SI CAIXABAK Y SABADELL NO PAGABAN tres MILLONES

Ausbanc amenazó con probar que la infanta Cristina se gastó en Gucci fondos públicos

Luis Pineda advirtió a CaixaBank y Sabadell de que si no accedían a pagar para salvar a la Infanta en el caso Nóos, utilizaría una prueba que sería definitiva para condenarla por delito fiscal

Foto: Fotografía de archivo de la infanta Cristina en Barcelona. (Gtres)
Fotografía de archivo de la infanta Cristina en Barcelona. (Gtres)

Ausbanc y Manos Limpias amenazaron a CaixaBank y Sabadell con complicar más aún la situación procesal de la infanta Cristina en el caso Nóos si no pagaban los tres millones de euros que les exigieron por retirar la acusación que la sentó en el banquillo. Según fuentes próximas a la investigación, el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, encargado de liderar las conversaciones con las dos entidades financieras, llegó a advertir de que demostrarían que la Infanta había utilizado fondos públicos para realizar gastos personales con la tarjeta de crédito de una de las empresas implicadas en Nóos.

La tarjeta a la que se refería Pineda estaba a nombre de Cristina de Borbón pero pertenecía a Aizoon, la empresa que la Infanta e Iñaki Urdangarin crearon en 2003 y utilizaron a partir de ese momento para desviar a sus cuentas personales mediante presuntas facturas falsas los fondos públicos que captó el Instituto Nóos de diversas administraciones. Cristina de Borbón era propietaria del 50% de Aizoon y recibió retribuciones por valor de 510.000 euros por servicios ficticios. Sin embargo, la defensa de la hermana del Rey siempre ha mantenido que no participó en la actividad de la empresa ni conocía sus movimientos. Asimismo, niega que supiera que Aizoon había defraudado a Hacienda 337.138 euros entre 2007 y 2008, hechos por los que Manos Limpias ha conseguido procesarla por dos delitos fiscales en grado de cooperadora.

Ausbanc amenazó con probar que la infanta Cristina se gastó en Gucci fondos públicos

Pero Ausbanc y Manos Limpias ocultaban supuestamente otras pruebas para reforzar la acusación contra la Infanta. Según fuentes próximas a las pesquisas, Pineda aseguró a CaixaBank y Sabadell que la representante de Manos Limpias en la causa, Virginia López Negrete, estaba en condiciones de demostrar que los gastos de la tarjeta de Aizoon habían sido realizados por la propia Infanta y no por otros empleados de la compañía, como mantiene su defensa. Para probarlo, la abogada de Manos Limpias solicitaría los comprobantes de los pagos efectuados con la tarjeta de crédito para demostrar que habían sido firmados por Cristina de Borbón. También pediría que se tomara declaración a los empleados que vendieron los productos para que la identificaran como autora de las compras.

Diálogo detectado por la UDEF

Las intervenciones telefónicas detectaron una conversación sobre este asunto el pasado 3 de marzo. Pineda reveló en tono chulesco a una persona de su máxima confianza, el portavoz de Manos Limpias, también imputado en el caso, Francisco Javier Castro-Villacañas, que habían detectado una vía para demostrar la implicación de la infanta:

- Luis Pineda. Sí, sí, si la cosa es fácil, joder, claro, hombre, aquí hay un punto débil que tampoco se ha investigado y como no se ha investigado y es Urdangarin, o sea, que yo ya he cogido el aire, macho, a mí no me hace falta más, eh… solo hay una oportunidad de aprovechamiento, una: el uso de la tarjeta.

 - Francisco Javier Castro-Villacañas. Hmm (asiente).

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda (c). (EFE)
El presidente de Ausbanc, Luis Pineda (c). (EFE)

- LP. Si la tarjeta se ha usado, cómo es posible que no estén los tiques con las firmas.

- FJ. Ya, pues no se han pedido, claro, porque no aparecen por ningún lado.

- LP. O se ha traído o la de Gucci, que viniese y dijera ¿a usted quién se lo vendió? Porque Urdangarin ha dicho que a la secretaria, pues yo que sé, mi secretaria es la hace los gastos, si la secretaria mantiene esa postura y no hay más, no hay acusación.

Durante la conversación, Pineda se refirió a esa supuesta prueba decisiva en un sentido distinto al que había utilizado semanas antes para presionar a CaixaBank y Sabadell, cuando Manos Limpias aún tenía margen para solicitar nuevos testigos o diligencias. La conversación registrada por la UDEF se produjo con la vista oral ya comenzada y con un margen de maniobra casi nulo para introducir nuevos elementos en el juicio. De hecho, solo unas horas antes de que se produjera la llamada detectada por los investigadores, López Negrete había preguntado precisamente a Urdangarin de forma insistente sobre el uso de la tarjeta. Las posibilidades de que Ausbanc y Manos Limpias alcanzaran un acuerdo económico para desimputar a la Infanta ya eran casi nulas y la letrada decidió explotar esa línea de acusación.

¿Quién fue a Llongueras?

“Hay gastos, señor Urdangarin, pagados con la Visa en la farmacia Pedralbes, en Caprabo, en supermercados Cha, supermercados Supersol, taberna Paco Mera, seguridad social de los empleados de hogar de Aizoon, El Corte Inglés, Body Shop, Benetton, Camarasa frutas, Mango, Peluquería Llongueras, Decathlon, Eroski, Naturcenter… Mi pregunta es: ¿se realizaban todas estas compras con la Visa cuando no eran objeto social de la mercantil? ¿Por qué?”, comenzó López Negrete.

Ausbanc amenazó con probar que la infanta Cristina se gastó en Gucci fondos públicos

Urdangarin intentó dejar a la Infanta fuera desde la primera respuesta. “L gastos que se podían realizar los he hecho yo. Ya le he dicho que lo consultaba, presentaba los tiques a mi secretaria y se decía el criterio contable. Yo, si tenían que ser asignados a Aizoon o no, pues entiendo que había un criterio contable para hacerlo. Si había algún error en esto, ya he dicho que, por supuesto, estoy dispuesto a arreglar mi error administrativo”. El exduque de Palma mantuvo que su mujer nunca llegó a usar la tarjeta cuando López Negrete le insinuó esa posibilidad. “Mi esposa no ha utilizado la tarjeta. Ella no la tenía físicamente. No pudo utilizarla. Es posible que la usaran otras personas de nuestro entorno”, tuvo que reconocer finalmente Urdangarin para exculpar a su mujer.

Pero López Negrete ya había abierto la vía para acorralar a la Infanta o dejar al menos que la duda se extendiera por la sala de vistas. “¿Me está diciendo usted que cuando va al supermercado Caprabo, que hay que pasar la Visa y firmar, firmaban otras personas con las tarjetas de Aizoon de las que no son titulares?”. “No sé si fue así”, contestó Urdangarin. “Y para ir a todos estos sitios que he dicho, como la peluquería Llongueras, ¿quién utilizó esa tarjeta, si no fue usted o su esposa?”, repreguntó la letrada de Manos Limpias. “Lo desconozco”, respondió Urdangarin, que volvió a plantear la posibilidad de que esa tarjeta fuera utilizada por la secretaria de Aizoon u otras personas de su confianza antes de volver a insistir en que nunca la usó su mujer.

Declaración de la Infanta

Minutos después de la declaración de Urdangarin, llegó el turno de la Infanta, pero esta solo contestó a las preguntas de sus abogados. Como ya había adelantado su marido, aseguró que no llegó a utilizar la tarjeta y que ni siquiera conocía su código pin. Asimismo, declaró que no fue consciente de que se cargaran gastos personales en ese medio de pago. La Infanta no contestó a López Negrete pero esta pudo leer las preguntas que había preparado. Por supuesto, varias de las cuestiones se centraron en el uso de la tarjeta.

Ausbanc amenazó con probar que la infanta Cristina se gastó en Gucci fondos públicos

Seis semanas después de esa sesión, la UDEF detuvo a los máximos responsables de Ausbanc y Manos Limpias por coordinarse presuntamente para extorsionar a bancos, aseguradoras, grandes compañías e instituciones. El instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, utilizó como uno de los elementos de prueba contra Pineda y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, la petición de tres millones de euros a cambio de retirar la acusación contra la hermana del Rey.

Aunque López Negrete introdujo en la vista oral las preguntas sobre la tarjeta de crédito, lo cierto es que nunca se han presentado los comprobantes de esos pagos ni tampoco se ha tomado declaración a los empleados que supuestamente atendieron las compras para preguntarles por la persona que se presentó en sus respectivos negocios. Según han confirmado a El Confidencial fuentes cercanas al caso, Pineda habría logrado alargar las conversaciones con CaixaBank y Sabadell esgrimiendo esos puntos oscuros del caso Nóos como elemento de presión. 

Tras las declaraciones de Urdangarin y la Infanta en la vista oral que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Palma, llegó el turno de la secretaria de Aizoon, Julita Cuquerella, que avaló con su testimonio la estrategia de defensa de sus antiguos jefes, como ha hecho desde el inicio del proceso. Cuquerella aseguró haber utilizado la tarjeta de la Infanta para gastos personales. “Yo no sabía que esa tarjeta era de la infanta Cristina porque ponía Aizoon. Luego sí que ponía Cristina Federica de Borbón y Grecia, pero no fui consciente de que era de la infanta Cristina hasta la cuarta o quinta vez que la usé”, declaró la secretaria. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios