DEBATE INTERNO SOBRE EL FUTURO DE PODEMOS

Errejón no descarta un acuerdo con Iglesias previo a Vistalegre, pero pone líneas rojas

El número dos de Podemos pide al secretario general que ponga "sus ideas encima de la mesa con honestidad" como premisa previa para buscar un pacto entre sectores antes del congreso

Foto: El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón (c), junto los diputados baleares Juan Pedro Yllanes (d) y Mae de la Concha (i), durante un coloquio organizado por Podem Illes Balears este sábado. (EFE)
El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón (c), junto los diputados baleares Juan Pedro Yllanes (d) y Mae de la Concha (i), durante un coloquio organizado por Podem Illes Balears este sábado. (EFE)

El debate interno en Podemos sobre la hoja de ruta que debe salir de su próximo congreso estatal, el denominado Vistalegre II que se celebrará del 10 al 12 de febrero, ha alimentado la confrontación entre el sector errejonista y el pablista, pero el número dos del partido no descarta poder llegar a un acuerdo previo. Para Íñigo Errejón, las diferencias entre el proyecto que el mismo encabeza y el del secretario general Pablo Iglesias "no son insalvables". En esta línea no ha descartado que se pueda llegar a acuerdos previos, recogiendo así el guante lanzado por Iglesias en una 'carta abierta a Íñigo', en la que apostaba por un "Podemos en el que tú puedas trabajar a mi lado y no frente a mí".

Al igual que el secretario general en su carta abierta, el número dos del partido ha priorizado la defensa de su proyecto político y estratégico a la búsqueda de acuerdos. Errejón no está dispuesto a renunciar a una serie de líneas rojas o principios "irrenunciables", que ha resumido en "democratizar, desconcentrar, federalizar y feminizar" la organización, que además debería "mirar más hacia afuera y hablarle a los españoles que hacerlo sobre sí misma". Asimismo ha apuntado este mediodía en conversación con los medios de comunicación en el Congreso de los Diputados que Podemos debe siguir siendo "un instrumento para ganar y no para resistir". Esta última prioridad choca con un elemento básico de las tesis de Iglesias, pese a etiquetarlo como una simple "resistencia", y es que el secretario general fundamenta su hoja de ruta para los tres próximos años en una oposición más centrada en la calle que en las instituciones y en "cavar trincheras" con la sociedad civil.

El margen para el entendimiento previo al congreso que marcará el futuro del partido durante los próximos tres años, así como la nueva ejecutiva que dirigirá su rumbo, se ha reducido durante los últimos días con la toma de posiciones en torno a manifiestos, a pesar de no descartarse nada. El propio Errejón establecía como "premisa previa" para alcanzar un acuerdo con Pablo Iglesias que le hiciese renunciar a dar la batalla en Vistalegre II "que cada uno ponga con honestidad sus ideas encima de la mesa". La votación por separado de las resoluciones políticas y de las listas a cargos orgánicos es una máxima a la que no está dispuesto a renunciar. Sus afines defienden que es la única manera de evitar que Vistalegre II se convierta en un plebiscito sobre el liderazgo de Pablo Iglesias y de que, en palabras de Errejón, "no se opaque el debate político".

El líder de la formación no está dispuesto a asumir esta doble votación, al considerar que "las personas no pueden desvincularse de sus ideas". Su propuesta para el reférendum entre las bases, que se celebrará del 18 al 20 de diciembre sobre el sistema de votación, la redactará el secretario de Organización, Pablo Echenique, y hará hincapié en que el sistema de elección sea más proporcional, pero sin separar las votaciones. Echenique ha recordado que "de los 29 procesos autonómicos que hemos tenido en Podemos, en 28 se votaron documentos y candidaturas conjuntamente" y hasta ahora "no se oyeron grandes quejas respecto de la ausencia de un debate de ideas en estos 28 procesos". Es por ello que este domingo afirmaba que, "estando completamente de acuerdo con la necesidad de que tengamos ese debate de ideas lo más puro y enriquecedor posible, discrepo en que la votación separada sea el único mecanismo que lo garantice".

El sector de Anticapitalistas, que encabezan el eurodiputado Miguel Urbán y la coordinadora en Andalucía Teresa Rodríguez, defenderá una propuesta para la consulta basada en el método de votación Dowdall, una modalidad utilizada en los procesos municipalistas como Ahora Madrid o las mareas en Galicia. Este sistema trata de conjugar la proporcionalidad con las listas abiertas y desbloqueadas, lo que en principio casa con las aspiraciones del sector errejonista. Una sintonía que no han escondido adhiriéndose a su manifiesto e incluso participando este sábado en su presentación oficial, y que va más allá, no solo respecto al sistema de votación para primarias, sino también sobre el modelo organizativo para Podemos. Esto es, como explicaba el responsable de discurso y referente del sector errejonista, Jorge Moruno, restar poder a la secretaría general e implantar portavocías corales.

Cualquier inscrito en Podemos podrá realizar propuestas para someter a consulta hasta este viernes, cuando se cerrará el plazo de redacción y transacción. El viernes se publicarán las propuestas definitivas y desde el domingo hasta el martes de la próxima semana se podrán votar. La propuesta oficialistas que redactará Echenique llevará el aval de Pablo Iglesias, mientras que el sector errejonista todavía está valorando si adherirse a la que realicen los anticapitalistas o confeccionar una propia, "avanzada en términos de democracia interna", según señalan fuentes próximas al secretario Político, si finalmente éstos descartan votar por separado las resoluciones políticas y las candidaturas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios