DETENIDO POR BLANQUEO Y ORGANIZACIÓN CRIMINAL

Anticorrupción pide prisión incondicional para Mario Conde, su hija y su abogado

Francisco Javier de la Vega, el letrado que supuestamente ayudó al exbanquero a blanquear 13 millones, declaró que ese dinero proviene de la herencia de la primera mujer de Conde, Lourdes Arroyo

Foto: Mario Conde. (EFE)
Mario Conde. (EFE)

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez Santiago Pedraz que envíe a prisión incondicional al expresidente de Banesto Mario Conde. La fiscal del caso, Elena Lorente, justifica su petición por el riesgo de fuga del exbanquero y la posibilidad de que destruya pruebas o entorpezca la investigación que se sigue contra él por haber blanqueado supuestamente 13 millones de euros desde Suiza, Reino Unido, Holanda y Luxemburgo. La misma medida ha reclamado para su hija Alejandra y el abogado Francisco Javier de la Vega, el supuesto autor del entramado societario a través del cual se repatriaban los fondos. El Ministerio Público solicita además comparecencias semanales para Mario, su otro hijo, también detenido el pasado lunes. Ahora es el juez el que debe decidir.

El defensor del exbanquero, Ignacio Peláez, ha asegurado a las puertas de la Audiencia Nacional que su cliente ha rechazado todas las acusaciones vertidas contra él por la fiscal. Conde, según su defensor, ha asegurado que podrá acreditar el origen lícito del dinero y ha afirmado que los fondos repatriados a España desde diversos paraísos fiscales no procedían de lo defraudado a Banesto durante su presidencia (1987-1993). Peláez ha refutado los argumentos de la fiscal para solicitar cárcel. El abogado sostiene que, durante el cumplimiento de sus condenas, Conde jamás vulneró su libertad condicional o alguno de los permisos que le fueron concedidos. Tampoco cree que pueda destruir pruebas, ya que la investigación se inició hace año y medio.

Durante su declaración, Conde ha negado también que la venta de tres de sus fincas en Mallorca, que fueron decomisadas en la sentencia del caso Banesto, constituyera un delito de alzamiento de bienes. El exbanquero ha asegurado que esas fincas pertenecían a su primera mujer, Lourdes Arroyo, y que, tras el fallecimiento de esta en 2007, fueron sus hijos las que las heredaron, convirtiéndose en sus legítimos propietarios. La Audiencia, en su sentencia del caso Banesto, después confirmada por el Supremo, consideró sin embargo en 2000 que esos terrenos fueron comprados con los fondos presuntamente desviados del banco. Esos inmuebles estaban puestos a nombre de una sociedad controlada por Conde y Arturo Romaní, exconsejero delegado de Banesto. En 2012, la UDEF informó al tribunal de que fueron vendidos a una sociedad luxemburguesa, aunque seguían bajo control del entorno Conde.

El expresidente de Banesto Mario Conde llegó a las 08:54 a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez, que le investiga por blanqueo de capitales y organización criminal, entre otros delitos. El exbanquero ha llegado a las dependencias judiciales en un furgón de la Guardia Civil, procedente de las dependencias del instituto armado en Tres Cantos (Madrid), después de haberse acogido ayer a su derecho a no declarar ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Es una herencia

Ayer, De la Vega declaró ante la Guardia Civil que, por lo que él sabe, el dinero repatriado -más de 13 millones, según Anticorrupción- provenía de la herencia que legó el suegro del expresidente de Banesto y no del saqueo de esa entidad bancaria. Fuentes de la investigación confirmaron el contenido de la declaración que el abogado prestó ante los agentes de la UCO.

El abogado, sin embargo, explicó a los investigadores que pensaba que ese dinero provenía de la herencia de Lourdes Arroyo. Al menos -precisó- esa es la versión que a él le habían dado sus clientes. De la Vega accedió a declarar ante los agentes de la Guardia Civil, algo a lo que se negaron tanto Mario Conde como sus dos hijos, Mario y Alejandra.

Anticorrupción pide prisión incondicional para Mario Conde, su hija y su abogado

Todos ellos, al igual que Francisco de Asís Cuesta, María Cristina Álvarez Fernández y Roland Stanek, han declarado este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, instructor de un caso en el que también fue detenido Fernando Guasch Vega-Penichet, yerno del exbanquero, puesto en libertad a la espera de que el juez decida si le cita a declarar.

Las investigaciones desvelaron que Conde repatrió 13 millones de euros -presuntamente saqueados de Banesto- de ocho países distintos desde 1999. Todos los detenidos en la operación Fénix están acusados de blanqueo, organización criminal, frustración de la ejecución y ocho delitos fiscales, y son sospechosos de crear un entramado de empresas en España y otros países destinado a repatriar y blanquear dinero.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios