caixabank evitó la caída de pineda en 2013

Rato levantó el veto de Blesa a Ausbanc y pagó 600.000 euros al año para lavar su imagen

El exvicepresidente del Gobierno utilizó el dinero de Bankia para que todas las publicaciones de Ausbanc apoyaran su gestión al frente de la entidad y contribuyeran a lavar su imagen

Foto: El expresidente de Bankia Rodrigo Rato, a su salida de los juzgados de Plaza de Castilla. (EFE)
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato, a su salida de los juzgados de Plaza de Castilla. (EFE)

El titular del Juzgado central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, considera acreditado que Manos Limpias y Ausbanc se coordinaron para extorsionar a responsables de empresas y bancos con campañas difamatorias y querellas criminales. Sin embargo, otros dirigentes optaron por pagar a ambas asociaciones y utilizarlas para hacer propaganda de su gestión y promocionar su propia imagen. Esto último fue lo que hizo Rodrigo Rato. Según han confirmado fuentes cercanas a las pesquisas, el exvicepresidente del Gobierno pagó durante su etapa en Caja Madrid al menos 600.000 euros anuales a Ausbanc para que todas la publicaciones de la falsa asociación de consumidores respaldaran sus decisiones y ensalzaran su figura.

La llegada de Rato a Caja Madrid supuso un giro en las relaciones que la entidad había tenido hasta ese momento con Ausbanc. Su predecesor en el cargo, Miguel Blesa, se negó hasta su salida a ceder a los chantajes de Luis Pineda, el todopoderoso presidente de la asociación de usuarios de banca detenido el pasado viernes por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. Las fuentes consultadas aseguran que, durante el mandato de Blesa, Caja Madrid no realizó ningún pago a Ausbanc ni a sus empresas satélite, y eso convirtió al entonces presidente de la entidad financiera en uno de los blancos predilectos de las portadas, noticias y columnas de opinión de los diarios y revistas que usaba Pineda para elevar la presión sobre sus víctimas.

Esa oposición también le generó a Blesa serios problemas en los tribunales. Manos Limpias y Ausbanc se aliaron para querellarse contra él por la compra del City National Bank of Florida y la concesión de un crédito impagado de 26,5 millones de euros al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán. Con la ayuda del juez Elpidio Silva, Manos Limpias y Ausbanc consiguieron enviarlo en dos ocasiones a la cárcel.

Cambio radical de Ausbanc

Rato decidió cambiar de estrategia y usar fondos de Caja Madrid y Bankia para conseguir un trato mucho más favorable que el que había tenido su antecesor. Según fuentes cercanas a la investigación, el exvicepresidente del Gobierno negoció nada más llegar a la caja de ahorros un nuevo convenio de colaboración con Pineda para que todas las publicaciones de Ausbanc pasaran automáticamente a defender sus decisiones y proclamar su diligencia como banquero. Para ello, Rato decidió pagar al 'holding' de la asociación de consumidores al menos 600.000 euros al año (IVA incluido) de la propia entidad rescatada, un 50% más de lo que cobraba habitualmente Ausbanc con sus extorsiones.

El acuerdo tuvo pronto un reflejo en las revistas de Pineda, que pasaron de atacar la gestión de Blesa a respaldar cualquier directriz de Rato, por controvertida que fuera. En octubre de 2011, por ejemplo, la revista de Ausbanc 'Mercado de Dinero' publicó una pseudonoticia para apoyar la intervención de un consejero en la asamblea general ordinaria de Caja Madrid que había salido en defensa del exministro de Economía. “Rato afirmó que las cajas de ahorros no son las responsables de los problemas que afectan al sector financiero, postura que coincide con la que mantiene Ausbanc y que viene defendiendo en todos los foros”, señalaba el texto en su segundo párrafo. El artículo también contó que Rato se había mostrado “especialmente receptivo” durante la asamblea y que estaba interesado en el mantenimiento de la obra social de la entidad.

Meses antes, en junio de 2011, 'Mercado de Dinero' había publicado otro artículo alabando el proceso de salida a bolsa de Bankia, un auténtico fiasco que acabó costándole a Rato su imputación en la Audiencia Nacional. Incluso en los primeros meses de 2012, cuando Rato enfilaba ya su salida y la entidad se aproximaba al colapso, 'Mercado de Dinero' siguió respaldando sus decisiones.

La CECA se negó a parar las extorsiones

Las fuentes consultadas precisan que el equipo del actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, que llegó a la entidad en mayo de 2012, rebajó progresivamente el dinero que Rato pagaba a Ausbanc. En ese primer ejercicio, los pagos bajaron a 400.000 euros IVA incluido y en los siguientes años siguieron descendiendo hasta llegar a los 150.000 euros IVA incluido que la entidad abonó a Pineda a principios de este año para cubrir los compromisos de todo el ejercicio.

Según ha podido saber El Confidencial, Bankia intentó a comienzos de 2013 que todas las antiguas cajas de ahorros se pusieran de acuerdo para acabar con las extorsiones de Ausbanc. El movimiento fue liderado por Novacaixagalicia, blanco también habitual de Pineda por negarse a pasar por caja. Con el apoyo de Bankia y otras entidades en una situación simular, el banco gallego llevó los chantajes a la Comisión de Comunicación de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) con la intención de elevarlos al consejo de administración en el que están representados todos los presidentes de estas entidades, para que fueran ellos quienes abordaran el problema. Sin embargo, ni CaixaBank ni la propia CECA (que también lidera CaixaBank desde 2010) aceptaron que se trataran los pagos a Ausbanc. Los chantajes nunca llegaron al consejo de administración de ese organismo y Pineda siguió facturando al menos hasta el pasado viernes más de 12 millones de euros al año. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios