caso Gürtel

Correa entraba en Génova con la misma tarjeta que la Ejecutiva y sin pasar controles

El cabecilla de la Gürtel ha negado tener relación con José María Aznar y ha señalado que fue Rafael Hernando el que le pidió que contratara a Isabel Jordán para una de sus empresa de la trama

Foto: El presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, durante su declaración este lunes en el macrojuicio por la red de corrupción. (Efe)
El presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, durante su declaración este lunes en el macrojuicio por la red de corrupción. (Efe)

El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha asegurado que accedía a la sede del PP en la calle Génova de Madrid con una "tarjeta especial" similar a la de los miembros de la Ejecutiva del partido que le permitía sortear los controles de entrada y entrar directamente "por el parking".

En respuesta a su abogado que le inquería sobre una de las preguntas formuladas por el abogado del extesorero del PP, Luis Bárcenas, que ha dudado de que pudiera pasar el escáner "con maletines llenos de dinero", ha precisado que contaba con esta acreditación e insinuado que Bárcenas, podía "haberlo olvidado". Ha precisado que todo lo que ha asegurado sobre el extesorero durante su declaración es "cien por cien cierto" y reiterado que no sólo llevaba el dinero a Génova "sino a su casa también". Según ha aclarado el empresario encargado de gestionar con los Ministerios el 3% de comisión por la adjudicación irregular de obra pública no era él sino Plácido Vázquez, para el que la causa se archivó.

También ha negado haber recibido dinero de ninguno de los empresarios acusados en la causa, y asegurado que durante sus primeros meses en prisión sufrió una fuerte depresión. Antes de su declaración ante el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón -ha dicho- le pusieron "en unas catacumbas" sin comer y sin beber y sin ver la luz.

Respecto al reparto en seis partes de los ingresos por la organización de campañas electorales de 2003 y 2004 facturados a través de la empresa Rialgreen ha asegurado que Bárcenas era quien decidía si "compartir con ellos o no". "Unas veces lo hacía y otras muchísimas no compartía, se las quedaba el señor Bárcenas", ha destacado.

Correa entraba en Génova con la misma tarjeta que la Ejecutiva y sin pasar controles

Correa se refería a la confesión formulada este viernes cuando admitió que dividió el 50% de los ingresos obtenidos con el extesorero del PP, Gerardo Galeote, el exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda y exdiputado por Segovia Jesús Merino. Negó entonces que la sexta persona con la que se dividieron los ingresos, identificada en su contabilidad con las siglas PAC, fuera Álvarez Cascos. "No es Paco Cascos", dijo rotundamente y ha apuntado que podía tratarse de él mismo y que cedió esa parte a su presunto número dos, Pablo Crespo.

"Tengo una memoria privilegiada"

Correa ha lanzado un aviso a la sala y ha puesto de manifiesto que no obra en la causa un sólo documento escrito por él a pesar de "todos los millones y millones" acumulados en la instrucción. "Tengo una memoria privilegiada y todo lo tengo en la cabeza", ha señalado. Ha corregido e interrumpido en distintas ocasiones a su abogado lo que incluso ha provocado la intervención del presidente del tribunal, Ángel Hurtado, que ha intentado ordenar esta parte de su declaración.

La sede del PP en Génova. (Google)
La sede del PP en Génova. (Google)

Respecto a las declaraciones efectuadas por el empresario Jacobo Gordon ha precisado que el grupo de empresarios que aportó dinero para una inversión -entre ellos Gordon y él mismo- hizo una inversión a través del que fuera presidente de Sigma Dos Carlos Malo de Molina de este fondo en Panamá. "Hubo un mal uso del fondo", ha concretado y añadido que, como consecuencia de esto, Gordon inició una querella.

"Perdí la pista porque me detuvieron pero parece ser que han seguido en conversaciones con Malo de Molina y está dispuesto a reponer la cantidad que él utilizó para otros menesteres", ha dicho y añadido que cuando recupere su parte, la pondrá "a disposición de esta causa para la responsabilidad civil".

Niega tener relación con Aznar y Cascos

Durante su declaración, Correa ha negado tener algún tipo de relación con el expresidente del Gobierno José María Aznar  y con el exsecretario general del PP Francisco Álvarez Cascos y ha insistido en que su contacto principal con el partido era el extesorero del PP Luis Bárcenas.

"Con el señor Aznar no tengo ninguna relación", ha asegurado Correa ante el tribunal que le juzga, junto a otras 36 personas, por las actividades que realizó la trama entre los años 1999 y 2005. Ha asegurado que conoce al expresidente del Gobierno por los trabajos de organización de eventos y mítines que realizó para el PP. "Él (Aznar) me miraba, yo le miraba, me sonreía y nos saludábamos", ha añadido.

Sin embargo, ha recordado que sí tiene una "buena relación" con su yerno, Alejandro Agag. Aún así, ha destacado que todo contacto con el PP era mediante Bárcenas.

En cuanto a Álvarez Cascos -que declarará como testigo en este juicio a petición de Bárcenas-, ha relatado que le conoció cuando adelantó un viaje a Turquía que tenía programado para el lanzamiento de un coche de Renault con el objetivo de coincidir con el dirigente 'popular' y poder captarle como "cliente". "No he sido íntimo amigo de Paco Cascos, le he visto un par de veces y no he repartido absolutamente con él", ha apuntado.

El expresidente del Gobierno español José María Aznar. (Efe)
El expresidente del Gobierno español José María Aznar. (Efe)

 

Por recomendación de Rafael Hernando

También ha hablado de la empleada de su grupo Isabel Jordán a la que, según ha dicho, contrató por recomendación de un responsable del PP, el actual portavoz del grupo parlamentario 'popular', Rafael Hernando, o "un jefe de prensa" de la formación. "Era una buena profesional", ha dicho y desvelado que en el montaje de los stands de Fitur de Valencia colaboraba como directora de otras de sus empresas en Madrid, Easy Concept. "Ella era la responsable, con mando en plaza", ha destacado.

"¿Con la formación que yo tengo, voy a permitir que alguien gaste 300.000 euros en bolsos si tengo el control?", ha agregado y concretado que no creyó las advertencias sobre su mala praxis y datos sobre su tendencia a incurrir en apropiaciones indebidas que le formuló un antiguo socio al pensar que éste habido intentado algún "acercamiento de otro tipo" y había sido rechazado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios