacen falta, según prometió Tovar. "Lo hacemos desde la coherencia, la responsabilidad y la preocupación profunda por los acontecimientos de la Región", justificó el secretario autonómico. "Si no queremos regenerar, ya no podremos poner más excusas. Vamos en serio", añadió, confesando que se encuentra con "el mismo ánimo" que tenía al inicio de la crisis y con una "enorme responsabilidad" ante una moción que define como "constructiva y política", informa Efe.

El PSOE presenta una moción de censura contra el presidente de Murcia

La portavoz del Gobierno autonómico, Noelia Arroyo, presionó también a C's, pero para que elija entre hacer presidente a Tovar y formar parte de un Ejecutivo "tripartito" junto a Podemos o esperar a que la justicia resuelva el caso Auditorio. En la misma línea, el portavoz del Gabinete de Mariano Rajoy, el ministro Íñigo Méndez de Vigo, pidió a los partidos de la oposición no caer en la "precipitación y las prisas" y aguardar a que el juez decida si imputa o no formalmente al presidente.

Con el movimiento del PSOE, se impide que Pedro Antonio Sánchez pueda disolver la Cámara y convocar elecciones. Solo podrá hacerlo una vez se haya tramitado la moción de censura liderada por Tovar. Tampoco podrá solicitar una cuestión de confianza en este periodo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios