MANIFIESTO CONTRA EL PLAN DE VOTACIÓN DEL CONGRESO

300 cargos afines a Errejón se rebelan contra el plan de Iglesias para Vistalegre II

Un manifiesto por los integrantes de las listas errejonistas en los procesos autonómicos de Madrid y Andalucía, marca el inicio de la campaña de este sector para el congreso estatal

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su número dos Íñigo Errejón. (Reuters)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su número dos Íñigo Errejón. (Reuters)

Cientos de firmas entre las que hay desde cargos públicos y orgánicos de Podemos hasta militantes de base se levantaron este viernes en un manifiesto bautizado como 'Recuperar la ilusión' para cargar contra el sistema de votación propuesto por Pablo Iglesias de cara al próximo Vistalegre II. El secretario general Pablo Iglesias pretende que la votación de las propuestas y listas se hagan de forma simultánea y para ello convocó un referéndum entre el 18 y 20 de diciembre, que ha sido tildado como un plebiscito por el sector crítico. Los afines a Íñigo Errejón proponen separar la batalla de las ideas y las caras, para que Vistalegre II no sea "una pelea de gallos", como proponen en el manifiesto, con el objetivo de que la corriente más populista y pretendidamente transversal del número dos no quede aislada de los órganos de dirección tras el congreso de febrero.

El texto, que ha sido impulsado por los integrantes de las listas errejonistas en los procesos autonómicos de primarias de Madrid y Andalucía, es muy claro al respecto: "la Asamblea no debe ser un combate de boxeo, sino una contraposición de ideas. Queremos discutir cómo ganar un país, no retarnos entre nosotros. Vistalegre I tuvo muchos defectos, pero al menos respetó la separación entre ambos debates: no nos podemos permitir tal involución democrática".

300 cargos afines a Errejón se rebelan contra el plan de Iglesias para Vistalegre II

Entre los firmantes se encuentran Rita Maestre, portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Sergio Pascual, diputado y exsecretario de Organización de Podemos, José Manuel López, portavoz en la Asamblea de Madrid, la diputada Tania Sánchez o el responsable de discurso Jorge Moruno, que adelantó en una entrevista con esta diario las claves del proyecto que encabezará Íñigo Errejón.

El líder de la formación dio un giro de guion al proceso congresual el pasado lunes al cortar de raíz la capacidad del sector errejonista para determinar la metodología y diseño de Vistalegre II en el Consejo Ciudadano Estatal (CCE), el órgano de poder en el que cuentan con mayoría de asientos frente al sector pablista y anticapitalista. El número dos y sus afines confiaban en poder decantar a su favor tanto el sistema de elección de los cargos orgánicos como la votación de las resoluciones políticas en la próxima reunión del CCE, convocada para el 17 de diciembre. Los números les daban en caso de que se tuviese que votar a mano alzada, pero el secretario general se ha adelantado asestando un golpe de efecto.

Iglesias echó mano del poder que le otorgan los estatutos para convocar una consulta entre las base. De esta manera, traslada a la militancia una decisión que estaría en manos de los errejonistas. Estos últimos propugnaban un sistema mucho más proporcional, con correcciones que permitiesen tener pesos similares a los diferentes sectores.

El sistema que defienden los afines al secretario Político es el mismo se empleó en la asamblea autonómica de Madrid y que benefició a este sector, al votar por separado las resoluciones políticas de las listas para ocupar cargos orgánicos. Entonces lograron imponer su hoja de ruta organizativa en la votación de documentos, aunque su candidata, Rita Maestre, perdió en la votación de listas frente a Ramón Espinar. Sus prioridades de cara al cónclave del partido que tendrá lugar del 10 al 12 de febrero se resumen en cuatro premisas: "votar primero las propuestas y luego quiénes nos representan"; una "mayor proporcionalidad"; la creación de una "comisión de garantias independiente" y un "censo abierto a la participación" que impulse las inscripciones, en lugar de cerrarlas coincidiendo con la convocatoria del congreso, como es habitual en estos procesos.

Con este manifiesto, además de reagruparse entorno a una incipiente candidatura para dar la batalla en las primarias para el Consejo Ciudadano Estatal, pues de momento está descartado hacer lo propio para la secretaría general, los errejonistas intentan evitar la lógica de que si la militancia quiere votar a Pablo Iglesias para que siga al frente de la secretaría general deba aceptar asimismo su hoja de ruta política. Sin embargo, el secretario general y el de Organización, Pablo Echenique, defienden que las listas solo pueden estar vinculadas a proyectos políticos, por lo que a su entender no tiene justificación votar por separado.

La debilitada posición negociadora del sector errejonista para pactar una lista conjunta que haga juicio a lo que consideran su peso real dentro de la formación, así como la supuesta falta de predisposición de la que acusan al líder del partido, los ha llevado a pasar al plan B. La primera opción era tanto lograr una síntesis política entre ambos sectores como un reparto equitativo de puestos en la ejecutiva antes de Vistalegre II. Ante la aparente imposibilidad de pactar cuotas de poder en el seno de la dirección, el número dos pretende salvar la presencia de sus mejores peones en el CCE que salga del próximo congreso. Todos ellos aprecen entre los primeros 300 firmantes que han elaborado e impulsado este manifiesto. La campaña del sector errojonista ha arrancado de manera oficial.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios