CRISIS EN LA CASA SOCIALISTA

Hernando: "No van a escuchar de mi boca ningún reproche hacia Sánchez. Jamás"

El portavoz socialista no devuelve las críticas que el exlíder del PSOE vertió contra él en 'Salvados'. Reconoce que se equivocó al hacer de la abstención una cuestión "ideológica" e incluso "ética"

Foto: Antonio Hernando llega a la Junta de Portavoces del Congreso con su número dos, Miguel Ángel Heredia, este 8 de noviembre. (EFE)
Antonio Hernando llega a la Junta de Portavoces del Congreso con su número dos, Miguel Ángel Heredia, este 8 de noviembre. (EFE)

Antonio Hernando sabía que, después de semanas sin dar la cara ante los medios, resguardándose de la tempestad y somatizando en su propia piel el viraje del no a Mariano Rajoy a la abstención, habría mucha expectación con sus primeras palabras. Sobre todo después de que Pedro Sánchez dijera que se había llevado una "decepción personal" con él y que le daba hasta "lástima" que hubiera aceptado continuar como portavoz del Grupo Socialista en el Congreso a petición de la gestora. 

Hernando lo sabía, pero este martes dio sobradas muestras de que sigue estando en forma como un hábil comunicador, calibrando cada una de sus palabras. Evitando contestar desde la bilis hacia su exjefe e incluso esbozando una autocrítica por lo ocurrido estos últimos meses. Por lo pronto, no dirigirá ninguna recriminación hacia Sánchez, "jamás", y reconoció que erró al hacer una lectura "ideológica" de la abstención

"Estoy encantado de reencontrarme con ustedes", señaló el portavoz nada más llegar a la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces en el Congreso. Y la primera pregunta, como se esperaba, vino por las opiniones vertidas por el ex secretario general en 'Salvados', en La Sexta, hace semana y media. El dirigente no puso pegas a contestar cuando se le inquirió. Es más, admitió que "conviene" que se conozca su postura. Y la dijo: "No van a escuchar nunca salir de mi boca ningún reproche hacia Pedro Sánchez. Jamás. Tengo mucho respecto y mucha consideración y mucho afecto por Pedro Sánchez, una deuda política importante con él porque consideró [en 2014] que era la persona adecuada para ser portavoz parlamentario y por tanto no van a escuchar, no porque diga en privado cosas que no digo en público, sino porque no saldrán de mi boca". 

Hernando: "No van a escuchar de mi boca ningún reproche hacia Sánchez. Jamás"

"Reconozco que me equivoqué"

También sus compañeros reconocían el "papelón" que había desempeñado en la tribuna de oradores del Congreso en el debate de investidura de Mariano Rajoy, poniendo la cara del giro de 180 grados del partido. Una actitud que los sanchistas le recriminaban, porque había sido el más fiel escudero de Sánchez durante su mandato, el vehemente defensor del "no es no" hasta su caída. Los periodistas le preguntaron por ese "papelón" y de nuevo Hernando dio muestras de que quería salir al paso de los comentarios, de que tenía la respuesta preparada, y de hecho se extrañó que la prensa no le hubiera insistido antes y le hubiera arreado más con la hemeroteca a lo largo de su comparecencia. "Yo he aprendido mucho de este proceso. Y reconozco que me equivoqué en algunas cosas. Por ejemplo, en identificar lo que creo que era una gestión de un resultado electoral complejo [el del 26-J] con un tema ideológico, político y ético. Lo reconozco. A partir de ahí, con la misma fuerza con la que decía que había que votar no decía también que no se podían producir terceras elecciones", sostuvo, en un inédito ejemplo de autocrítica. 

El dirigente subraya que era su "obligación" dar la cara por el giro, porque entiende que hay que estar "a las duras y a las maduras", porque lo primero es el PSOE

Hernando, aunque de forma algo alambicada, estaba diciendo que erró al identificar la gestión del endiablado mapa electoral resultante de las últimas generales con una cuestión ideológica. Eso era lo que defendía Sánchez: que el no a Rajoy era un tema "ideológico", y no táctico, como creían sus detractores. El portavoz siguió ese razonamiento hasta la caída del exlíder. Después ya se cuadró ante la nueva dirección encabezada por Javier Fernández, partiendo de la base de que él mismo había dicho que no era bueno ir a unos nuevos comicios.

Cuando el comité federal del 23 de octubre decidió "democráticamente", enfatizó, que había que girar hacia la abstención, él la defendió, considerando que esa era su "obligación". "Podía no haberlo hecho, podía haber dicho que fuera otra persona la que asumiera esa responsabilidad [de solemnizar en la tribuna el cambio de postura]. En mi cultura está que hay que estar a las duras y las maduras, también cuando las cosas se ponen difíciles. Yo creo, y me lo aplico a mí mismo, que lo primero y lo más importante son las organizaciones y después las personas. No es importante lo que pase con Antonio Hernando, sino lo que pase con el PSOE y lo que haga el PSOE a partir de ahora", apunto, incidiendo en que se sentía "tranquilo, sereno y convencido" de lo que ha hecho. 

Había que leer las palabras de Hernando casi por contraste: al subrayar que es de los dirigentes que creen que hay que anteponer el proyecto a las personas, que toca arrimar el hombro incluso en las coyunturas más complicadas... estaba oponiendo su actitud a la de Sánchez, al que desde dentro se ha acusado de mirar para sí mismo y defender un proyecto personal, no de partido

Habrá enmienda de totalidad a los Presupuestos

El resto de la comparecencia de Hernando pivotó, sobre todo, en torno a los Presupuestos de 2017. El portavoz ya adelantó al PP que casi con toda seguridad su grupo hará lo mismo que con los cinco ejercicios anteriores, presentar una enmienda de devolución de las cuentas, porque ya se ve venir que serán "continuistas" con todas las que ha llevado el Gobierno de Rajoy a las Cortes. 

El portavoz ve "imposible" que los socialistas puedan apoyar las cuentas del Gobierno "ni en su trámite inicial ni en su trámite final"

Si los Presupuestos superan el primer trámite, el debate de totalidad, entonces el PSOE sí intentará que se aprueben enmiendas parciales, negociándolas una a una. Pero también se huele que no será nada fácil. En conclusión, ve "imposible" que los socialistas apoyen el proyecto de ley del Ejecutivo "ni en su trámite inicial ni en su trámite final". Hernando, no obstante, quiso mostrar cierta cautela porque antes quiere ver qué cuentas elabora el Gobierno. "Aunque no los conocemos, es evidente que va a ser imposible que los apoyemos porque serán continuistas y antisociales", aseguró, instando al Ejecutivo a que sea él quien se saque las castañas del fuego y busque una mayoría para "levantar el veto" de la oposición a su iniciativa. Y después, ya se verá: "El año pasado presentamos unas 5.000 enmiendas. Si nos las aceptan, a lo mejor podríamos dar la vuelta a los Presupuestos, pero esto no se va a producir", aseveró.

Hernando: "No van a escuchar de mi boca ningún reproche hacia Sánchez. Jamás"

Al PP le bastaría con seducir al PNV

El PSOE aún no ha definido por completo su estrategia de oposición a medio y largo plazo porque aún no se ha producido una reunión entre Hernando y la gestora, pero el partido quiere combinar la mano dura y el rechazo absoluto a las políticas económicas y sociales del PP con la voluntad de tejer grandes acuerdos en materias sensibles. De hecho, en la rueda de prensa de este martes, el portavoz dibujó ese doble escenario. Por un lado, se mostró dispuesto a hablar con el Gobierno y con el resto de grupos un pacto educativo, teniendo en cuenta que su principal reivindicación es derogar la Lomce, como también buscará un pacto social, político e institucional contra la violencia machista.

El PSOE será "duro" para revertir los recortes del PP pero ofrecerá grandes acuerdos, también al Gobierno, en educación, violencia de género o pensiones

Pero en otras cuestiones como los Presupuestos, los socialistas estarán enfrente. ¿Y si el PP utiliza la amenaza de disolución de las Cortes para presionar al PSOE? En la cúpula parlamentaria no están tan convencidos de que Rajoy vaya a convocar elecciones a partir de mayo, porque tendría su coste, y recuerdan que le basta con conseguir 175 votos a sus cuentas (los 137 suyos, más los 32 de C's, los 5 del PNV y la representante de Coalición Canaria), porque si hay empate a 175 escaños, las enmiendas de devolución decaen a la tercera votación, según el reglamento del Congreso. Es decir, que el PP no necesitaría para nada a los socialistas si se agencia el respaldo del PNV. 

Hernando: "No van a escuchar de mi boca ningún reproche hacia Sánchez. Jamás"

Hernando también anunció que el Grupo Socialista traducirá en iniciativas parlamentarias en las próximas semanas todas las medidas que él mismo planteó durante el debate de investidura de Rajoy, a través de proposiciones de ley o no de ley. Entre ellas, una ley de igualdad salarial, otra de muerte digna, un subsidio para los parados mayores de 52 años, el arranque de una nueva fase de diálogo social que suponga la aprobación de otro Estatuto de los Trabajadores y derogue la reforma laboral, la configuración del permiso de paternidad como un derecho autónomo, igual e intransferible al de maternidad, un plan para la creación de empleo o la modificación del artículo 99 de la Constitución para impedir que pueda bloquearse otra vez la formación de Gobierno. 

Los socialistas llevarán a la Cámara las medidas que Hernando desgranó en el debate de investidura, como la reforma constitucional o la ley de igualdad salarial

En definitiva, el PSOE será "duro y combativo para revertir los recortes y las políticas antisociales del PP", pero también tenderá la mano al Gobierno y al resto de grupos para sacar adelante medidas necesarias y en las que es necesario avanzar con consenso, como educación, pensiones o violencia de género, resumen fuentes próximas al portavoz.  

Los siguientes pasos con los díscolos se irán viendo "en los próximos días"

Respecto a los castigos a los 15 diputados díscolos, prefirió ser hermético. Recordó que hay un expediente disciplinario abierto, que se resolverá en los próximos días, de modo que el resto de castigos, como el relevo en portavocías y presidencias de comisión, se irán estudiando.

Persiste la duda de qué pasará con Meritxell Batet y Sofía Hernanz, miembros de la dirección de grupo que votaron no, o qué ocurrirá con la exmagistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles, presidenta de la Comisión de Justicia, o la excomandante del Ejército de Tierra Zaida Cantera, portavoz adjunta de Defensa y vicepresidenta primera de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible.

En principio, se preveía un "reajuste general", aprovechando la previsible reordenación de las comisiones para acoplarlas al nuevo organigrama ministerial. "Lo veremos en los próximos días y lo veremos con la dirección del partido". No concretó más. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios