SOLO GABILONDO EN LA CONFERENCIA DEL 'PRESIDENT'

El Gobierno y los grandes partidos dejan solo a Puigdemont en su debut en Madrid

El president protagonizó su primera conferencia en Madrid para advertir al Gobierno -ausente- su hoja de ruta para la independencia, proceso "en el que vamos avanzando"

Carles Puigdemont aterrizó este viernes en Madrid dispuesto a trasladar su hoja de ruta hacia la independencia en su 'debut político' en la capital española ante un público exclusivamente catalán -a excepción del socialista Ángel Gabilondo- que escuchó al 'president' en el Hotel Palace. Los grandes partidos españoles estuvieron ausentes, incluido el Gobierno de la nación, que tampoco estuvo representado. El inquilino del Palau de la Generalitat hizo toda una declaración de intenciones a su llegada: "En mi primera conferencia en Madrid vengo a explicar de forma clara cuál es el momento que estamos viviendo y el propósito que me hizo asumir la presidencia de Cataluña".

Puigdemont aseguró que “el proceso de independencia no preocupa al Estado español, mientras que sí preocupa a muchos españoles”. El 'president' advirtió al Ejecutivo en funciones que “puede transitar este periodo de despreocupación en despreocupación hasta que llegue la preocupación final”. Y llegará, afirmó. “El 27 de septiembre, dos millones de ciudadanos nos pidieron darse de baja” y pese a que “de momento estamos solos”, continuó el exalcalde de Girona, “nos quedamos en la mesa de negociación, no nos vamos a levantar, no estamos parados y vamos avanzando demostrando al mundo nuestra determinación”.

Miembros del Gobierno catalán en el desayuno de Carles Puigdemont en Madrid. (EC)
Miembros del Gobierno catalán en el desayuno de Carles Puigdemont en Madrid. (EC)

El 'president' catalán confirmó sin titubeos los avances del 'procés' y afirmó que si el 27 de junio hay un nuevo Gobierno español será él quien llame para felicitar -“cosa que yo no recibí”- y solicitará una reunión de inmediato “para empezar a hablar de la mejor manera para implementar el encargo que nos formularon los ciudadanos de Cataluña el pasado septiembre”. Puigdemont confirmó que están previstas “dos validaciones democráticas más” antes de declarar la independencia y no vaciló para afirmar que habrá referéndum. 

Si no hay un acuerdo con el Ejecutivo de España -teniendo en cuenta que no confía en una reforma de la Constitución- en un plazo aproximado de un año, Puigdemont convocará nuevas elecciones con carácter constituyente para celebrar la consulta y después declarar la independencia. El 'president' recordó que el plazo inicial hasta finalizar el 'procés' era de 18 meses, "y ya han pasado seis".

‘Pesos pesados’ del Govern catalán como la portavoz Neus Monté o el presidente de la Mesa del Parlament, Lluís Corominas, junto a otros diputados de Junts Pel Sí y senadores catalanes siguieron atentos la intervención de Puigdemont. También el portavoz de DiL, Francesc Homs, y el portavoz socialista en la Asamblea, Ángel Gabilondo, -único cargo político en representación de Madrid- presenciaron la conferencia en la que el 'president' quiso “reclamar la atención debida a un asunto muy importante, en un momento decisivo y con consecuencias de gran trascendencia”, mientras los asientos de Cristina Cifuentes y Xavier García Albiol se quedaron vacíos en unas mesas presididas por una bandera de España y otra de la UE. La otra sorpresa la dio una espontánea que entró al desayuno con una acreditación del partido VOX a grito de "sin democracia no hay libertad" y dejó en la mesa presidencial unas esposas y un ejemplar del código penal.

Detalle de las mesas del desayuno de Carles Puigdemont. (EC)
Detalle de las mesas del desayuno de Carles Puigdemont. (EC)

El que fuera alcalde de Girona tuvo palabras de complicidad para el 'expresident' Artur Mas, a quien además de tenerle aprecio personal, considera "un aliado indispensable". De la misma forma, Puigdemont salió en defensa del regidor de Barcelona, Xavier Trias, después de que la Fiscalía abriera este jueves diligencias contra él por una supuesta malversación de fondos públicos por haber pagado el alquiler del local que ocupa el 'banco expropiado' de Gràcia en la Ciudad Condal durante un año con el fin de evitar disturbios y "ganar tiempo", según manifestó el propio Trias.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios