CRISIS DE LOS SOCIALISTAS

Sánchez muestra su "gratitud" a sus afines por postularle pero sigue sin decir qué hará

El exlíder lanza un tuit como respuesta a la reunión de sus partidarios ayer en Madrid, en la que le pidieron que diera el paso y lanzaron un manifiesto de apoyo, pero no da pistas de su futuro

Foto: Pedro Sánchez, rodeado de simpatizantes socialistas el pasado 26 de noviembre en Sueca, Valencia. (EFE)
Pedro Sánchez, rodeado de simpatizantes socialistas el pasado 26 de noviembre en Sueca, Valencia. (EFE)

Otra vez un mensaje político comprendido en un tuit. Pedro Sánchez, desde que dejó su escaño el 29 de octubre, no tiene otra tribuna frecuente que las redes sociales, y son estas las que empleó este miércoles para responder al emplazamiento de sus partidarios a que dé el paso porque es el "mejor" candidato para liderar de nuevo el PSOE. El ex secretario general les muestra su "gratitud inmensa", pero sigue sin desvelar si competirá por recuperar el trono del partido.

Sus afines, los mismos que impulsaron el encuentro de este martes en un edificio de oficinas en la calle de Serrano, en Madrid, esperaban un "gesto" de cariño. No tanto que anunciara su candidatura, porque sus colaboradores de confianza entienden que eso sería prematuro, ya que aún no se conoce el calendario del 39º Congreso —se aprobará en el comité federal del 14 de enero— ni las reglas de juego. Pero al menos deseaban que replicara con una muestra de afecto, que les correspondiera y agradeciera el mensaje de que la militancia (o al menos parte de ella) sigue respaldándole, pese a que algunos de los barones que antes le sostenían han pegado la espantada y creen mejores otras opciones, caso del vasco Patxi López. Ese "gesto" es el que está escrito en este tuit, en el que expresa la "gratitud inmensa" por la confianza de sus afines y en el que proclama su coincidencia con una de las banderas del manifiesto lanzado por ellos: la "recuperación del PSOE" y de la "identidad como socialistas". Sus compañeros retuitearon su mensaje y le cumplimentaron por su "compromiso".

Los interlocutores de Sánchez insisten en que no ha deshojado aún la margarita, que no tiene tomada una decisión. Cuentan que sí acusó la deserción de los que antes eran sus fieles, que se sentía "dolido" y "decepcionado" por su "traición" —le sentó mal, por ejemplo, la llamada de la jefa del PSE, Idoia Mendia, comunicándole la posición colegiada de varios barones para hacerle ver que no creían que debiera dar el paso—, pero añaden que en los últimos días sí se sentía más "animado". Ayer mismo, cuando acabó la reunión de sus partidarios en la capital, el ex secretario general —fuera de Madrid por unos días— llamó a uno de los portavoces, el valenciano José Luis Ábalos, para preguntarle cómo había ido el encuentro y, de nuevo, no mostró "mala disposición" en su charla con él. Él le trasladó la petición de los reunidos de que no desprecie los apoyos y Sánchez le respondió que no lo hace. Este miércoles, Ábalos se dijo convencido de que el exjefe de Ferraz "no ha renunciado" y sigue barajando lanzarse a la carrera.

Sánchez tiene que tomar una decisión muy complicada. Por un lado, es consciente de que le han abandonado algunos barones autonómicos. El caso más paradigmático es el riojano César Luena, quien fuera su número dos. También sabe que estos consideran más pertinente presentar otro candidato contra Díaz —la aspirante con la que ya todos cuentan—. Y ha podido ver cómo sus discípulos más fieles rechazan otra alternativa que no pase por él mismo, al menos por ahora. Es decir, que se expone a tener enfrente no solo a Díaz, sino a otro aspirante empujado por la otra parte del sector crítico. Los sanchistas recelan de Patxi López porque creen que al final puede verse tentado a pactar con la presidenta andaluza en aras del consenso y para evitar una fractura mayor del partido.

Los diputados nacionales José Luis Ábalos y Adriana Lastra, junto con el alcalde de Dos Hermanas, Quico Toscano, este martes en la presentación del manifiesto a favor de la candidatura de Pedro Sánchez. (EFE)
Los diputados nacionales José Luis Ábalos y Adriana Lastra, junto con el alcalde de Dos Hermanas, Quico Toscano, este martes en la presentación del manifiesto a favor de la candidatura de Pedro Sánchez. (EFE)

Así lo explicitó este miércoles uno de los promotores del 'manifiesto de los 68', el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), Quico Toscano. Repitió que "solo Sánchez podrá confrontar legítimamente" con Susana Díaz si esta da el paso. "No veo que Patxi López llegue a la militancia con la convicción con la que llega Pedro Sánchez", añadió en Onda Cero, mostrando además su convicción de que el exlíder competirá. El diputado guipuzcoano Odón Elorza advirtió por su parte que una tercera vía, entendida como una candidatura alternativa a la de Díaz y Sánchez, solo "conlleva la exclusión" del exlíder socialista.

La vuelta a la primera línea de Sánchez polariza el debate: sus afines cargan contra Patxi López, al que también descarta el susanista Abel Caballero

Contra López cargaron también dirigentes del otro bando, del susanista. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, le descartó como candidato porque fue parte del proyecto que llevó al PSOE "a este mal resultado", ya que integró la ejecutiva de Sánchez. Aunque es un "gran político" por el que tiene "un gran respeto", cree que el camino del partido "debe trazarse con personas nuevas". El regidor defendió a Díaz: la considera una "magnífica" aspirante por su "trayectoria de éxitos políticos". Al exlíder le pidió que dé "un paso al lado" porque su tiempo ya "pasó".

Lo cierto es que el ex secretario general ha mantenido un perfil bajo desde su marcha del Congreso. Solo ha protagonizado dos encuentros con militantes. El 26 de noviembre, en Xirivella y Sueca, Valencia, y el pasado 10 de diciembre, en la localidad de San Martín del Rey Aurelio, en el corazón minero de Asturias. Se desconoce cuál será el siguiente acto, y si tendrá lugar antes del decisivo comité federal del 14 de enero, la fecha que los suyos ponen en rojo para que desvele su futuro.

Un sueldo público de 2.813,87 euros brutos por cuatro meses

Este 28 de diciembre el Congreso publicó en su Portal de la Transparencia la indemnización por cese que le corresponde a Pedro Sánchez [aquí en PDF] tras el abandono de su escaño, el pasado 29 de octubre. Asciende a 2.813,87 euros brutos mensuales, por un periodo total de cuatro meses. 

La Cámara Baja indica que la concesión de la ayuda se resolvió el 29 de noviembre, por lo que le quedan aún tres mensualidades por cobrar

La cuantía de la indemnización por cese es el equivalente de una mensualidad de la asignación constitucional (el salario base de un diputado raso, que en 2016 ascendía a esos 2.813,87 euros brutos) por cada año de mandato parlamentario en las Cortes Generales o fracción superior a seis meses, y hasta un límite máximo de 24 mensualidades. El cobro de este dinero es incompatible con la percepción de cualquier retribución, sueldo, salario, pensión, dieta, indemnización o percepción de cualquier naturaleza, sea de carácter público o privado, informa Efe. Además, el pago de la indemnización se suspende si el perceptor adquiere de nuevo la condición de miembro de las Cortes Generales. 

Actualmente, 11 exdiputados cobran la indemnización por cese: diez de la X Legislatura (2011-2015), entre ellos la veterana Isabel Lòpez i Chamosa (PSC) o el secretario general del PCE, José Luis Centella, y uno de la XI Legislatura (enero-mayo de 2016), el socialista alicantino Herick Campos

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios