mensajes positivos del departamento de estADO

El equipo de Trump agiliza el plácet para el nombramiento de Morenés como embajador

Pedro Morenés es el único ministro del anterior Gobierno de Rajoy que sigue en expectativa de destino, y cobra desde diciembre pasado indemnización como exmiembro del Ejecutivo

Foto: Fotografía de archivo del exministro de Defensa Pedro Morenés. (EFE)
Fotografía de archivo del exministro de Defensa Pedro Morenés. (EFE)

El Gobierno ha recibido mensajes positivos de la Administración de Donald Trump (Departamento de Estado) en los últimos días sobre la solicitud del plácet para que el exministro de Defensa Pedro Morenés pueda ser nombrado embajador del Reino de España en Estados Unidos en pocas semanas, incluso antes de lo habitual en estos casos. En fuentes diplomáticas y del PP, aseguran que las gestiones siguen su curso pese a los cambios que ha traído al servicio diplomático estadounidense el aterrizaje el pasado 1 de febrero como secretario de Estado de Rex Tillerson, director ejecutivo de Exon Mobil hasta que Trump le fichó para el cargo.

El Ejecutivo tuvo que esperar a la toma de posesión del nuevo presidente de los Estados Unidos, celebrada el 20 de enero, para pedir días después el plácet para Morenés. Pero una vez encajados los relevos en los principales puestos del Departamento de Estado, es probable que no se agoten ni los dos meses de rigor que suele tardar ese tipo de permisos.

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson. (EFE)
El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson. (EFE)

"Van muy bien", insisten sin más explicaciones en los citados medios populares sobre los trámites en marcha, confiados en cerrar el aval para el nombramiento en dos o tres semanas y que el Consejo de Ministros lo pueda hacer efectivo antes de que termine marzo. En el Ministerio de Asuntos Exteriores, se atienen a la formalidad de no informar ni sobre la fecha exacta de la petición del plácet por deferencia ante el Departamento de Estado estadounidense.

En La Moncloa están satisfechos con los primeros pasos que han dado en la relación con el equipo de Trump, pese a los equívocos de la conversación telefónica que mantuvieron Rajoy y el presidente estadounidense, al menos en el ámbito de la política nacional.

Ramón Gil-Casares, el actual embajador en Washington, con mandato 'caducado' y pendiente de relevo desde hace un año, lleva al frente de la delegación española desde el 13 de abril de 2012, dos meses después de que el Gobierno pidiera el plácet para su nombramiento. Pese a la estabilidad de la Administración de Barack Obama en esas fechas y las buenas relaciones entre ambos ejecutivos, el proceso se alargó 60 días justos.

El embajador de España en Washington, Ramón Gil-Casares. (EFE)
El embajador de España en Washington, Ramón Gil-Casares. (EFE)

Morenés es el único ministro saliente del anterior Gobierno de Rajoy que sigue en expectativa de destino. Los extitulares de Asuntos Exteriores e Interior, José Manuel García-Margallo y Jorge Fernández Díaz, tienen escaño y presidencia de comisión en el Congreso, pero el exministro de Defensa no es militante del PP ni concurrió en las listas electorales el 26-J.

Después de formar en noviembre el nuevo gabinete en el que María Dolores de Cospedal entró en la cartera de Defensa, Rajoy propuso a Morenés el destino de embajador en Washington. A la espera de que se sustancie la oferta, desde diciembre pasado el exministro percibe la indemnización que le corresponde como tal, 4.644 euros brutos mensuales, pues no puede volverse a la empresa privada por las incompatibilidades contraídas como miembro del Consejo de Ministros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios