FRENTE COMÚN PARA EL SISTEMA DE VOTACIÓN

Errejón hace pinza frente a Iglesias con los 'anticapis' de Urbán y Teresa Rodríguez

Las principales caras visibles del sector errejonista se adhieren al manifiesto lanzado por Anticapitalistas y se sumarán a su propuesta sobre el método de votación frente al de Iglesias

Foto: Iñigo Errejón y la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, en el acto central de homenaje a J. Luis Serrano con motivo del Día de Andalucía. (EFE)
Iñigo Errejón y la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, en el acto central de homenaje a J. Luis Serrano con motivo del Día de Andalucía. (EFE)

El sector afín a Íñigo Errejón en Podemos pretende sumar sus fuerzas a la propuesta que realicen los anticapitalistas para el sistema de votación en la próxima asamblea estatal del partido, el conocido como congreso de Vistalegre II, que se someterá a referéndum entre la bases. En la metodología del congreso se juegan su futuro los distintos sectores del partido. Pablo Iglesias quiere que se voten en un mismo paquete las resoluciones políticas y las candidaturas a los órganos de decisión, mientras que los errejonistas reclaman hacerlo por separado y con listas abiertas para evitar que el congreso se convierta en lo que denominan un plebiscito sobre el secretario general. Es decir, que ratificar su liderazgo al frente de Podemos no implique obligatoriamente apoyar su hoja de ruta política y el 100% del equipo que lo acompaña.

La corriente anticapitalista, que encabezan la coordinadora andaluza Teresa Rodríguez y el eurodiputado Miguel Urbán, hará este sábado en Madrid la puesta de largo de su proyecto político para Vistalegre II, que en términos generales coincide con el de Pablo Iglesias hasta el punto de que tienen previsto confluir como ya sucedió en el proceso madrileño. Sin embargo, difieren en el sistema de votación, con una propuesta más cercana a lo que ahora exigen los errejonistas (listas abiertas y votación por separado de caras e ideas).

Se trata del denominado recuento Borda, mucho más proporcional al tratarse de un sistema de recuento similar al de Eurovisión y que permite votar a candidatos de diferentes listas. La corriente liderada por el número dos se adherirá a esta propuesta, si finalmente se ratifica este sábado en la asamblea de anticapitalistas previa al acto público, como está previsto, y pedirán el voto para ella en la consulta que se realizará del 18 al 20 de diciembre. De este modo no tendrán que presentar propuesta propia contra la que defenderá Pablo Iglesias.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en Vistalegre. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en Vistalegre. (EFE)

Las principales caras visibles de la corriente errejonista defienden que este sistema de votación es compatible con su apuesta por una mayor “proporcionalidad y espacios para la existencia de minorías sin catalogar los distintos proyectos como 'corrientes'” y que priorice los proyectos sobre los nombres, “porque las caras son importantes, pero es más importante ir más allá de las caras”. Coinciden también en exigir “más democracia y menos plebiscito”, en la línea de que la mejor forma de garantizar la unidad en la diversidad, la coherencia y el mandato colectivo es asumir que el debate político está por encima de las personas concretas separando las votaciones.

El acercamiento entre estos dos sectores con proyectos políticos de fondo distantes y que han chocado entre sí desde la fundación del partido es un movimiento más táctico que estratégico. Por un lado les permite sumar fuerzas para tumbar el diseño metodológico del congreso que pretende implantar Iglesias y, por otro, les permite identificarse con el modelo más participativo e inclusivo de los propuestos, siguiendo así la esencia fundacional que reivindican. Aun perdiendo en el referéndum, colocarán a Iglesias en una difícil tesitura al defender en solitario una propuesta sin apenas consenso.

Los principales referentes del sector errejonista han sumado sus firmas al manifiesto de Anticapitalistas horas antes de su presentación oficial en Madrid

Esta suerte de pinza provocada desde el sector errejonista ya se está visibilizando con un giro de guion protagonizado por algunos referentes de este sector. Los diputados en el Congreso Eduardo Maura y Ángela Rodríguez, el responsable de discurso Jorge Moruno o los diputados en Madrid, Pablo Padilla, Clara Serra y Eduardo Rubiño; y Cataluña, Jéssica Albiach, han decidido sumar sus firmas al manifiesto de los anticapitalistas, horas antes de su presentación formal. “No hace falta estar de acuerdo en todo para coincidir en lo fundamental”, explican para justificar este giro de guion que rompe con todas las etiquetas y posicionamientos preconcebidos. Un giro de guion que también les sirve para tratar de desprenderse de la etiqueta de “moderados” que les colocó el propio Iglesias.

El manifiesto lanzado este viernes por más de 300 cargos públicos y orgánicos afines a Errejón guarda coincidencias en cuestiones generalistas con el otro manifiesto que previamente habían suscrito desde anticapitalistas. Ambos insisten, según sostienen, en profundizar la calidad democrática dentro de la organización, y avanzar hacia un Podemos feminista, federal y plurinacional. Con todo, otras cuestiones esenciales que remarca el manifiesto 'Por una marea del cambio, por un Podemos en movimiento', como es la construcción de un partido-movimiento y el apuntalamiento de la unidad popular, con una mayor integración orgánica de otras fuerzas del cambio como Izquierda Unida, chocan directamente con el proyecto que encabeza Errejón.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios